domingo, 9 de marzo de 2014

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL COLERA (GABRIEL GARCÍA MARQUEZ)

Sobre el amor y sus variantes



FICHA TÉCNICA


Titulo: El amor en los tiempos del cólera
Autor: Gabriel García Márquez
Editorial: Mondadori (2002)
Encuadernación: tAPA BLANDA
Páginas: 512
PVP: 17,90 €







Lleg al libro después de haber visto la película, porque de la lectura que hice del libro hace años, no tengo ningún recuerdo. Será que no era el momento adecuado para su lectura.


El amor en los tiempos del cólera está abierto a múltiples visiones del amor, porque más de cincuenta años son muchas etapas de la vida y el amor, el modo de ver el amor, de sentirlo, de padecerlo, varían sustancialmente.
Deben variar, porque nuestra experiencia de la vida, nuestras expectativas frente a la misma, necesariamente van cambiando en función de las vivencias que vamos adquiriendo.
No puede ser igual el amor del adolescente, que el de la madurez, o el amor cuando tu vida ya se apaga.
¿O si?

Permitidme que empiece con una cita bíblica, con la Carta de San Pablo a los Corintios que en tantas bodas se lee por ser una maravillosa definición del amor: "El amor es paciente..."

«Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía 53 años, 7 meses y 11 días con sus noches.»

Eso es paciencia, por más que su manera de entender el amor y la espera del mismo sea muy peculiar:
«Cincuenta años más tarde cuando Fermina Daza quedó libre de su condena sacramental, tenía veinticinco cuadernos con seiscientos veintidós registros de amores continuos, aparte de las incontables aventuras fugaces que no merecían ni una nota de caridad.»

Vamos, que no había dedicado su vida al celibato, pese a considerarse fiel a su gran amor.
«Porque hay dos tipos de amores:
Amor del alma de cintura para arriba y amor del cuerpo de cintura para abajo.»

El amor en los tiempos del cólera nos ofrece un completo recorrido por todas las edades y todos los tipos de amor.
Y comienza por el primer amor, ese que se da cuando apenas estás despuntando a la vida. Un primer amor que deja su huella, indeleble siempre e insustituible en algunos casos como el de Florentino Ariza.
«La niña levantó la vista para ver quién pasaba y la ventura, y esa mirada casual fue el origen de un cataclismo de amor que medio siglo después no había terminado.»



Es el fuego de ese primer amor que como una fiebre te consumen en el caso de Florentino Ariza de un modo literal. La duda deshojada en una margarita del me quiere o no me quiere, de la duda primero de manifestar tus sentimientos, del cómo hacérselos llegar después.
Y una vez que sabes que ese amor es mutuo, el subidón de energía que te da fuerzas e ingenio para superar todos los obstáculos que puedan interponerse en el camino.
La distancia no es óbice para que los amantes se mantengan en contacto y planeen su boda.
Por eso es tan brutal el repentino choque que me produjo el brutal y brusco desamor de Fermina Daza. Como os decía, como lo primero que vi fue la película, cuando llegó ese momento me quedé tan noqueado como el propio Florentino Ariza, que ya es mucho decir.
Pensé que era un problema de la película que había omitido algo que justificase semejante desenlace, por lo que esperaba con impaciencia que el libro me despejase el misterio.
Perno es un error de la película, pues en lo que a mi parecer es el punto más flojo del libro el desencantamiento de Fermina Daza es repentino, igual que una mirada trajo el amor, otra condujo al desamor. Apenas unas palabras sirven de justificación:
«Es como si no fuera una persona sino una sombra. La sombra de alguien a quien nadie conoció nunca.»

Es algo que ciertamente se da mucho en la vida real: Te enamoras no tanto de una persona, sino de una imagen que te creas de ella. El tiempo se encarga de desmoronar esa imagen, que si no es rellenada y completada con otras virtudes, conduce inexorablemente al desamor y a la ruptura.
Pero que la ruptura de esa imagen y la decisión de la ruptura se den en el breve espacio de una mirada me parece poco creíble.

Del infierno de un amor despechado y que no encuentra razones, ya digo que yo tampoco, para pasar de la gloria del cielo de reencontrarse con la amada al infierno de saberse rechazado por ella, se recupera Florentino Ariza gracias a su madre y a una viuda, la primera de la lista de esos veinticinco cuadernos.
Ella le enseña ese amor de cintura para abajo del que hablaba antes.
«El amor ilusorio de Fermina Daza podía ser sustituido por una pasión terrenal.»

Comienza así su impresionante carrera amatoria, sorprendente porque sobre todo al principio no está dotado ni de un atractivo físico, ni económico, ni de porvenir como para convertirlo en un partido atractivo para las mujeres.
«Se puede estar enamorado de varias personas a la vez y de todas con el Mismo dolor, sin traicionar a ninguna. El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas.»

¿Qué tiene entonces para atraerlas así? La respuesta en boca de una de ellas:
«Es feo y triste, pero es todo amor.»


No es sin embargo el amor de Florentino Ariza por Fermina Daza el único gran amor que se nos presenta en el libro, pues para mi sorpresa la historia de Juvenal Urbino no solo ocupa las cien primeras páginas del libro, sino que a mi es un personaje que me ha calado mucho más que el propio Florentino Ariza.
Se sirve el autor de Juvenal Urbino para hablarnos de otro amor, de ese que se da en el matrimonio. Un matrimonio al que Fermina Daza se entrega sin ilusión y con un total desconocimiento.
Matrimonio que da pie a uno de los pasajes del libro que más me gusta, la noche de bodas y el viaje de novios en el que Fermina Daza descubrirá como el amor tiene también un lado físico.
Pero esos viajes de novios no dejan de ser un punto y aparte, un paréntesis de la realidad, del roce y el desgaste continuo del día a día.
«En tantos años de vida conyugal no habían hecho más que pastorear rencores.»

Pero esta no deja de ser la historia de amor real, que ha de lidiar con las desilusiones y el bregar del día a día, con la traición de una infidelidad y sobre todo con el orgullo propio, ese que te impide pedir perdón.


Otro amor del que se habla en la novela es de algo que se suele silenciar, un tema casi tabú: El amor en los tiempos finales, o dicho claramente, el amor en los ancianos.
Ni siquiera hoy día, a pesar de ser un inmenso negocio, la gente quiere darse cuenta de que los ancianos siguen teniendo la necesidad de amar. Y la proximidad de la muerte hace que esas relaciones sean más intensas, porque pueden ser la última, porque ya no hay tiempo para más.
Y el sexo no es solamente cosa de los jóvenes, por más que los hijos conviertan a los padres en seres asexuados.
Y en el libro se plantea el tema de la vejez, pues Florentino Ariza tiene miedo a la vejez y a la muerte, no por la muerte en si misma, sino porque esta le impida el cumplimiento de su sueño.

No terminé de empatizar con el protagonista principal, con Florentino Ariza hasta que una cita facilitada por una internauta me ayudó. Es una cita de Oscar Wilde:
«La diferencia entre un capricho y el amor eterno, es que el capricho suele durar mucho más tiempo.»

No he podido dejar de pensar tras haber leído esta cita, que todo en la vida de Florentino Ariza no es más que la espera de ver realizado lo que el llama su amor, pero que igual de válido sería llamarlo su capricho.
Y la espera la llena con esos veinticinco cuadernos de caprichos sin compromiso de los que hablaba al principio.

Una vez conseguido su sueño, solo le queda disfrutarlo hasta la muerte y a ello se dispone feliz, rematando la novela con el diálogo final con el capitán del barco que los lleva por el río.
«-¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir con este ir y venir del carajo?
Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.
-Toda la vida, dijo.»






IMPRESIÓN PERSONAL



Una gran novela que me ha gustado y que he disfrutado y que si no es perfecto es por dos motivos:

-El repentino desamor de Fermina Daza.
-Me es imposible identificarme con el amor de Florentino Ariza.

No obstante su revisión del amor, de todas sus facetas y aspectos, hace que sea una lectura que me ha merecido la pena.




Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles





VALORACIÓN: 9/10






PELÍCULA VERSUS LIBRO

Ha costado mucho tiempo el que por fin se halla llevado a la gran pantalla la novela de Gabriel García Márquez.


Curiosa mi relación con las novelas de García Márquez, pues sus dos principales obras (Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera) las leí hace tanto tiempo, que no recuerdo nada.

Y extraño también mi acercamiento a ella, pues en lugar de seguir el recorrido habitual de novela, película y finalmente banda sonora, lo he hecho justamente al revés, pues primero escuché la banda sonora con Skakira al frente de la misma (una banda sonora que me encantó), luego vi la película y finalmente llegué a la novela.

Para ir ambientando, ahí está el video con la canción Hay amores de la BSO de El amor en los tiempos del cólera




Para los que no hayáis hecho ninguna de las dos cosas, leer el libro o ver la película, habéis de saber que esta es una historia de amor eterno y paciente, un amor capaz de permanecer inmutable y a la espera por espacio de más de cincuenta años. Cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches de espera. Un amor que comienza en la niñez y que aún en la vejez está en la esperanza de llegar a su consumación.

Es imposible que un libro de más de quinientas páginas quepa completo en una película de duración normal, por lo cual es inevitable que el director tenga que recortar por algún sitio. Y el lugar escogido para hacerlo ha sido la historia del Doctor Juvenal Urbino, el marido de Fermina Daza, apenas esbozado en la película y que sin embargo ocupa las cien primeras páginas del libro.
Se convierte pues en un personaje secundario, a pesar de la importancia que tiene en el libro. Quizás no había otra opción para atenerse a una duración normal, con lo que me parece aceptable centrarse en la historia de amor de Fermina Daza y Florentino Ariza.

Aunque seguramente donde más descontento he quedado ha sido con la elección del personaje principal de Florentino Ariza. Afortunadamente no había leído el libro, con lo que no tenía una imagen mental formada del mismo. Pero para los que si lo han leído, tiene que ser muy chocante la imagen de Javier Bardem.
No es culpa suya, pues su actuación es muy buena, dando esa imagen de alelado por el amor, de poeta y escritor enamorado más allá de cualquier lógica. Pero la imagen que nos transmite el libro es la de un ser flaco, poca cosa, aunque eso sí dotado de una personalidad magnética, capaz de atraer a las mujeres (guardaba 25 cuadernos con 622 registros de amores continuos, aparte de las incontables aventuras fugaces). Nada que ver con la imagen de un fornido Barden.
De hecho el personaje es definido así en el libro: «"Es feo y triste, pero es todo amor".» ¿Alguien puede imaginarse a Barden dando esa imagen

Y las imágenes finales de un viejo encorvado, tampoco veo que respondan a la idea que da a entender el libro, de un hombre que pese a sus años continuaba erecto y orgulloso. Quizás se hayan basado en la parte final en la que tiene mucho miedo a cualquier caída, porque piensa que una caída es el comienzo del final para cualquier viejo y por eso camina con mucha calma y sube las escaleras fijando mucha atención a dónde pone cada pié. Pero de ahí a presentárnoslo como un viejo encorvado, va un abismo.
Se trata pues de una cuestión de un error de casting, no por la interpretación, sino por el físico de Barden, muy lejos de lo que cualquiera pudiera imaginarse de este personaje.

Y en cuanto a Fermina Daza, ya me quedé en su día con la idea de que le faltaba al personaje un punto de sensualidad, de exuberancia. Y que la pareja no llega a transmitirme toda la química explosiva de un amor de adolescencia, de esos que te prenden el alma hasta quemarte por dentro si el otro no está a tu lado para calmar el fuego de ese amor.
Por el contrario, si me pareció muy correcto su envejecer.

En lo que si es un reflejo fiel y vívido del libro es en la recreación del tiempo y el lugar, con unas imágenes preciosas de los paisajes, las casas y los personajes. Y sigo insistiendo, con una banda sonora maravillosa.

¿Recomiendo la película? Por supuesto, pues aunque hayas leído el libro y no esté a la altura del mismo, aunque los personajes no respondan físicamente a lo que tu esperabas de ellos, te será muy agradable volver a revivir esta historia de amor. 


Os dejo el trailer de la película












20 comentarios:

  1. Tengo este libro desde hace años en la estantería y reservado para este verano para el Reto 12 meses, 12 libros. No sé porque García Márquez es para mi lectura de verano; creo que es porque me resulta siempre algo complejo de leer. Le tengo ganas así que este año cae si o si.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro, tengo pendientes las dos, la novela y la película, tengo que sacar tiempo!!Besotes

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído ni visto la pelicula...

    ResponderEliminar
  4. A mí me encantó esta novela. Me ha gustado mucho como has desmenuzado todos los tipos de amores que contiene el libro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Al igual que Angela, tengo el libro desde hace muchos años en la estantería esperando su turno. Y tras leer tu opinión queda claro que ya es hora de darlo paso.
    Muchas gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas ganas de leer este libro que lleva meses en mi kindle. Gracias por tu reseña, que me ayuda a terminar de animarme a leerlo y además contextualizas mucho qué nos vamos a encontrar. Respecto a la película, me quedo con el libro siendo García Márquez.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de repetir con el autor (sólo he leído un libro suyo y fue hace mil) y este está encabezando la lista =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Lo leí y es uno de los libros que me dejaron mejor recuerdo. Sin duda, inolvidable.

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada de García Márquez pero tengo muchas ganas de estrenarme con él. Quizá empiece por esta novela que es de las más conocidas. Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Mi libro favorito del autor! Y una increíble reseña la que has hecho. Con lo que no me animo en esta ocasión es con la peli. Me gusta tanto el libro que le tengo mucho miedo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. La película me pareció horrible, seguramente porque el libro es mi uno de mis libros preferidos y creo que no hace justicia a unos personajes cercanos a mi.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Junto a "Cien años de soledad" es la novela larga de Gabriel García Márquez que más he disfrutado. Comprendo tus "peros" (que casi no lo son) peroes obvio lo mucho que has disfrutado de la extraordinaria prosa de este autor. Bss

    ResponderEliminar
  13. Tengo esta novela esperándome, no he visto la película por eso mismo. Tengo ganas de leérmelo, pero no encuentro el momento ideal para ello, espero que este año sea el año.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Un gran autor, eso es indiscutible, pero que no se encuentra ni de lejos entre mis favoritos. De hecho, he de confesar que este libro no llegué a acabarlo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  15. Pues yo este autor lo tengo sin estrenar. ..y este precisamente es el libro de él que menos me llama la atención.. Un saludo y gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  16. Mi autor favorito, qué te puedo decir yo... gracias por la reseña y por aprticipar en neustra "Semana de Gabo".

    Para mí es totalmente imposible llevar una novela de este escritor al cine y que resulte bien. ¿pero con Javier Bardem? Por Dios, así es imposible ya del todo... :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me he leído muchos libros de este autor, una maravilla. de este libro me llamó la atención que desde la primera página sabes el final, por lo que estuve todo el tiempo esperando ver cuando ocurre aquello que ya nos han contado. Aun así, precioso.

    Con respecto a las películas, tambien he visto alguna y me han gustado mucho, sobre todo Cronica de una muerte anunciada.

    ResponderEliminar
  18. Hola, tengo tantas ganas de releer este libro, era pequeña cuando lo leí y me gustó tanto "El corazón tiene más cuartos que un hotel de putas" no olvidé más esta cita del libro.
    Me encanta García Márquez ha creado un mundo impresionante que se completa con esos personajes intensos e inolvidables, gracias por la reseña, saludos.

    ResponderEliminar
  19. Ni he leído el libro ni he visto la película...

    ResponderEliminar
  20. El libro me gustó muchísimo, pero la peli no creo que la vea: me gusta mucho Bardem, pero temo que la cinta estropee la imagen que creé en mi cerebro de esta bonita historia... 1beso!

    ResponderEliminar

Analytics