martes, 17 de junio de 2014

LOS COLORES DE UNA VIDA GRIS (PILAR MUÑOZ)

Mujer rica, mujer pobre

FICHA TÉCNICA




Título: Los colores de una vida gris
Autor: Pilar Muñoz
Editorial; Autoeditado 
PVP: 0,98 €








PILAR MUÑOZ

En la edición de papel de Ellas también viven, podemos encontrar la siguiente biografía sobre la autora:



Mª del Pilar Muñoz Álamo nació en Pozoblanco (Córdoba), en agosto de 1967. Con ocho años de edad dejó su pueblo natal y se trasladó a la capital cordobesa donde reside desde entonces. Es licenciada en Psicología –especialidad en Psicología Clínica- por la UNED y funcionaria de la Administración General del Estado, desempeñando actualmente su labor profesional en el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Su formación académica y su propio temperamento han hecho que posea una visión crítica, pero constructiva, de la vida, de la sociedad, de la personalidad de cuantos la rodean y en particular, de la actitud hacia la mujer, lo que unido a su eterna afición a la escritura ha constituido el origen y la razón de ser de Ellas también viven, el primer libro que publica.

Acaba de publicar su primera novela: Los colores de una vida gris.






ARGUMENTO

«En el juego de la vida hay quienes arriesgan para sobrevivir. Otros lo hacen por mera inconsciencia.»

Soledad, aburrimiento, vidas vacías, vidas grises. Todo eso y oscuras razones llevan a un grupo de amigas a participar en un peligroso y estúpido juego que cambiará definitivamente sus vidas.






LOS COLORES DE UNA VIDA GRIS

Tras leer Ellas también viven, esperaba con impaciencia un nuevo libro de Pilar Muñoz. Por eso me alegré mucho cuando anunció la publicación de Los colores de una vida gris, que evidentemente supone un salto adelante, pues no es lo mismo un libro de relatos como es Ellas también viven, a una novela que además ronda las quinientas páginas.

Ellas también viven es el retrato de una gran variedad de mujeres, un libro de historias que demostraban la gran sensibilidad y la habilidad de Pilar Muñoz para contar historias y para desnudar el alma de las mujeres.
Eso es lo mismo que esperaba encontrar en Los colores de una vida gris, una novela coral en la que la mujer vuelve a ser la protagonista indiscutible, relegando a los hombres a un papel secundario aunque imprescindible. Quizás por eso habrá quien seguramente califique a este libre como una novela para mujeres. Como buen lector, puedo decir que esta es una afirmación falsa. En realidad Los colores de un vida gris es una novela sobre las mujeres, y como tal, necesaria para aquellos que quieran conocer mejor el alma humana.

La novela está dividida en dos partes muy diferenciadas: el antes y el después de un grupo de mujeres que se embarcan en una absurda aventura que marcará sus vidas para siempre.
Una novela poblada por un gran número de personajes, hasta el punto de que en un primer momento se me hacía un poco complicado seguir a tantos y centrarme quién era quien. Hasta que no acabé el libro, no me di cuenta de que al final del mismo (ese es el problema de los libros electrónicos) hay un glosario con los personajes ordenados por orden alfabético, dividido además en las dos partes del libro. Si tienes problemas, hay sabes dónde tienes que mirar.
Dos partes que parafraseando el título de aquella famosa y vieja serie de televisión podríamos resumir en mujeres ricas, mujeres pobres. Dos mundos totalmente diferenciados, quizás hasta la exageración, porque nos lleva Pilar Muñoz a los extremos de esas categorías, quizás para que el contraste sea mayor.

Por eso en la primera nos moverá por un mundo vacuo, de puras apariencias, de hipocresía, de despotismo. Un mundo en el que el concepto de la palabra amistad está totalmente desvirtuado, donde las amigas son sólo el grupo con el que se comparten actividades con el que intentar rellenar el tiempo en unas vidas con poco sentido, unas vidas en las que el único horizonte es el de mantener el status alcanzado, en mantener la seguridad que da el dinero. Amigas con las que pasar el tiempo cotilleando e intercambiando ideas sobre trapos, fiestas y sinsentidos semejantes.
Mujeres que comparten con Elena, una de las protagonistas el mismo ideal:
«Conjugar dinero y amor era su máxima aspiración.»

Un mundo que nada tiene que ver con el de mujeres que no tienen nada o casi nada, que la meta en sus vidas es sobrevivir al día a día. Mujeres golpeadas una y otra vez por la vida que no consigue derrotarlas, porque tienen algo: amistad.
Mujeres que comparten lo poco que tienen, que se apoyan unas a otras, que anteponen muchas veces las necesidades de las demás a la suya propia. Esa es su fuerza. Eso es lo que las permite seguir adelante y levantarse cada vez que la vida las tumba.

No hay duda pues, de cual de las dos partes de la novela es más interesante. Por eso Los colores de una vida gris va de menos a más.






IMPRESIÓN PERSONAL

Los colores de una vida gris es una de esas novelas que te deja con un regusto especial al terminar de leerla. Inevitable, porque sus personajes están sacados de la vida real.
Pero tengo que confesaros que me costó un tanto arrancar con la novela, porque los personajes de la primera parte no terminaban de engancharme, no porque estuvieran mal descritos, todo lo contrario, sino porque sus vidas no me interesaban. Todo el glamour de esa gente con dinero, ese mundo artificial en el que se mueven me trae sin cuidado. Por lo mismo que no me interesan programas como “Sálvame” o las llamadas “revistas del corazón”: son cotilleos de vidas vacías. Y las vidas vacías dan para poco.

Nada que ver con la segunda parte, con el de esas mujeres que tienen que luchar para mantenerse a flote aunque la vida se empeñe en hundirlas y machacarlas. Porque solo desde el dolor y la lucha puede comprenderse el significado auténtico de palabras como amor y amistad.
Conceptos que tienen mucha mayor relevancia al compararlas con los mismos valores vistos por otro tipo de mujeres.

Valores que todos sin duda ensalzamos, pero que no siempre tenemos claros en nuestra vida diaria. Como Olga, que ha tenido que ver como su vida se destruía para poder reconstruirse a sí misma, poco a poco, con esfuerzo, para poder sacar de dentro de si misma lo mejor y ponerlo al servicio de los demás, en busca de algo tan difícil de encontrar y tan escurridizo como la felicidad.

Ese es el tema de Los colores de una vida gris: la búsqueda de la felicidad. ¿No es acaso lo que todos buscamos?

Una novela que hará las delicias de espíritus sensibles, de aquellos que buscan novelas con personajes reales. Una novela que demuestra que una novela autoeditada puede tener una calidad de edición alta (no he encontrado erratas o fallos dignos de mención), pero al que una pequeña poda (esa que hacen precisamente los editores), especialmente en la primera parte, seguramente hubiera contribuido a que fuera aún mejor.





VALORACIÓN: 8/10







Si quieres conocer más novedades 2014, pincha AQUÍ

15 comentarios:

  1. No sé por qué pero no me acaba de llamar la atención. La dejaré pasar en esta ocasión.

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo contigo. A mi también me costó aclararme con quién era quién y también me pareció más interesante la segunda parte.
    Gracias por participar en la lectura conjunta

    ResponderEliminar
  3. Pues al empiezo esta semana así que seguiré tu consejo y tomaré buena nota de esa parte del final donde vienen los personajes porque soy realmente mala para memorizar nombres en las novelas y en la vida real.

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos en las sensaciones, sobre todo en lo que se refiere a la primera parte de la novela (me costó mucho mucho entrar en ella).
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo también coincido contigo en todo. Me alegro de que la hayas disfrutado. Muchas gracias por participar!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. En general coincidimos aunque en mi caso no tuve problema con los personajes pero la segunda parte también me gustó más
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Coincidimos en todo. Yo me tuve que hacer un esquemita para aclararme quien estaba casado con quien.... Un beso

    ResponderEliminar
  8. No conocía ni a la autora ni al libro, pero sin duda, me lo apunto. Pinta muy bien, y estos libros sobre personajes reales, me gustan mucho.
    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, la portada me parece preciosa ;)

      Eliminar
  9. También me gustó y tuve esa sensación inicial con los personajes.

    ResponderEliminar
  10. Si me decido con esta lectura tendré en cuenta tus comentarios, que como veo otros lectores comparten. Besos.

    ResponderEliminar
  11. A pesar del pero de los personajes apetece leer estas historias. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Acabo de terminarla y en lo básico estoy muy de acuerdo contigo. Una novela sobre mujeres, que se lee muy bien y que, sin ser perfecta, es humana, que no es poco decir.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  13. Yo también me lié al principio con los nombres de los personajes.
    Aunque tiene alguna pega, la novela me gustó.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Analytics