jueves, 30 de mayo de 2013

LOS LITIGANTES (JOHN GRISHAM)

Litiga, que algo queda


FICHA TÉCNICA


Autor: John Grisham
Título: Los litigantes
Editorial: Plaza & Janés
Título original:The litigators
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 494
PVP: 23,90 €













Editorial: Punto de Lectura, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 496
PVP: 6,95 €







JOHN GRISHAM


Hablar de autor de bestsellers es hacerlo de John Grisham, que lleva ya veintitrés años publicando novelas, casi a una por año, y convirtiéndolas todas en grandes éxitos de ventas. Antes que escritor fue abogado y es sobre el mundo de la abogacía, el mundo de la ley y los juicios, esos juicios tan peculiares en Estados Unidos, sobre lo que versan la mayoría de sus novelas.

Estas son las novelas que ha publicado hasta ahora (* sin relación con temas judiciales):

Tiempo de matar (A Time to Kill, 1989)
La tapadera (The Firm, 1991)
El informe pelícano (The Pelican Brief, 1992)
El cliente (The Client, 1993)
Cámara de gas (The Chamber, 1994)
Legítima defensa (The Rainmaker, 1995)
El jurado (The Runaway Jury, 1996)
El socio (The Partner, 1997)
Causa justa (The Street Lawyer, 1998)
El Testamento (The Testament, 1999)
La hermandad (The Brethren, 2000)
La granja (A Painted House, 2001) *
Una Navidad diferente (Skipping Christmas, 2001) *
La citación (The Summons, 2002)
El rey de los pleitos (The King of Torts, 2003)
El último partido (Bleachers, 2003) *
El último jurado (The Last Juror, 2004)
El intermediario (The Broker, 2005)
El Proyecto Williamson (The Innocent Man: Murder and Injustice in a Small Town, 2006)
El Profesional (Playing for Pizza, 2007) *
La Apelación (The Appeal, 2008)
La trampa (The Associate, 2009)
Siete vidas (Ford County, 2009)
Theodore Boone: Joven abogado (Theodore Boone: Kid Lawyer, 2010).
La confesión (The Confession, 2010)
Theodore Boone: The Abduction (Theodore Boone: The Abduction, 2011). No publicada todavía en español.
Los litigantes (The Litigators, 2011)


El ritmo y el estilo de John Grisham propician la adaptación de sus novelas al cine. Adaptaciones que han contado con actores de primerísima fila como Tom Cruise (La Tapadera), Susan Sarandon (El Cliente), Julia Roberts (El Informe Pelícano) Jonn Cusack y Dustin Hoffman (El Jurado), Sandra Bullock (Tiempo de matar) o Matt Damon (Legítima defensa).


Gracias a John Grisham, se mejor cómo funciona el sistema judicial estadounidense que el español. Estamos importando algunas de sus normas como la de juicios con jurado, pero sin que tengamos esa cultura. Vemos películas o series que como son hechas por y para público estadounidense (otra cosa es que la vendan en todo el mundo), dan por sentadas cosas que por nuestra cultura desconocemos.

Así pensaba (me imagino que como la mayoría de los españolitos no versados en el mundillo judicial) que a doce personas les tocaba la china de formar parte de un jurado, como aquí te toca formar parte de una mesa electoral y ya estaba.
La realidad es mucho más compleja, hasta el punto de existir especialistas en la elección de jurados, pues tanto la defensa como la acusación tienen derecho a recusar a miembros del jurado.
Todo eso queda muy claro en una de sus mejores novelas: El Jurado 


En El proyecto Williamson aprenderemos el sistema de detención, como surgió el famoso "puede usted permanecer en silencio, todo lo que diga puede ser usado en su contra...."
Y sobre todo conoceremos el funcionamiento de la maquinaria judicial, todo el proceso de las apelaciones, el funcionamiento de la pena de muerte, la aparición de organizaciones para defender a los presos condenados a muerte, etc.


Un detalle importante de la biografía de John Grisham que aparece en la contraportada de una de sus últimas novela publicadas en España, es que es directivo del Innocence Project en Nueva York y Mississippi, una organización dedicada a la reforma penal y a la exoneración a través de pruebas de ADN, de individuos condenados por asesinato.




ARGUMENTO


«¿Estos tipos no tienen experiencia ante los tribunales y, sin embargo, han presentado una demanda de cien millones contra la tercera empresa farmacéutica más grande del mundo?» (Página 149)

¿Quiénes son estos intrépidos, o mejor sería llamarlos suicidas, abogados? Los tres abogados de Finley & Figg: Finley, Figg y el joven David Zinc.
Hasta ese momento Finley & Figg era un modestísimo despacho de abogados encargado de llevar algún que otro divorcio, pero sobre todo su especialidad es la de caza ambulancias. Sí, como suena. Su despacho está en un degradado barrio de Chicago cerca de un peligroso cruce de calles. El sonido de las ambulancias les avisa de un accidente al que corren presurosos para convencer a los heridos para que los contraten como abogados para poner una demanda por daños.
A los dos socios se une David Zinc, un joven abogado que un día no resiste más la presión de las noventa horas semanales que tiene que trabajar en el prestigiosísimo Rogan Rothberg y lo manda todo a paseo. Tras una impresionante borrachera aparece en la puerta de Finley & Figg, a los que convence para que le contraten.


La rutina del despacho cambia el día en que encuentran el caso de un cliente que ha muerto presuntamente por culpa de los efectos secundarios de un medicamento. Un caso nacional del que su despacho va a ser la punta de lanza. Acaba de empezar la lucha de David contra Goliat, y David salvo en la Biblia, es difícil que gane.



LA NOVELA


Los litigantes es un claro ejemplo del denominado thriler legal. Aunque el género esté otra vez de moda con nuevos autores que han venido a revializarlo tras unos años de capa caída, el máximo exponente de este género, el que lo convirtió en un género leído y demandado por millones de lectores que convertían cada nueva novela en un best seller mundial es John Grisham.
También John Grisham ha tenido unos años de capa caída en los que ha intentado inútilmente escapar del género que le dio fama, dinero y prestigio. Con Los litigantes vuelve al estilo con el que triunfo.
Los litigantes está en la línea de las principales características de lo que ha supuesto la obra de John Grisham: joven e idealista abogado que se enfrenta a una todopoderosa compañía.


David Zinc está efectivamente en esa línea de joven abogado recién salido de la facultad, nada más y nada menos en su caso que de la prestigiosa Harvard, que cree haber cumplido el sueño de su vida al comenzar a trabajar en una de las más prestigiosas firmas de abogados. Una firma a la que si no el alma, si que la ha vendido su vida, pues por no tener tiempo, no tiene ni tiempo para dormir, trabajando más de noventa horas a la semana en un cubículo estudiando complejos contratos financieros. Tras cinco años en lo que denomina la fábrica de esclavos de Rogan Rothberg,David Zinc hatenido el valor de tirarlo todo por la borda.
Otra cosa es que su nuevo trabajo, con dos jefes muy peculiares: el uno alcohólico (aunque lleve casi un año sin beber) y el otro un mujeriego compulsivo, con unos clientes de nulo prestigio, con unos métodos que bordean la legalidad, puedan ser comprendidos por su familia:
«-Suena a un puñado de gentuza.
-La verdad es que no. Son personas reales con problemas reales que necesitan que les echen una mano. Eso es lo bonito de la abogacía, conocer cara a cara a tus clientes y, si las cosas salen bien, poder ayudarlos.»
(Página 161)


Como no, cuenta con una joven esposa que en todo momento le va a prestar su apoyo y su comprensión, pues por encima de todo están enamorados y poder disfrutar de un poco de vida familiar es justo lo que más deseaba. Bueno, lo que ella más desea es un hijo, que tal vez ahora David tenga tiempo y fuerzas para darle.
Frente a ellos una poderosa compañía farmacéutica, la tercera de mayor importancia. Con dinero suficiente como para contratar a los mejores, más prestigiosos y más caros abogados que harán que sea imposible que prospere cualquier pleito contra la compañía. Una compañía que por encima de todo pone los beneficios, sin que la salud de la población parezca importarle mucho salvo para ganar más dinero.

Una visión del peculiar estilo de vida americano, de su sistema judicial, de los pleitos y las demandas contra las grandes compañías a las que se solicitan compensaciones económicas altísimas por daños que no siempre son fáciles de catalogar. Contra las grandes compañías y contra cualquiera al que pueda ponérsele un pleito. Solo es cuestión de contar con un buen abogado.




IMPRESIÓN PERSONAL


Siempre me han gustado los thrilers legales y sin duda en cuanto a mis lecturas John Grisham es el culpable. Pero no es menos cierto que también me gustan casi todas las series televisivas con abogados, con sus peculiares casos, sus juicios, el suspense de los mismos...
Por eso cada nueva novela de John Grisham es para mi una cita pendiente a la que tarde o temprano acudiré, aunque últimamente con menos interés, porque el nivel de las mismas había descendido notablemente.


Los litigantes no está al nivel de El jurado o La tapadera, para mi las dos mejores novelas del autor, pero por lo menos tiene un nivel aceptable, capaz de hacer pasar un rato entretenido a los amantes de este género.

No esperéis en ella grandes novedades, porque no las hay. Sigue el esquema que le ha llevado al éxito: joven abogado harto de una gran compañía sin alma, que se enfrenta a una poderosa multinacional y que en el camino intenta recuperar el espíritu que le llevó a estudiar la carrera de derecho.
También como en las anteriores aprenderemos un poco más del complejo sistema judicial estadounidense, tan diferente a nuestro derecho latino. De ahí que tantas cosas puedan resultarnos muy chocantes.


Una novela entretenida e intrascendente (todas las de John Grisham lo son) pero que permitirá disfrutar a los amantes de este género



Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles



VALORACIÓN: 6/10





Si quieres conocer más novedades de bolsillo 2013, pincha AQUÍ

14 comentarios:

  1. Gracias a tu lista de libros escritos por este hombre me he dado cuenta de la cantidad de ellos que he leído. (Y yo sin saberlo).

    Durante mi adolescencia me dediqué a leer bastante de él y ahora lo tengo un poco abandonado. Si puedo me pondré con él.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan este tipo de libros, así que lo tendré en cuenta. Aunque por lo que dices igual leo otros del autor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mejor lee uno de los tres que recomiendo: El jurado, El cliente o La tapadera

      Eliminar
  3. He leido varios libros de el autor y como dices en algunos baja el nivel,de todas formas me lo apunto para mas adelante.

    ResponderEliminar
  4. Justo acabo de venir de leer la reseña de un libro sobre temas legales en España y me ha apetecido darle una oportunidad a estas novelas de abogados. Desde luego, no creo que sea con esta... 1beso!

    ResponderEliminar
  5. hOLA!

    Me quedo como seguidora tuya. Esta muy bien el blog.

    Me gusta que recomiendes libros y que expliques claramente qué te ha parecido.

    Vendré por aquí a ver qué traes de nuevo. :)

    http://yaestoyaquimama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Me gustan mucho los libros de John Grisham, y tengo los dos últimos pendientes de leer.
    Gracias por la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Ya hace muchos años que no leo al autor y creo que pasarán mcuhos más, o quizás no lo vuelva a leer. Las modas y los gustos pasan y creo que mi época pasó.

    ResponderEliminar
  8. Ten El informe pelícano desde hace tiempo y tiempo pero, mira, no me acaba de tentar así que por ahora no le tocará a este autor.
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. A mí también me encantan los thrillers legales y las series de abogados
    Por supuesto, he leído a Grisham, especialmente sus primeras novelas porque es cierto que el nivel bajó y acabó por cansarme...

    ResponderEliminar
  10. Me gusta este género de novela, pero creo que Grisham se ha hecho un molde, le cambia nombres, lugares y el motivo del litigio y vende un bestseller. He leído varios y ya me cansé, esta creo que la voy a dejar pasar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Esta temática me gusta en pelis y series, pero en cambio en libros nunca me he animado. Así que no he leído nada de este autor. Pero por lo que veo en tu reseña, si algún día me animo, no será con este título.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Hace unos aós leí muchos libros de Grisham, pero llegó un momento en que me cansé, porque eran todos iguales. Y éste me parece más de lo mismo, y encima con la puntuación tan baja que le das, así que no me animaré con él.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. He visto sus pelis pero no he leído ninguna novela suya no se si me gustarían tanto como sus pelis, bueno las pelis basadas en sus libros quiero decir

    ResponderEliminar

Analytics