jueves, 26 de junio de 2014

EL VALLE DEL ASOMBRO (AMY TAN)

La oculta ruta de jade





FICHA TÉCNICA

Autor: Amy Tam
Editorial: Planeta
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 677
PVP: 22,50 €







AMY TAN

Amy Tan, nacida en 1952 en California, Estados Unidos, es hija de emigrantes chinos. De ahí que la cultura china esté presente en todas sus novelas. Como lo está también el estudio de las relaciones entre madres e hijas.

Es autora de novelas de gran éxito como El club de la buena estrella, La hija del curandero o Un lugar llamado nada.





ARGUMENTO

Shanghái 1912. Nada más terrible para una niña de doce años que pensar que su madre no la quiere. Es el caso de Violeta, hija de Lulú, una mujer estadounidense, propietaria de la mejor casa de cortesanas de la ciudad, un lugar en que conviven tanto la cultura china como la occidental.
Cuando su madre decide que regresen a San Francisco, Violeta no sabe que el dolor por dejar en Sanghái a su querida gata, va a ser lo más suave que el destino le depara para los próximos años.






EL VALLE DEL ASOMBRO VERSUS MEMORIAS DE UNA GEISHA

No he podido evitar a lo largo de muchos momentos de la lectura, que viniera a mi mente Memorias de una geisha de Arthur Golden. Dos novelas muy diferentes entre sí, pero que tienen un punto en común: mostrarnos la vida de las prostitutas de lujo en Japón y en China. Porque por más que se quiera disfrazar con mucho glamour, geishas y cortesanas no dejan de ser mujeres que venden sus favores sexuales por dinero o regalos. Mucho más refinadas las geishas con sus ceremonias de té y sus delicados bailes y canciones, pero muy semejante en lo demás, incluída la subasta de la desfloración de las niñas vírgenes dedicadas a esta profesión.
El hecho de que las protagonistas de esta historia sean estadounidenses o mezcla de china y estadounidense confieren a la historia un punto más práctico, menos romántico. Porque son conscientes de que lo suyo, lejos de algunas idealizaciones que podíamos encontrar en Memorias de una geisha no es una vocación, sino un medio de subsistencia, de alcanzar una meta que en muchos casos es simplemente sobrevivir día a día.

El valle del asombro me parece una novela mucho más realista que Memorias de una geisha, que terminaba siendo demasiado pastelera e increíble. Va además mucho más allá. No se limita a describirnos la vida de las cortesanas, unos párrafos por cierto de lo más curiosos y entretenidos, sino que profundiza en las relaciones humanas.
Para hacerlo, Amy Tan ha creado todo un universo de personajes difíciles de olvidar. No se trata solo de Lulú o Violeta, los dos personajes principales, sino de Lu Shign, Lealtad,Edward, Perpetuo o Calabaza.






EL VALLE DEL ASOMBRO

Es El valle del asombro un libro que toca la fibra sensible del lector más allá del tema de las cortesanas, porque plantea una problemática a la que ninguno somos ajenos: las relaciones entre padres e hijos y más concretamente la relación entre una madre y su hija. Una novela que habla del amor, del desamor o de la dificultad que tenemos para poder expresar y demostrar dicho amor a aquellos que queremos.

Una novela de mujeres inteligentes, emprendedoras y batalladoras a las que toda su inteligencia no las impide caer en trampas que complican su vida y su destino.

Una novela que nos habla de dos mundos totalmente diferentes, el occidental y el oriental. Dos culturas tan diferentes entre sí que son casi imposibles de conciliar, porque son la lucha entre lo nuevo y lo innovador, contra el peso de las costumbres y la tradición.

Combina con gran habilidad Amy Tan momentos de gran dureza, con otros de gran sensibilidad, una montaña rusa de sentimientos en la que consigue mantener el ritmo narrativo. Algo nada fácil, porque en varios momentos la historia parece haber llegado a su punto máximo, como si el libro se hubiese acabado y a pesar de eso, la autora vuelve a comenzar desde abajo y volvernos a llevar a nuevas cotas de intensidad sentimental.

Amy Tan no aburre al lector con tediosas descripciones, tentación a la que sucumben muchos autores cuando intentan describirnos un universo de olores, colores, sabores y formas tan distinto al nuestro. Evidentemente hay descripciones, pero tan bien encastradas en el texto que no rompen el ritmo de la narración. Las descripciones son un complemento, no las protagonistas del relato.






IMPRESIÓN PERSONAL

Hacía ya mucho tiempo que no leía nada de Amy Tan. Mi recuerdo de ella es el de una gran contadora de historias, especialmente cuando se remontaba al pasado y nos contaba relatos de China. Ese es el caso de El valle del asombro, una concatenación de historias muy bien engarzadas que nos hacen presente un mundo totalmente desconocido, por lo menos para mí, como es el de las cortesanas chinas.
El valle del asombro me ha parecido una novela mucho más compacta que las anteriores, porque no solo atrapa desde el primer momento, sino que no tiene altibajos al ser una historia más lineal, sin saltos en el tiempo (hay uno en la parte final para contarnos la vida y los orígenes de Lulú) que contribuyan a perder fuerza narrativa.
Aún con ello, hay un pequeño bache a mitad de la novela, porque una de las historias llega a su punto culminante. Es como si el libro hubiera podido acabarse ahí, por lo que tiene que volver a empezar y remontar.

Al igual que en el resto de sus novelas, Amy Tan une dos mundos en su El valle del asombro, el mundo chino y el de Estados Unidos, si bien en este caso tiene mucha más prevalencia la parte china, siendo la historia estadounidense apenas un complemento. Sin embargo, el conjunto es más homogéneo, más equilibrado que en otras ocasiones.

Emocionante, impactante, instructiva, apasionante, aditiva... El valle del asombro lo tiene todo para mantenerte atrapado entre sus páginas mientras te transporta a un mundo desconocido, lleno de tradiciones y costumbres distintas y desconocidas. Una novela por tanto, totalmente recomendable.






Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles






VALORACIÓN: 9/10




Incluida en la selección Libros para el verano 2014


Si quieres conocer más novedades editoriales 2014, pincha AQUÍ



15 comentarios:

  1. Es una autora con la que tengo que estrenarme de una vez y, leyendo tus opiniones y otras en este sentido, El valle del asombro se va a mi lista.

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho que no leo nada de esta autora y de esta cultura. Este libro lo tengo pendiente tabién.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Pues tengo la novela en casa y no me había animado con ella todavía, precisamente, porque temía encontrarme otra "Memorias de una Geisha", que en su momento me pareció una decepción enorme. Pero tu reseña me anima mucho, mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo hace tiempo que tenia apuntada la novela, primero porque no me he estrenado con la autora, y segundo por las entusiastas reseñas que habia leido. Pero siempre acabo intimidada por el volumen de este libro, que ultimamente me pesa mucho (y no deberia). Si consigo salir de este bache lector, seguramente lo devore. Mientras tanto, ahi esta marcado en mi lista :) Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esta autora y este es un libro que tengo ganas de leer desde que salió a la venta, creo que me gustará
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Leí hace años memorias de una gheisa, pero no leí nada aun de esta autora que nos traes hoy ...y este me tienta mucho, saludos

    ResponderEliminar
  7. Leí hace mucho La hija del curandero, y me gustó, así que tengo ganas de adentrarme en esta otra historia.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de esta autora, así que seguramente me estrene con este libro, ya que lo tengo en mi lista de pendientes. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Tomo nota de tu recomendación, aunque no sé para cuando, se me acumulan demasiadas lecturas. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Aún tengo que estrenarme con esta autora. De lo que nos cuentas destaco dos puntos que me hacen esta novela muy apetitosa: nada de descripciones aburridas (o abuso de ellas) y una vuelta de tuercas más vibrante a "Memorias de una geisha" (que me gustó). Bss

    ResponderEliminar
  11. A mi también me gusto mas que Memorias de una geisha

    ResponderEliminar
  12. También llevo mucho tiempo sin leer nada de esta autora. Y mira que me gusta. A ver cuándo logro hacerle hueco a este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Este libro es un viaje increíble. Algo diferente a lo anterior de la autora pero sin duda aconsejable.

    ResponderEliminar
  14. Amy Tan es una autora que nunca me ha defraudado. Tengo este libro esperando en casa desde el mes pasado. Tu reseña me ha despertado muchas ganas de leerlo.

    ResponderEliminar

Analytics