sábado, 12 de enero de 2013

EL LEJANO PAÍS DE LOS ESTANQUES (LORENZO SILVA)

El lejano país de los estanques

Lorenzo Silva



FICHA TÉCNICA

Título: El lejano país de los estanques
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa blanda
PVP: 17,00 €
Ebook: 4,99 €







Encuadernación: Tapa blando bolsillo
Páginas: 304
PVP: 6,95 €







LORENZO SILVA



Lorenzo Silva (Madrid, 1966) acumula en su haber algunos de los premios literarios más prestigiosos de este país, como el Premio Nadal (2000 por El Alquimista impaciente), el Premio Planeta (2012 por La marca del meridiano), el Premio Primavera (2004 por Carta Blanca).


Lo más conocido de él es su serie sobre una pareja de la Guardia Civil (Bevilacqua y Chamorro), pero además de novela negra (es el organizador del prestigioso Getafe Negro), también ha escrito libros de relatos, libro de viajes y novelas de todo tipo.
Música para feos es la última novela que ha publicado, un nuevo giro a su carrera, pues se trata de una novela donde lo importante son los sentimientos.

Las novelas de Lorenzo Silva de las que podéis encontrar reseñas en este blog son:




Belvilacqua: De psicólogo en paro a Guardia Civil



ARGUMENTO de EL LEJANO PAÍS DE LOS ESTANQUES


En un chalet de Mallorca aparece muerta Eva Heydrich, una bella ciudadana austriaca. El chalet está alqu8ilado por una suiza de cincuenta y ocho años ahora desaparecida: Regina Bolzano, que pasa largas temporadas en la zona y que hasta ahora no había causado ningún problema.
En una isla como Mallorca llena de alemanes (teutones a la parrilla los llama el comandante Pereira), la muerte de uno de los suyos, o casi, requiere una rápida solución, por lo que la comandancia de Mallorca reclama la ayuda de la Unidad Central, por lo que Bevilacqua es llamado para pasarse unas “vacaciones” en Mallorca y resolver el caso.
No va a hacer el viaje solo, pues como tapadera va a ir con él otra agente con la que se harán pasar por una pareja de veraneantes. Y la  agente designada es Virginia Chamorro, una inexperta agente llena eso sí de ganas empeño. La elección de esta compañera no es del agrado de Bevilacqua, acostumbrado hasta ese momento a trabajar solo, y que puesto a tener un ayudante querría alguien más experimentado a su lado.
Con una casa alquilada cerca del lugar del crimen, Bevilacqua y Chamorro tendrán que introducirse en el ambiente de los clubes nocturnos de la zona, frecuentar las playas nudistas por las que se movía la asesinada y su presunta asesina. Un ambiente cargado de promiscuidad sexual en la que la distinción del sexo de cada uno parece ser lo de menos.

Puede resultarnos un tanto peculiar el título de esta novela. Procede de una cita de Virginia Wolf que escribió hacia el año 1930 y que se menciona de un modo adecuado en el libro:
«Y el tigre saltó, mientras la golondrina se mojaba las alas en oscuros estanques, al otro lado del mundo.» (Página 185)







EL LEJANO PAÍS DE LOS ESTANQUES



Poco podía imaginar Lorenzo Silva lo que esta novela iba a representar tanto para su carrera literaria, como para sus ingresos económicos. No creo que en ningún momento pudiera llegar a imaginarse que estaba empezando con El lejano país de los estanques a escribir una serie que iba a reportarle algunos de los más prestigiosos premios literarios de este país como el Premio Nadal (El alquimista impaciente) o el Premio Planeta 2012 (La marca del meridiano)

Tampoco voy a dármelas yo de profeta, porque tras la lectura de El alquimista impaciente no volví a retomar la serie hasta muchos años después, quedándome pendiente precisamente la que os traigo hoy aquí, el comienzo de la serie.

Una de las peculiaridades de esta serie es que avanza en tiempo real. Si un libro acaba la acción en el 2002, se retoma de manera que los hechos finales del mismo ocurran en el momento en que se publica la novela, con lo cual los acontecimientos dela vida en España van reflejándose en ella. Como también se refleja el que Bevilacqua el protagonista de la misma, y Lorenzo Silva tengan prácticamente la misma edad, con lo que la experiencia vital, el influjo del paso del tiempo del autor pueda verse reflejado de un modo muy real en su personaje.



Las novelas que componen hasta ahora la serie son las siguientes:

-El lejano país de los estanques (1998). Premio El Ojo Crítico 1998.
-El alquimista impaciente (2000). Premio Nadal.
-Nadie vale más que otro, cuatro asuntos de Bevilacqua (2004).
-La reina sin espejo (2005).
-La estrategia del agua (2010)
-La marca del meridiano (2012) Premio Planeta




El cine nos tiene acostumbrados a las precuelas, ese volver, normalmente cuando se acaban las ideas, al origen de unos personajes que ya tenemos muy conocidos. Véase por ejemplo La guerra de las Galaxias que tras tres episodios, vuelve al principio (bien es verdad que en principio estaba concebido así). Hay casos en que dichas precuelas pueden ser incluso mejores como en el caso de X-men.
Un cierto carácter de precuela tiene para mí El lejano país de los estanques, puesto que siendo el primer libro de la serie, ya he leído los cinco que le siguen (si bien es verdad que El alquimista impaciente requiere  una relectura pues hace tanto tiempo que lo leí que ya ni me acuerdo).

La diferencia con una precuela, es que aquí no hay que justificar nada de lo que vendrá a continuación, puesto que es realmente el origen, pero mi manera de leerlo si es semejante, pues ya tengo muy clara la personalidad y las características de los personajes de esta serie, lo que hace que aumente mi curiosidad por ver el inicio de la relación entre ellos, en saber cómo comenzó a forjarse esa tan peculiar relación entre el sargento Bevilacqua y la agente Chamorro, todavía una novata en el cuerpo y mucho más en el grupo de Bevilacqua, destinado a resolver casos difíciles o que puedan tener otro tipo de implicaciones poco deseables, como es el caso de este libro, en que aparece asesinada una extranjera en Mallorca, una noticia que puede ser portada en los  diarios sensacionalistas extranjeros y que sólo puede perjudicar la principal industria de la zona: el turismo, nutrida fundamentalmente de extranjeros deseosos de sol y mar.



Y ya que he hablado de precuela, vaya aquí una sugerencia para Lorenzo Silva: ¿Para cuándo una novela que nos cuente los comienzos en la unidad especial de la Guardia Civil? Porque poco o nada sabemos de él. Y ni siquiera en este primer libro sabemos nada de su vida privada, al margen de que dejó de ser un psicólogo en paro para apuntarse a la Guardia Civil. Pero ya lo encontramos de sargento, con unos cuantos casos resueltos a sus espaldas de los que nada se nos dice que le valen el aprecio de su jefe, el comandante Pereira (que aspira a hacer una gran carrera en el cuerpo, algo que poco a poco irá consiguiendo con el paso del tiempo). Y de su vida pasada nada de nada. Aún tardaremos un tiempo en saber que está divorciado y con un hijo. De que estuvo un tiempo destinado en Barcelona donde tuvo una relación que marcó su vida, sólo nos enteraremos en el quinto libro (La reina sin espejo). Y la relación con su hijo sólo comienza a mostrársenos de verdad en el último libro (La estrategia del agua)





IMPRESIÓN PERSONAL

Tenía muchas ganas como os decía de conocer a los personajes desde el principio y he de decir que no me ha defraudado para nada esta novela, en la que ya se encuentran presentes las características que darán entidad propia a esta serie, comenzando por el curioso apellido del protagonista, motivo de comentarios en todas y cada una de las novelas (en alguna llegan a llamarle Paniagua). Un apellido que tiene que justificar en todas y cada una de las presentaciones que de sí mismo hace.

Veamos la primera de ellas en esta novela:
Vila es la abreviatura de mi apellido para uso de mis superiorescompañeros e incluso inferioresLa versión completa de Bevilacqua, según tengo estadísticamente comprobadoresulta inasequible a las prestaciones lingüísticas media de mis compatriotas.» (Página 24)




Esperaba con mucho interés el primer encuentro entre Bevilacqua y Chamorro, una pareja de la que he hablado largo y tendido en el resto de mis comentarios sobre esta serie. Pasaremos de esa primera situación de cierto desencanto por la compañera que le han asignado a Bevilacqua que además está acostumbrado y prefiere trabajar sólo, a la constatación práctica de que la capacidad de trabajo y analítica de Chamorro, complementan su estilo un tanto desordenado y caótico.
A la pregunta final de su comandante al acabar la operación «¿Y Chamorro? », responde Bevilacqua:

«Me avergüenza haber tratado de evitarla. Es la mejor. Puede confiarle lo que quiera. Reventará antes que flaquear. Por lo pronto, esta oportunidad la ha aprovechado con creces.» (Página 227)

Poco me ha aportado este libro en cuánto a la personalidad de Bevilacqua, pocos datos que no supiera ya por el resto de la serie. No ocurre lo mismo con Chamorro, que una vez superada esta prueba no vuelve a manifestar en el resto de los libros esa inseguridad propia de los novatos. Aporta eso sí un dato biográfico de la misma que yo desconocía:
«Chamorro era una cría de veinticuatro años que había intentado entrar en todas las academias militares para seguir la tradición familiar y que habiendo fracasado en el empeño se había conformado a  regañadientes con ser guardia.» (Página 31)

A pesar de la aparición de playas nudistas y de poder ser un tanto escabroso el argumento con relaciones sexuales ambiguas y promiscuas, el sexo es un tema que Lorenzo Silva trata con mucho cuidado y respeto en todas sus novelas. No es una literatura para nada erótica a pesar de la temática que trata en algunas novelas como ésta. Un detalle que siempre me resulta de agradecer.
Lo que vamos a encontrarnos en todo momento y ya desde este inicio, es el peculiar humor de Bevilacqua, sacando chispa a momentos cotidianos de nuestra existencia: Como muestra os dejo algunos ejemplos:
«Hace falta un poli con olfato sobrenatural, pero esos están todos muy ocupados rodando telefilmes en Nueva York.» (Página 22)

«La porción mayoritaria de la juventud está aturdida por los diversos estímulos que configuran su pujante cultura, desde el sonido máquina hasta el alcohol de garrafa, y a veces conviene ser brutal para que te entiendan.» (Página 23)
 «Soy de la opinión de que el teléfono móvil es el más salvaje y abyecto atentado que el progreso tecnológico ha producido contra uno de los pocos tesoros espirituales del hombre: la soledad.» (Página 167)
 «Pedí una cerveza que trajo un camarero desabrido, de los muchos que pululan por los establecimientos hoteleros de un país que paradójicamente se gana el sustento con esa industria.» (Página 197)






CONCLUSIÓN FINAL

Me consta que son muchos los adictos a esta serie. Es posible que túno seas todavía uno de ellos. Algo fácil de remediar pues basta con que empieces por este libro que hoy te he presentado, que aunque no es el mejor de la serie, tiene un nivel medio muy alto y puede animarte a continuar poco a poco con el resto.


Para los que habéis leído buena parte de la serie y no habéis leído este, merece la pena su lectura, que da las pistas de por dónde ha ido avanzando el resto de la serie. Muy interesante comprobar la evolución del trato y la intimidad de estos dos personajes, a partir de esta novata Chamorro y su desconfiado jefe, el sargento Bevilacqua.






(Las citas hacen referencia a la edición de bolsillo, que es la que leí)


VALORACIÓN: 8/10

Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ

12 comentarios:

  1. Aquí una de esas "posibles" que todavía no son adictas a esta serie, la verdad es que no he leído nada de este autor, pero tomo nota de tu recomendación.
    Me parece interesante. Así qué trataré de hacerme con el primero de ellos y a ver que tal la experiencia...
    Muchas gracias por tu reseña!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó bastante. Fue un primer contacto muy satisfactorio, y no dudo en seguir con la serie si en esta encontraré novelas aún mejores que esta.

    Un saludito y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  3. Excelente análisis de la figura y aventuras de nuestro Bevilacqua. Aunque a mí personalmente no me gustaría una precuela, creo que a lo largo de los libros vamos conociendo más cosas del pasado de Vila, de hecho en "La marca del meridiano" nos cuentan sus comienzos como Guardia Civil: primero Euskadi, luego Barcelona...

    ResponderEliminar
  4. A mí sí que me gustó mucho cuando lo leí, pero como dices, aún más "El alquimista impaciente".
    Gran reseña de esas que te hacen recordar la lectura que realicé hace tantos años.

    Y buena propuesta la que comentas de la precuela de Bevilacqua. Creo que algún día la podría afrontar el escritor.

    ResponderEliminar
  5. Soy de las que aún no es adicta a la serie, supongo que por no conocerla, pero veo que este puede ser un buen comienzo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. yo todavía no he leído nada de este autor y la serie me gustaría empezarla por el principio así que intentaré leerme este y en función del resultado seguiría avanzando
    besos

    ResponderEliminar
  7. Estoy con "La marca del meridiano" habiendo seguido la serie a lo largo de estos años viene bien refrescar, muy completo tu análisis, y te ánimo a que sigas con ellas :) Bss,

    ResponderEliminar
  8. Creo que ya te he dicho que me encanta esta serie. Esta la leí en su momento y, la verdad que la tenía bastante olvidada. Gracias por recordármela. Tan sólo me quedan por leer los dos últimos, que ya están en mi estantería. Me alegra que lo hayas disfrutado :)

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  9. Me gustaría leer algo de Lorenzo Silva, desconocido para mi, pero del que cada vez encuentro más aficionados. Besos

    ResponderEliminar
  10. Tengo muchísimas ganas de empezar esta saga, espero que este sea el año!! Bss

    ResponderEliminar
  11. Una saga a la que tengo muchas ganas, gracias por informarnos tan bien de ella.

    ResponderEliminar
  12. Yo leí las primeras de la serie: fantásticas, pero las dos últimas (la marca del meridiano y la anterior) son un coñazo. Nada que ver con el espíritu de las primeras.

    ResponderEliminar

Analytics