miércoles, 31 de octubre de 2012

LOS CRÍMENES DEL AJEDREZ (DAVID J. SKINNER)

                                  



Continuo estas primeras reseñas, con otro libro autoeditado


¿Jaque mate al asesino?


Llegué a este libro a través de un grupo de facebook que no puedo menos que recomendaros: Club de lectura: con un libro entre las manos, un grupo que no sólo está lleno de amantes de la lectura, sino que en él también podréis encontraros entre sus integrantes con unos cuantos escritores, algunos de los cuales ya han publicado sus libros como Amelia Noguera (Escrita en tu nombre), Almudena Navarro Cuartero (La papeleta en blanco), Andrés Pérez Rodríguez (El violinista de Mauthausen), Antonia J. Corrales (En un rincón del alma), Eva García Sáenz (La saga de los longevos), Javier Arias Artacho (Eitana, la esclava judía), Juan Francisco Ferrándiz (Las horas oscuras), Juan Gómez Jurado (La leyenda del ladrón), Pilar Alberdi (La isla de Nam), Pilar Muñoz Álamo (Ellas también viven), Roberto Martínez Guzmán (Muerte sin resurrección) o David J. Skinner (Los crímenes del ajedrez). Hay más, muchos más, siendo más de ciento cuarenta los autores aquí presentes que han publicado libro, unos con mayor participación que otros (no hay como publicar libro para que su actividad aumente) por lo que os invito a uniros al grupo y que los conozcáis personalmente.

A través de un sorteo en dicha página, David J. Skinner promocionaba su libro mediante un sorteo, aunque también daba la posibilidad de ponerse en contacto con él para enviártelo por correo (pagabas al recibirlo por transferencia). Éste último fue el método que yo elegí y en muy poco tiempo llegó hasta mí y, tal como le prometí al autor, he aquí la reseña del libro.



EL AJEDREZ EN LA LITERATURA


No sé quién se ha empeñado en definir el ajedrez como un juego. Bien es cierto que si nos atenemos a la definición del Diccionario de la Real Academia, el juego es un ejercicio recreativo sometido a reglas en el cual se gana o se pierde. Pero eso es suavizar mucho lo que realmente es el ajedrez, donde el carácter recreativo es normalmente superado por su carácter combativo, por el carácter de duelo entre dos mentes. Y lo que lo distingue fundamentalmente de lo que realmente podríamos llamar juegos, es que el azar no influye para nada. No se trata de que en el reparto te toquen unas cartas mejores con la que si eres suficientemente hábil vas a ganar. Aquí todo está repartido por igual, y la única ventaja es la de aquel que sale el primero (el que juega con blancas), una ventaja que queda compensada en la siguiente partida, pues cambia el color para cada jugador.

Pensaba que era original en dicho pensamiento, cuando me encuentro con el siguiente texto de Stefan Zweig extraído de El jugador del ajedrez :
Pero llamarle juego, ¿no es limitarle injuriosamente? ¿No es también una ciencia, un arte algo sutil que está suspendido entre uno y otro jugador, como el féretro de Mahoma entre el cielo y la tierra? El origen del juego del ajedrez se pierde en la noche de los tiempos, y, sin embargo, resulta siempre nuevo; su marcha es mecánica, pero su resultado se debe siempre a la imaginación de los jugadores.



Es este concepto de duelo de mentes el que ha sido aprovechado por la literatura para servir de punto de partida a algunas novelas. Ideal para cuando lo que se plantea es una novela de misterio, pues el ajedrez en si mismo es un misterio, un duelo de estrategias, en el que el modo en que cada jugador plantea su partida es en gran manera un fiel reflejo de su personalidad.


No son pues raros los libros que tienen el ajedrez como protagonista:
- El ocho de Katherine Neville donde sus protagonistas buscan un antiguo ajedrez perteneciente a Carlomagno, cuyas piezas están relacionadas con secretos de la alquimia.
- La tabla de Flandes de Arturo Pérez Reverte, donde un cuadro del siglo XV refleja una partida de ajedrez en la que se esconde un secreto.
- La máquina de ajedrez de Robert Lorh, donde en el siglo XVIII una prodigiosa máquina automática era capaz de ganar a los más prestigiosos jugadores de ajedrez.
- Alicia a través del espejo de Lewis Carrol: Continuación de Alicia en el pais de las maravillas.


Esos son algunos ejemplos de los que he leído y recuerdo. Pero hay muchos más. He aquí algunas:
La Defensa de Vadimir Navokov.
El Jugador de Ajedrez de Maelzel de Edgar Allan Poe
La variante Lüneburg de Paolo Maurensig
El adversario de Ellery Queen
El Hombre que Calculaba de Malba Tahan
El hacedor de Jorge Luis Borges
Ciudadela de Antoine de Saint-Exupéry
Como acabar de una vez por todas con la Cultura de Woody Allen
La partida nunca acaba en tablas de Icchokas Meras
El maestro y el escorpión de Patrick Séry
Gambito de caballo de William Faulkner
La ciudad es un tablero de John Brunner
Los cuatro grandes de Agatha Christie
El tablero prodigioso de Padgett Lewis
El gambito de las estrellas de Gérard Klein
El tablero de la creación de D.Donay
El alfil asesino de Van Dine
Murphy de Samuel Beckett 


Aa esta lista hay que sumar ahora Los crímenes del ajedrez donde cada uno de sus ocho capítulos lleva cmo título una de las figuras del ajedrez. Figuras que se hacen corresponder a alguno de los personajes que intervienen en la novela.´




DAVID J. SKINNER


Ya me pasó hace poco con un autor catalán, que a pesar de firmar con su nombre real Tony Hill, parecía que dicho nombre era un pseudónimo para hacerse pasar por extranjero y vender más. Es el mismo caso de David J. Skinner, nombre real del autor de Los crímenes del ajedrez, con ese apellido que me trae recuerdos del jefe de los agentes Mulder y Scully de Expediente X.
Pero David es un madrileño (por lo menos de nacimiento) de 38 años, de padre americano (de ahí su apellido) y madre española que un día decidió lanzarse a la aventura de la escritura y a mediados de 2011 comenzó a escribir novela y ya tiene, según nos dice en la contraportada del libro tres novelas que próximamente serán publicadas.
Miwentras tanto ha ido matando el “gusanillo” con relatos cortos que han sido emitidos por la emisora Radio 21 o que incluso como ”El hombre eterno” ha sido finalista del Segundo Certamen de Relato TerBi.




ARGUMENTO



Van ya cuatro crímenes sin solucionar pero relacionados entre sí, porque junto a la víctima aparece una pieza de ajedrez. Lo que no ha trascendido a la prensa es que en el interior de las gargantas de las víctimas aparece la pareja de la pieza depositada junto a él.
Tres personas están empeñadas en solucionar los casos y encontrar al asesino:
-Fernando Roca, comisario de la Brigada de Homicidios de la Policía Judicial encargado del caso, y al que más le vale encontrar al asesino, porque le va el puesto en ello.
-Andrés Núñez, inspector de policía que tiene que luchar contra sus problemas alcohólicos y resolver el caso, única manera de ser rehabilitado en su puesto y evitar la expulsión del cuerpo.
-Carlos Sanz, periodista y fotógrafo, que está consiguiendo gracias a un chivatazo las fotos y las primicias del caso. Para él resolverlo sería la manera de conseguir de una vez por todas el reconocimiento que le es negado por sus compañeros de profesión.


Motivos distintos pero un mismo objetivo. ¿Conseguirá el asesino escapar a esta triple persecución?



IMPRESIÓN PERSONAL


Me gustan la novela negra y su hermano pequeño, la novela de intriga. De ahí que la combinación entre novela de intriga, que eso era lo que de entrada parecía y en la práctica es esta novela, con el desafío que supone toda partida de ajedrez, hicieron que me animara a leer esta novela, en una época en la que no estaba sobrepasado por novedades literarias. Creo que merece la pena arriesgarse un poco con nuevos autores, por lo que suponen de aire fresco, de ideas nuevas, de argumentos novedosos. O no, porque algunos se limitan a contar las mismas historias de siempre, con los mismos argumentos de siempre, pero sin el oficio que dan los años de escritura.
Teniendo en cuenta el precio que tienen los libros de estos autores, bien merece la pena el riesgo, sabiendo además que el dinero no va a ser para las editoriales sino para ellos mismos, como es el caso de el libro que hoy traigo a vuestra consideración.


Lo primero que me llamó la atención al recibir el libro fue su extensión: poco más de cien páginas. Ideal para leerlo de una sentada, como así hice, pero que al mismo tiempo me planteaba de entrada una duda: ¿se trata de un relato largo o de una novela corta?
Una pregunta que sólo se puede resolverse leyendo el libro. Me quedó claro nada más empezar a leer, que no se trata de un relato, pues no tiene la estructura del mismo sino la de una novela. Estamos pues ante una novela corta. Y es esta extensión donde se concentran la mayor parte de los problemas de la novela, pues si bien el argumento de partida, el planteamiento del caso y la resolución del mismo están conseguidos, la corta duración de la novela impide una mayor profundización en los personajes
Me quedé con la impresión de que parece más un buen guión cinematográfico, cargado de acción e intriga, que de una novela. Como el propio autor nos dice en el prólogo de la novela, «la localización de la misma no es lo importante. Lo importante eran los personajes.» Es cierto, la acción puede transcurrir en cualquier gran ciudad, tanto de España como del extranjero. También es un acción la elección de los tres protagonistas entre los que se reparte la trama. Muy lejos de ser héroes, pues sus aciertos son compensados con sus defectos, pues el egoísmo es el motor de sus actos.
Pero la buena elección de los personajes se ve contrarrestada por el poco tiempo que puede dedicarles a los mismos, por eso al contarlos con cuatro pinceladas, da poco lugar a los matices, con lo que es difícil no caer en estereotipos.Y el mayor de ellos es el del policía alcohólico, demasiado repetido ya en la novela negra desde que Philip Marlowe nos propusiera su cínico y borrachín detective. Tanta novela negra voy leyendo, que en cuanto el protagonista es alcohólico me pongo en guardia y predispuesto en contra. Claro que puedes encontrarte con excepciones como el protagonista de las novelas de Jo Nesbo, que sirven a su autor para bucear en el infierno del alcoholismo, que no tiene nada de anecdótico ni divertido en sus libros.


Una lástima que el libro se quede a medio camino. O tal vez es que soy muy exigente y piense que la idea original era lo suficientemente buena para desarrollarla más. O dicho de otra manera, creo que al autor le ha faltado un poco de ambición para ir más lejos.

No quiero sin embargo que os quedéis con la sensación de que no merece la pena leer esta novela, porque todos los aficionados al género de intriga disfrutaréis de su texto, con una tensión creciente según pasan las páginas, con una trama que cuanto más soluciona más se complica, hasta llegar a un final en que todas las piezas encajan. 
También me ha gustado esa original manera de presentarnos los capítulos, por más que puede ser opinable la adjudicación de cada pieza a un personaje, que recuerda a aquel juego en que se atribuye a una persona las cualidades de un animal, una flor, o como es ahora el caso, de una figura de ajedrez, cuyas características se nos recuerdan en un brevísimo resumen al comenzar el capítulo.

Una pequeña pieza que puede ser muy útil como lectura intermedia entre dos de esos libros cuya lectura deja al lector agotado física y mentalmente.






¿CÓMO CONSEGUIR EL LIBRO?

El precio de la novela es de 9,95 €.
Para los que no queráis esperar a su venta en librerías, recordaros que podéis escribir un mensaje a DavidJSkinner@hotmail.es para recibirla por correo, sin ningún gasto de envío. Además, de esta forma podréis tener el ejemplar dedicado.
El pago se realiza por transferencia una vez recibido el libro.






Puede leerse en su página en facebook (losccrimenesdelajedrez:
Para todos los que preferís hacer la compra físicamente, en la Librería Miraguano de Madrid (c/ Hermosilla, 104) tienen ya unos cuantos ejemplares. Si queréis llamar antes para comprobar la disponibilidad, el teléfono es el 914016990, y el e-mail miraguano@miraguano-sa.es





VALORACIÓN: 6/10





Si quieres conocer más reseñas de novela negra, pincha AQUÍ

lunes, 29 de octubre de 2012

LA SAGA DE LOS LONGEVOS (EVA GARCÍA)


              


Quiero que las primeras reseñas estén relacionadas con el mundo de los nuevos escritores, aquellos que se autoeditan o que recurren a Kindle para hacerlo. ¿Qué mejor libro para continuar con esta línea que La saga de los longevos?.Es el sueño de todos los autores que empiezan: conseguir dar el salto desde Kindle a una editorial que los publique en papel. Y si encima es una de las grandes como la Esfera de los libros, mejor que mejor.





10.300 años de experiencia en un cuerpazo de 30 años





Aún no ha acabado el año ni he empezado con mi resumen anual de lecturas (este ha sido un año fructífero que acabará con no menos de setenta libros leídos), pero ya sé que La saga de los longevos estará entre mis libros más destacados del año 2012. Y eso a pesar de que no le he concedido las cinco estrellas, un privilegio reservado para libros muy determinados, aunque no sean tan entretenidos ni tan adictivos como esta saga que vengo a traer a vuestra consideración.



GENERACIÓN KINDLE

Así titula su artículo la revista Qué leer a propósito de esta novela de Eva García Sáenz Y es que aunque yo haya leído este libro en edición de papel, una edición por cierto muy cuidada a la que llegaré posteriormente, su andadura es la de muchos escritores que han visto en Internet una manera de dar a conocer sus escritos. Y algunos no solo los dan a conocer, sino como es el caso de Eva García Sáenz, dan el salto a las grandes ediciones de papel.
Evidentemente este final feliz, casi un “happy end” de película americana, de gloria al triunfo de una persona que ha conseguido el éxito a base de esfuerzo y tesón personal para salir desde la nada, no es por desgracia el habitual, pero si que está marcando el camino para muchos escritores.
Escritores que hasta ahora y tras pasar el peregrinaje de editoriales con el borrador de su libro debajo del brazo, tras el rechazo de todas ellas (me pregunto cuántas de estas editoriales estarán ahora tirándose de los pelos), recurrían a autoeditar el libro por un módico precio. Un libro que en la práctica solo llegaría a las estanterías de familiares y amigos.
Aquí es donde irrumpe Amazon para revolucionar completamente el mercado del libro, ante el pavor de las grandes editoriales, que piensan que están tirando los precios y destrozando el mercado. Y es que Amazon permite publicarlo gratis en ebook a cambio de un porcentaje de las ventas.
Y no nos engañemos, los lectores habituales preferimos el formato de papel, pero no despreciamos el placer de leer, o la comodidad que en muchos casos ofrece este formato de libro electrónico. Eso sin contar el acceso que permite a libros que en muchos casos no están disponibles en otro formato. Eso sin contar el precio, porque ¿quién se arriesga a comprar por veinte euros un libro de un autor desconocido? Nadie (o casi nadie). En realidad, por el precio que tienen muchos ebook, ni de autores conocidos estoy dispuesto a gastarme el disparate que piden por ellos. Resultado, el pirateo de libros electrónicos está a la orden del día. Pero ¿para qué piratear un libro que puedes obtener legalmente por un precio que oscila entre uno y tres euros?
Las consecuencias no se han hecho esperar en el mercado digital, pues autores noveles y desconocidos están obteniendo unas ventas sorprendentes, apoyados en muchos casos por las redes sociales o los blogs literarios (¿cuándo me animaré con el mío?) que los dan a conocer y los promocionan de un modo gratuito (este mismo escrito no dejará de ser una promoción gratuita por mi parte de esta entretenidísima novela). Incluso autores superventas se han apuntado a esta tendencia, como es el caso de Juan Gómez Jurado (un autor que ya he recomendado en otras ocasiones por lo amenas que son sus novelas) y que acaba de poner una de sus últimas novelas (El emblema del traidor) a 1,49 €.


Algunas ventas llegan a ser tan importantes que llaman la atención de grandes editoriales, como ha sido el caso de La saga de los longevos por la que finalmente ha apostado La Esfera de los libros, que la he editado a un precio inferior a los 20 euros, con una tirada inicial de 10.000 unidades que ya ha sido rebasada y dado pie a una segunda edición. ¿Cuántos libros de grandes autores lo consiguen? No tantos, a pesar del gran aparato promocional que les apoya.

Enhorabuena pues a Eva García Sáenz, esta vitoriana afincada ahora en Alicante y madre de dos niños (uno de ellos Adrián ha dado pie al nombre de Adriana, la protagonista del libro)




LA SAGA DE LOS LONGEVOS

«Nacimos cerca de Santander en la actual España, hace varios milenios en una época que hoy llaman la Prehistoria. Nos referimos a nosotros mismos como los longevos porque ni tu, ni yo, ni tus dos hermanos hemos envejecido más allá de los treinta años, pero somos los únicos a los que les ocurre, así que cambiamos periódicamente de lugar y de identidad para no ser descubiertos.
(...) Ojo: somos longevos, no inmortales. Si te pegan un tiro, te vas al cajón como todo hijo de vecino.» (Página 12)


La amnesia de Iago, el protagonista, nos permite desde las primeras páginas saber a qué nos enfrentamos. A una familia, aunque con unas características muy peculiares:
«T.O.F. Son las iniciales de The Old Family: la vieja familia. La Vieja Familia somos nosotros. Creemos que somos la familia más antigua del mundo. Héctor es nuestro padre, Kyra Jairo y yo somos medio hermanos de distintas madres y distintas épocas.» (Página 279)


Su constante deambular los ha llevado ahora hasta Santander, donde tienen montado un museo. Una mera tapadera para investigar lo que realmente les interesa: por qué son longevos y por qué no todos sus hijos adquieren esa peculiaridad. Y es que alguno de ellos quiere formar una auténtica familia, tener hijos que como ellos sean longevos.

Pero su vida y su silenciosa existencia van a quedar patas arriba cuando contratan para el CAM a Adriana Alameda, una joven arqueóloga.




PERSONAJES

Podéis encontrar una buena descripción de los personajes hecha por la propia autora en su blog, un blog que creó para promocionar su libro: http://laviejafamilia.com/. Pero he aquí mi propia visión de dichos personajes:

Iago del Castilo
El protagonista de la novela. Un hombre que aunque no puede tener las cuentas muy claras, nació hace unos 10310 años, por más que sólo aparente unos treinta. Todo un tipo de uno noventa de estatura y con unos ojos azules como el mar (la descripción puede llegar a rozar la de una novela rosa) que trae locas al 25% del personal del MAC (Un 25% se decanta por su padre, otro 25% se decanta por su padre y el 25% que queda se inclina por los tres)
Aunque el tiempo debería cerrar y cicatrizar las heridas, lo cierto es que lleva arrastrando las suyas desde hace muchos años. Algunas más recientes como la muerte de uno de sus hijos, aún la lleva en su memoria. De hecho, es un ex-alcohólico.
Considerado por todos como el cerebro de la familia


Adriana Alameda
Nacida en Santander, lleva media vida huyendo de su pasado, de la sombra de una madre que se suicidó. O al menos esa es la versión oficial, algo que se niega a creer pues lo hizo tras una fuerte discusión entre ambas. Huir es fácil para ella, pues basta con ir de una excavación arqueológica a otra.
Ha vuelto a Santander para quedar en paz con su pasado y para ello va a trabajar en el MAC. Evidentemente quedará perdidamente enamorada de Iago. Inevitablemente, porque es la historia amorosa de la novela.



Héctor del Castillo
Es el padre de las criaturas. Nacido hace ya hace la friolera de 28.00 años en la cueva del Castillo de Monte Castillo (Cantabria) Su gran obsesión es mantener unida a la familia, algo nada fácil pues los hermanos llevan a la greña la friolera de 2.700 años, o sea, desde que nació Jairo. Y como suele pasar en todas las familias, siente debilidad por uno de sus hijos, y este no es precisamente el que le da las alegrías.



Jairo del Castillo
Nació hace 2.700 años en Escitia, un pueblo de duros guerreros esteparios que marcaron su carácter duro. Su ocupación fundamental es ligar, pues es un mujeriego compulsivo, que disfruta los viernes con rubias explosivas con las que se va de tres en tres. Para él la vida es una complicada partida de ajedrez, un juego que domina y le apasiona.
Desprecia a los que no son longevos, a los que denomina "efímeros". Pese a que es estéril, su obsesión es tener hijos longevos. Es el contrapunto malévolo de la familia, imprescindible en una narración.



Kyra de Castro
Es la hermana pequeña, pues nació hace apenas 2.500 años en la Galia. Aún tiene más obsesión que su hermano Jairo por tener hijos longevos, especialmente después de que su marido y sus dos hijos murieran en un accidente de tráfico,algo que ha marcado su carácter, ya de por sí muy reservado.






EL LIBRO

La primera afirmación sobre este libro es que es una novela difícilmente catalogable. En ese afán notorio de poner etiquetas y clasificar todo en su estante adecuado, La saga de los longevos no termina de encajar en ninguna categoría. Tan inclasificable que len amazom (responsable de su éxito inicial) lo encuadran en ciencia, tecnología y medicina (donde es el más vendido) o en Fantasía, terror y ciencia ficción (donde ahora mismo es el número dos). Evidentemente en lo de ciencia no encuadra y hablar de este libro como una novela de ciencia ficción, solo puede servir para despistar al personal, porque la especulación científica es mínima.
Tampoco sería disparatado considerarla una novela histórica. Es más, en muchos momentos podríamos considerarla como tal, pues recrea varios momentos del pasado, algunos como el de la vida de los escitas para mi totalmente desconocidos. De hecho como novela histórica se catalogan todos los de la saga de "El Clan del Oso Cavernario", y aunque no con tanto detalle, el libro también entra a hablarnos del hombre prehistórico, bien es verdad que echándole mucho sentido del humor, porque el protagonista no puede menos que reírse par sus adentros de los supuestos conocimientos de la época que tienen los historiadores, para los cuales nada que no pueda tener una prueba material no existe.


Y hablando de pruebas materiales, el MAC (Museo Arqueológico del Cantábrico) propone un nuevo modelo de museo, que es justamente lo que más me llamó la atención (reproducción de la cueva aparte) de la neocueva de Altamira. Porque ¿a quién puede llamarle la atención ver puntas de flecha o agujas de coser? Lo que allí nos presentan son representaciones de cómo y para qué se utilizaban esos objetos.

Puede afirmarse que hay dos protagonistas absolutos: Iago y Adriana. El libro está narrado desde sus respectivos puntos de vista, que van alternándose en la narración. Dos visiones de la vida completamente distintas, fruto de la diferente experiencia vivida y de
sus expectativas de futuro. Pero con un punto en común: el dolor por la pérdida de seres queridos.


Hay que destacar la portada del libro, que no es una imagen cualquiera, sino la del monumento a los muertos en el incendio de Santander, cuando un barco explotó en el puerto y se llevó media ciudad por delante en un pavoroso incendio. Una imagen en la que aparecen representados los protagonistas longevos de la novela.






IMPRESIÓN PERSONAL

Comenzaba esta reseña diciendo que La saga de los longevos figurará entre mis libros favoritos del 2012 pese a no darle las cinco estrellas. Y es que para esas cinco estrellas a un libro le pido algo más, un plus difícil de definir pero que requiere una carga sentimental y de profundidad en los personaje que aquí no encuentro.

Dudaba en qué categoría incluir esta novela y bien pudiera haberlo hecho en la de bestsellers. Es cierto que esa es una clasificación que muchas veces se usa con un cierto tono despectivo, aunque la calidad de unos a otros varía mucho. Incluso los mejores son lo que yo califico libros de usar y tirar, que e entretengo leyéndolos pero al poco de haber terminado su lectura ya no me acuerdo de nada.
Ahí radica la diferencia de La saga de los longevos, pues a pesar de compartir con esos bestseller su ritmo ágil y una lectura muy adictiva, al terminar su lectura me ha dejado un cierto poso, una sensación de que no va a ser fácil olvidarme de esta historia ni de sus protagonistas.

¿Tendrá continuación la historia? Se lo he preguntado directamente a la autora, que no ha querido decirme nada al respecto, pero sospecho que si puede tenerlo. El final abre la puerta a ello, no porque la historia no quede cerrada sino por el giro que toma la narración en las últimas palabras del libro.
Bien pensado, no es difícil continuar la historia, porque la autora tiene ante sí diez mil años de historia para escoger los momentos de la misma en la que más le guste poner a su protagonista. Y en ellos puede correr cualquier tipo de aventura que la autora tenga a bien imaginar.


Lo cierto es que, tenga o no continuación esta historia, espero con expectación la próxima novela de Eva García Sáenz.

Tiene un defecto difícil de corregir este libro: es español. Si hubiese sido escrito por un autor extranjero y en manos de una gran multinacional, ya se hubiera convertido en el gran fenómeno de ventas del año. Y es que La saga de los longevos me recuerda al mejor Michael Crichton, con ese toque de aventuras, ciencia e historia. Solo que ambientada en una ciudad española como Santander.


Mi recomendación final es que si quieres leer una novela muy entretenida cuyas seiscientas páginas se te pasarán en un suspiro (letra grande y numerosos capítulos), no lo dudes, La saga de los longevos no te defraudará. El precio no puede ser una excusa, porque la cuidada edición en papel no tiene un precio excesivamente alto, y la edición en ebook de amazom tiene un precio realmente barato.



Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles



DATOS TÉCNICOS

Editorial: La Esfera de los libros
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas:585
PVP: 19,90 €
Ebook: 2,99 €




VALORACIÓN: 9/10













jueves, 25 de octubre de 2012

MUERTE SIN RESURRECCIÓN (ROBERTO MARTÍNEZ GUZMAN)

La asesina de la pelota de golf




FICHA TÉCNICA


Título: Muerte sin resurrección
Autor: Roberto Martínez Guzmán
Páginas: 230
PVP: 2,69 € (Amazom)


               








Quería que mi primera reseña literaria fuera para un autor poco conocido, un ejemplo de como con tesón puede uno abrirse camino en el difícil mundo de las letras, en su caso gracias a amazom, donde después de 110 días dentro del Top 100, sigue encabezando la lista de libros más vendidos en la categoría de "Policíaca, negra y suspense". Ese honor le corresponde a Roberto Martínez Guzmán y su novela Muerte sin resurrección.









No. La novela negra no es sólo nórdica. De hecho su origen tampoco está en los países escandinavos como algún recién iniciado al género podría pensar, pues los grandes del género hay que buscarlos al otro lado del charco.
La novela negra es también cosa de los españoles. Y tenemos unos cuantos grandes en este género, desde Eduardo Mendoza y Vázquez Montalván en Cataluña a Lorenzo Silva en Madrid. Pero estos solo son la punta del iceberg de una cada vez más abundante, prolífica y conseguida novela negra actual.
Pero no todo ha de ser Madrid o Barcelona, que se están sumando al género autores de todas las partes de nuestra geografía y Galicia no podía ser una excepción. Por eso a Domingo Villar hay que agregar ahora otro joven autor: Roberto Martínez Guzmán

Novela negra, muy negra, como la sotana del cura que aparece en las primeras páginas del libro. Aprovecho para hacer una aclaración: Pese al título de la novela, pese a esa primera página con la psuedoconfesión de una mujer a un sacerdote, o de esas líneas en su contraportada, no se trata de una novela en la que la iglesia tenga protagonismo:

«Domingo de Ramos.
En el corazón de Vigo, a la una del mediodía numerosas personas se dan cita en el interior de la Iglesia de Santa María para celebrar el inicio de la Semana Santa.
El aroma a laurel, oliva e incienso lo inunda todo, el calor es insoportable y desde el altar, el párroco se afana en explicar el significado de la pasión y muerte de Cristo dificultado por la enorme multitud ue se concentra dentro del templo.
En un lateral, en la estricta intimidad de un confesonario, una enigmática mujer de rasgos casi perfectos explica con serenidad al joven sacerdote la motivación que ha guiado su vida durante los últimos seis años, pero también un más que inquietante futuro próximo.»


Como buena novela negra, lo de menos en la intriga es el “¿quién?”, sino el ¿por qué?, pues ya desde las primeras páginas sabemos quién es la asesina. Pero ¿qué tienen en común las distintas víctimas? Porque lo que parece claro es que sus muertes no son fruto del azar sino de un cálculo muy bien meditado y planificado.
Una novela que se desarrolla en Galicia, fundamentalmente en la ciudad de Ourense. Lógico si tenemos en cuenta que de allí es el autor de la misma. Una novela tan imbricada en el paisaje gallego, que perdería mucho si trasladásemos la acción a otro punto.





¿CÓMO LLEGUÉ A "MUERTE SIN RESURRECCIÓN?"

Facebook, se ha convertido no solamente en una fuente de conocimientos literarios, sino en la entrada de numerosos libros a mi casa gracias a los concursos que cada vez con mayor frecuencia pueblan este espacio virtual.
Ese ha sido el caso de Muerte sin resurrreccion al que llegue gracias a uno de estos concursos, creo recordar que en este caso a cargo del propio autor. El caso es que llegó hasa mí con la firma y la dedicatoria del autor en una edición especial en papel.
Ahora mismo el modo más sencillo de adquirirlo es en el formato kindle en amazom, al precio de 2,69 €. Y cabe destacar que es todo un éxito de ventas, pues lleva ya como decía en la introducción más de cien días entre los cien más vendidos.




ARGUMENTO

El Domingo de Ramos, una mujer confiesa a un sacerdote sus planes, aquellos que lleva años preparando y que tendrán lugar durante la Semana Santa. Una semana que puede costarle la vida a siete personas, una por semana.
Porque cada día de la Semana Santa irá dejando tras de sí una nueva víctima, sin más pistas que una pelota de golf que deja junto a los cadáveres. La policía no tiene pistas, aunque no tardará en saber quién es la responsable de los crímenes que se están sucediendo.
Pero ¿qué relación tienen entre sí personas tan aparentemente dispares como un estudiante de Lugo que estudia derecho en Ourense, un joven empresario que tiene una empresa de reciclaje en un polígono industrial a las afueras de Ourense o un portero de discoteca cuyas preocupaciones son su cuerpo, los coches y las mujeresd?
En una carrera contrarreloj la policía intenta averiguar cuál es la conexión entre las víctimas para tratar de evitar que los crímenes continúen.





IMPRESIÓN PERSONAL

Tiene esta novela un arranque muy a lo Alfred Hitchcock, con esa terrible confesión (inevitable recordar “Yo confieso”) de los planes que para la semana que viene tiene una bella mujer. Planes y confesión que no se detallan pero que se intuyen, porque pronto los hechos vienen a confirmar nuestras suposiciones. Me asaltaron las mismas preguntas que cuando vi la citada película, porque el secreto de confesión tiene unos límites, la confesión en la película no dejaba de ser otra cosa que una trampa del asesino para quitarse de encima al que podría ser un testigo en su contra. ¿Por qué el cura calla cuando su obligación sería la de denunciar el caso para evitar el horror que va a venir a continuación?.
Una escena inicial que no deja de ser uno de esos juegos que el director de cine usaba con tanta frecuencia, apenas una excusa para poner en marcha la acción, porque pronto nos olvidamos de este capítulo que sólo tendrá sentido al final de la novela, con la culminación de toda la acción.Pero a pesar de que haya empezado hablando de que el libro en principio podría asemejarse con un guión cinematográfico, lo cierto es que se parece mucho más a un álbum de fotos. Muchos de los capítulos son instantáneas fotográficas. Unas fotos muy descriptivas que nos muestran un momento muy concreto, que nos muestran el presente de cada personaje. Y como buenas fotos, no dejan de ser una trampa para el ojo del observador. Porque una instantánea del presente objetivamente es cierta, pero al mismo tiempo es falsa, porque el presente no existe, no es nada sin el pasado. Y es precisamente ese pasado el que el autor nos oculta. El pasado no queda nunca atrás y ahora vuelve para exigir cuentas.
Inevitable otra cita cinematográfica: “Sé lo que hicisteis el último verano”.


Me ha gustado mucho la capacidad que tiene el autor para en breves líneas mostrarnos esa instantánea de cada personaje. Podemos tener una imagen muy nítida de cómo es cada uno. Pero insisto, de cómo es, no de cómo fue. Ese es el gran secreto con el que el autor juega hasta los últimos capítulos, en los que ya no le queda más remedio que poner sus cartas al descubierto.
Curiosamente, el personaje peor trazado, aquel sobre el que la foto parece más borrosa es el de la inspectora encargada de la investigación. Y digo curioso, porque toda novela negra tiene al frente de la misma la figura de un investigador, sea o no privado, sobre el que pivotará una serie. No parece el caso, porque en este caso es el más flojo de todos los personajes que en esta novela aparecen. Unos personajes dotados de gran personalidad sobre los que destaca muy por encima de todos, el de Emma, la asesina.
Si bien normalmente la novela negra se caracteriza por un lenguaje directo, aspero en muchas ocasiones, choca ver que nos encontramos ante una novela negra que tiene momentos de gran lirismo. Y es que hay muchas maneras de narrar una misma escena y Roberto opta por un lenguaje más poético, mucho más lírico. Aún guardo el recuerdo de dos escenas, cargadas de dramatismo, pero a las que el autor ha sabido darles un aire distinto. Una de ellas es un suicidio y la otra corresponde a una escena en la estación con una madre angustiada ante la decisión que debe tomar para salvar la vida de su hijo.

Y puestos a elegir, tampoco ha optado por un lenguaje cargado de humor, ese humor negro, cínico y mordaz tan típico de la novela negra y que dicho sea de paso a mi tanto me gusta. No importa, ese no es su estilo y el resultado final no deja por ello de ser brillante.
Por último, celebrar el encontrar otra muestra de una novela negra gallega. Y es que difícilmente podría situarse la acción de esta novela en otra región. O por lo menos, sería muy difícil ubicarla en una gran ciudad como Barcelona o Madrid, porque parte del encanto y de las situaciones es posible por tratarse de una ciudad gallega.
También sería muy difícil concebir en una gran ciudad, tan laica como son las grandes capitales españolas, el moralismo y el sentido de justicia que acompaña a la protagonista. La acción no hubiera transcurrido nunca en Semana Santa ni hbiera tenido el mismo sentido.

Hay alguna pequeña errata en el texto. Normal por tratarse de un texto autoeditado. Claro, que hay textos que tras pasar por las manos de correctores profesionales tienen más fallos que los que he podido encontrar en esta novela.




CONCLUSIÓN FINAL

No estamos ante una novela perfecta. Pocas lo son. Pero si ante un relato lleno de intriga e imaginación que nos hará pasar un rato entretenido durante su lectura. Una lectura que como es obligado en el género, capta tu atención desde las primeras páginas.
Quedo a la espera de la próxima novela de este autor, pues si con la primera ha sido capaz de crear este texto en el que no solo interesa la intriga sino esas instantáneas que es capaz de mostrarnos de sus personajes, con la segunda solo cabe esperar más y más de él.Una lectura recomendable para todos los amantes de la buena intriga.



Si queréis saber más de su autor, podéis seguirle en facebook:
http://www.facebook.com/roberto.martinez.guzman






VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ




Analytics