jueves, 2 de mayo de 2013

UN DÍA DE CÓLERA (ARTURO PÉREZ-REVERTE)


Un día para no olvidar








FICHA TÉCNICA

Autor: Arturo Pérez-Reverte
Título: Un día de cólera
Editorial:Alfaguara
Páginas: 408
PVP: 19,50 €








El 2 de Enero de 2008, en el Parque Liana de Móstoles, mediante una chocolatada con roscón y un gran espectáculo de fuegos artificiales, dieron comienzo las celebraciones del 200 aniversario del levantamiento del pueblo madrileño contra el ejército francés.
Móstoles, donde tuvo lugar la proclama invitando al pueblo a levantarse contra el invasor francés. Pero fue el pueblo madrileño el primero en tomar las armas para expulsar al ejército invasor, un 2 de Mayo.

Anticipándose a todos estos acontecimientos, en un año que iba a estar muy cargado de literatura al respecto, Arturo Pérez-Reverte publicó a finales del 2007 su visión de este día, con un libro que tituló Un día de cólera.

Un libro difícil de catalogar, pues no es una novela al uso, con uno o varios protagonistas que articulen un hilo narrativo, sino que el protagonista es todo el pueblo madrileño, con más de 500 nombres que son reflejados en el libro con su participación en los acontecimientos que tuvieron lugar aquel día.
Pues se trata de eso, de la narración de un único día: el 2 de Mayo de 2008.
Tan difícil de definir de qué se trata, que el propio Perez-Reverte nos dice en la introducción que
"Este relato no es ficción ni libro de historia".


No deja de ser la sublimación del personaje único que nos muestra Pérez-Reverte en todas sus novelas, no en un personaje concreto sino en un pueblo entero.
El pueblo madrileño es el Alatriste de principios del siglo XIX. Ese personaje que cumple con su deber, incluso por encima del deber mismo, aún a sabiendas que eso no va a conducirle a nada bueno, que va a perder la vida en el intento, que va a ser abandonado por aquellos por los que está luchando, que no darán la cara por él, que tendrá que apañárselas solo, con un fatalismo histórico y una concepción del honor y el deber que da igual que la acción transcurra en el siglo de Oro (Alatriste), en la guerra de Yugoslavia (El Pintor de Batallas), en la soledad del mar (La carta esférica), o traficando con droga (La reina del Sur).

Un pueblo y un personaje que es un nuevo Quijote, aunque con una diferencia fundamental y es que sabe que contra lo que lucha no es contra un gigante, sino que es consciente que se lanza contra molinos, en una lucha desigual en la que sabe que con toda probabilidad dará con sus huesos en tierra y probablemente dejará la vida en el empeño, sin saber ni siquiera si habrá un Sancho para recogerle en su caída.

Un enfrentamiento contra los poderosos a sabiendas de que no puede ganar. Pero no intentarlo es también perder."El mejor ejército del mundo es un español cabreado y con un fusil" nos dice el autor en la página 43. Hoy a falta de fusiles, el mejor ejército es un internauta cabreado y con un teclado en las manos. Pero eso no existía en aquellos días.

A pesar de ser una novela coral si hay dos protagonistas más destacados, dos seres de caracteres contrapuestos pero que jugaron un papel muy importante en esos días: Los capitanes de artillería Daoíz y Velarde, que con apenas tropas se enfrentaron a un ejército francés diez veces superior en hombres y material y al que mantuvieron a raya durante casi todo el día, causándole grandes bajas.
Dos personajes contrapuestos: Daoíz, un hombre prudente y reflexivo y Velarde, un hombre exaltado, ardiente de fervor patriótico y dispuesto en todo momento a la acción.
Considerados en ese momento unos traidores y responsables de insubordinación y únicos responsables de los hechos que acontecieron, acabada la Guerra de Independencia contra el hasta entonces invicto y poderoso ejército francés,. Pasaron a tener consideración de "Héroes Nacionales".


Si analizas los hechos como hace el autor, no está claro el despropósito del levantamiento. Quizás la verdad es que como muchas cosas, todo empieza de la manera más tonta hasta que se les escapa de las manos a todo el mundo, entrando en una espiral de violencia que ya no tiene salida.
Porque ante la rebelión del pueblo que cree que se llevan al resto de la familia real, responden las tropas francesas con fuego. Y a partir de ahí, el pueblo se enfrenta a las tropas prácticamente a mano limpia, sin más armas que sus navajas o pinchos de cocina.
"Ya no se trata de levantarse por el rey ni nada parecido. ¿Se trata de nosotros!¡De nuestra dignidad y nuestra vergüenza". (Página 43)

Es lo que tiene el pueblo madrileño, que aguanta mucho hasta que le tocan las narices y entonces, por encima de su propia vida o sus propios intereses salta para defender lo que cree justo
Y una gran contradicción, porque en el fondo los franceses traían aires nuevos de libertad para el pueblo, intentando acabar con las monarquías absolutas. Y es precisamente ese pueblo al que quieren apoyar, el que se rebela contra él.
"La manolería de los barrios bajos de Madrid, combate enloquecida, con la ferocidad de la gente que nada tiene que perder y el odio insensato del que solo anhela venganza y sangre" (Página 159).

Pero una vez que todo estalla, que empiezan a sucederse los horrores, con una reacción despiadada y desproporcionada por parte de los franceses, ya no hay vuelta posible atrás, la rendición ya no es posible.
Una vez que empiezas la guerra, ya no hay marcha atrás posible. Y ¡ay de ti! Si te enfrentas al poderoso, porque sabes que caerás muerto o herido, pero desde luego no ileso en la batalla.
Bien es verdad, que algunas batallas aunque las pierdas, merecen la pena. Como el remate del autor con la siguiente frase: "Por un momento parecimos una nación….Una nación orgullosa e indomable" (Página 394).

"Todos han dejado familias, casas y trabajos, arriesgándose para acudir al Parque impulsados por la rabia, el pundonor, el patriotismo, el coraje, el odio a la arrogancia francesa" (Página 187)

Conceptos patrióticos que hoy quizás nos queden un tanto en desuso, porque como cantaba Carlos Goñi (del grupo Revolver) no hay más patria que el cuerpo de mi mujer. Pero eso si, no nos toque lo más querido, nuestra libertad, la justicia porque esa es hoy día nuestra patria y ese es nuestro patriotismo.

Otro detalle importante del libro (son tantos) es su localización. Se me había pasado por alto porque la acción transcurre en las calles de Madrid, por los barrios en los que yo me crié.

Si tu no eres de Madrid o no conoces la zona, podrías sentirte perdido. Por eso el libro adjunta un plano del Madrid antiguo en el que transcurre la acción.

Y digo antiguo, porque se mencionan calles y edificios que hoy día no existen y que si no conoces un poco de la historia local, no sabrías ubicar. Un detalle más a favor del libro.




COMENTARIO FINAL


Un libro extraño, como nunca antes había leído otro. Imprescindible para entender y conocer los sucesos que aquel día tuvieron lugar en Madrid, chispa de lo que posteriormente sería la Guerra de Independencia contra el invasor francés.
A pesar de no ser una novela al uso, a pesar de saber de antemano como va a acabar todo, a pesar de en algunos momentos aparecer demasiados nombres propios (es lo que tiene un homenaje), no puedes parar de leer, de meterte en la piel de aquellos personajes, de sentir la fuerza de su lucha.
No puedes dejar de sentir tristeza por el abandono al que sabes que están abocados por parte de aquellos por los que luchan, tristeza por la inutilidad de su lucha, por el derroche de tanta generosidad.
Y tristeza por las represalias posteriores, que Goya tan bien supo reflejar en sus cuadros.


¿Historia pasada? Me temo que no, que la lucha contra el poderoso, la lucha por la justicia o por lo que crees que es justo, la lucha porque todo vaya mejor siguen afortunadamente presentes en el corazón de muchos hombres.
Y ya se sabe que los madrileños (ninguno lo somos de verdad, pues pocos tenemos nuestro origen real desde varias generaciones en Madrid), seguimos siendo unos Quijotes, unos Alatristes dispuestos a caer por causas que creemos justas, por defender la libertad.
No fue solo el 2 de Mayo. Madrileño fue también el grito de "No pasarán". Pero pasaron y pasarán. Más tenéis que saber que, mientras quede un madrileño, temblad franceses invasores y fascistas, que podréis matar el cuerpo, pero el espíritu de esta ciudad, el espíritu de los madrileños subsiste y vuelve a levantarse para dar la mano al caído en el combare por la libertad.


Un libro en resumidas cuentas, de lectura obligada para poder entender quiénes fuimos, quienes podemos ser. Imprescindible para entender ese periodo de nuestra historia.


Un día de santa cólera, un día para no olvidar, un día que debe servir de ejemplo para todos los madrileños, todos los españoles y el mundo entero.



Esto es solamente un comentario a un libro. Y ¿nada más?
Los libros son vida y la vida está llena de verdades y mentiras, de apariencias y engaños, de realidades y de invenciones, de cosas visibles y de cosas ocultas.
Nada es nunca exactamente lo que parece y en el fondo de cada escrito, oculto entre las palabras está el verdadero sentimiento del autor.
Y como sois libres, el que quiera leer entre líneas que lo haga.


Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles


VALORACIÓN: 8/10







Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

15 comentarios:

  1. No es un libro que llame mi atención... de momento lo dejaré pasar.
    Muchas gracias por tu genial reseña una vez más!

    ResponderEliminar
  2. Suscribo tu reseña Pedro, sólo no estoy de acuerdo en su valoración que para mí es de 10, por lo que tiene de histórica y por lo bien narrada; Reverte es capaz de levantarnos en armas a todos a nada que se lo proponga,
    este libro junto con el de Galdós son dos obras de arte que merecen la pena ser leídas más de una vez,
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Lo leeré, como todo de este autor
    Genial reseña, como es habitual
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No me convence...y el autor me cuesta mucho, así que por ahora no creo que me lance.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo por casa, pero no me llama mucho la atención. Mi madre lo leyó en su día, cuando era una novedad, y le gustó. Tienes razón cuando dices que la trama está 'más de actualidad' de lo que creemos. ¿Qué nos ha pasado al pueblo de Madrid que nos alzamos contra los franceses y ahora no nos alzamos contra otro tipo de opresión?

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Reverte es de esos autores que me da pereza sin haber leído prácticamente nada suyo...
    Lo dejo pasar U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo en casa, ya que se lo regalé a mi padre, pero no lo leí.

    ResponderEliminar
  8. Con Reverte tengo una extraña relación de amor-odio, este no lo he leído y no se si me animare.

    ResponderEliminar
  9. Pues no le había prestado mucha atención a este libro, que de Reverte, salvo su Alatriste, poco más me ha gustado. Pero me has convencido. Le voy a dar una oportunidad a este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Pérez-Reverte es uno de los autores españoles "actuales" que más me interesa, este título lo tengo pendiente, imagino que no llegará a casa hasta después del verano, pero seguro que llega.

    ResponderEliminar
  11. A mi me gusto, sobre todo por lo bien que lleva el manejar tantos personajes y que quieres que te diga, mención especial para mi paisano Daoiz.

    ResponderEliminar
  12. Parece un libro bastante completo, que equilibra la épica con la historia adecuadamente y nos recuerda capítulos importantes de lo que fuimos, pero no creo que lo lea de momento. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. No he leído (aún) este libro revertiano, quizá porque ya sabes que le cogí cierta tirria a este autor en un momento dado. Pero me parece que merecerá la pena que lo lea, me gusta mucho todo lo que tiene que ver con el Levantamiento contra los Franceses en el pueblo de Madrid, nuestro pueblo (el tuyo de nacimiento y el mío de devoción).

    ResponderEliminar
  14. No he leído nada de Pérez Reverte, este año me he propuesto leer el primero de Alatriste, pero me anoto éste para un futuro.

    ResponderEliminar
  15. Bah, así así. La novela histórica en España no tiene muy buenos representantes. Esta y la de "El asedio" más que nada son la Historia de las guerras napoleónicas vistas desde las obsesiones de Pérez-Reverte. De "La sombra del águila" mejor ni hablamos.
    De todos modos, si os mola el tema, os recomiendo "El memorial de Waterloo". Me la regalé Por Reyes y no me está defraudando. El autor no sé si es español porque parece que escribe con pseudónimo, pero merecería serlo por lo bien que trata el tema de España y las guerras napoleónicas.
    Ahí queda eso : ))

    ResponderEliminar

Analytics