domingo, 9 de noviembre de 2014

LA MÁQUINA DEL TIEMPO

El viajero del tiempo





FICHA TÉCNICA


Título: La máquina del tiempo
Autor: H.G. Wells
Editorial: Anaya, 1987
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Páginas: 203 
PVP: 8,80 €





H. G. WELLS

Las lecturas desencadenan a veces un efecto dominó que te lleva de un lado a otro, con lo que a veces sabes dónde empiezas pero no dónde terminas.
Y eso es justamente lo que me ha ocurrido con la lectura de El mapa del tiempo de Félix J. Palma, que me ha llevado a la figura del escritor H. G. Wells y su libro "La máquina del tiempo".

Y de repente me he dado cuenta de que toda la obra literaria que conozco de Wells es a través del cine, pero que en realidad no he leído ninguna obra suya. Probablemente os pase lo mismo a vosotros, por lo que voy a citaros unas cuantas obras de Wells de las que seguro habéis visto alguna versión cinematográfica:

La máquina del tiempo, de la que me ocuparé a continuación.

La Guerra de Los Mundos. La invasión marciana de la Tierra La versión más reciente tuvo como protagonista a Tom Cruise. Su versión radiofónica a cargo de Orson Wells sembró el pánico entre la población estadounidense.

El Hombre Invisible, también con una reciente adaptación. Una historia siempre actual.

La Isla del Doctor Morau. Antes de conocerse la manipulación genética, ya nos hablaba de los cruces entre hombres y animales.

H. G. Wells fue un hombre que toda su fortuna se la debió a un accidente, pues con ocho años se partió una pierna, lo cual le obligó a guardar reposo. Eso hoy día no hubiera significado nada, pues cualquier chaval de su edad al que le ocurriera eso hoy día, se pasaría el día enganchado a la Play, al ordenador o a la televisión. Pero como en aquella época de finales del siglo XIX no existían esos artilugios, a lo que se enganchó Wells fue a la literatura.
Y creo que algo inevitable es que a todo lector empedernido y más aún si está dotado de gran imaginación, tarde o temprano quiera pasarse al otro lado del espejo y convertirse en escritor. Escritores que escriben en realidad lo que les gustaría encontrarse como lectores.


Este paso lo dio Wells, cuyo tipo de escritos lo llevó a convertirse, mucho antes de que se acuñara ese nombre, en el padre de la ciencia ficción.




LA MÁQUINA DEL TIEMPO
No deja de ser muy curioso el planteamiento que hace del viaje en el tiempo, para lo que define el espacio como una geometría de cuatro dimensiones, a las que al largo, ancho y alto por todos conocidos, hay que añadirle el tiempo. 
Y al igual que el hombre es capaz de moverse en las tres direcciones del espacio conocidas hasta ese momento, incluso hacia arriba con los globos, cosa que durante muchos siglos estaba vedado, 
¿por qué no va a ser posible viajar adelante y atrás en el tiempo?

Para hacer este viaje posible, el autor crea una máquina del tiempo que nos describe con todo lujo de detalles para que podamos imaginarla, con sus palancas, su forma, etc. 
Nada explica sin embargo de en qué se basa el funcionamiento de dicha máquina. Claro que en aquellos momentos no importaba, pues era tal el aluvión de máquinas maravillosas que aparecían día tras día (teléfono, gramófono, cine, alumbrado eléctrico, motor de gasolina, etc) que hacía concebible cualquier tipo de máquina.

Es La máquina del tiempo un 
maravilloso libro de aventuras. Pero no es sólo eso. El autor trata de extrapolar a partir de los datos que tiene, cómo puede ser la sociedad del futuro, no en un futuro cercano, sino en el año 802.701, o sea, el viajero del tiempo que es como se llama en el libro al protagonista, avanza hasta el fin de los tiempos con la esperanza de ver cuál es el destino de la humanidad, de saber dónde va a llevarnos la evolución.

Es bueno tener presente el momento histórico en que se escribió esta narración, para comprender las conclusiones a las que llega el autor.
A finales del siglo XIX se produce el primer triunfo de la máquina, revolucionando el mundo de la industria, haciendo menos pesado el trabajo para el hombre, menos necesaria una mano de obra No cualificada. Eso lleva a pensar al autor, que finalmente el hombre controlará la naturaleza:

Al final, sabia y cuidadosamente reajustaremos el equilibrio de la vía animal y vegetal para adaptarla a nuestras necesidades humanas.

El ideal de la medicina preventiva estaba alcanzado. Las enfermedades, suprimidas.

Distinto es que semejante optimismo, le lleve a pensar en un futuro halagüeño para la humanidad.
En un estado de equilibrio físico y de seguridad, la potencia, tanto intelectual como física estaría fuera de lugar.

Es la lucha la que hace desarrollarse al hombre en todos los planos. Solo los más aptos y fuertes serán capaces de sobrevivir.
Suprimidos los estímulos, a la humanidad no le espera otra cosa que la decadencia.

Es un pensamiento demasiado optimista, provocado sin duda por unos rapidísimos avances científicos. La realidad nos muestra por contra que por cada pregunta que un científico consigue responder, diez nuevas preguntas sin respuesta se plantean.

A su llegada al mundo futuro, encuentra un mundo bello y aparentemente idílico, con unos seres con un tipo de belleza como de porcelana pero que al mismo tiempo su nivel intelectual era el de un niño de cinco años y además jamás he visto gente más indolente y que se canse con más facilidad.
Son los Eloy, el resultado al que ha llegado el desarrollo de la humanidad.

La realidad no es tan idílica como parece, pues no tarda en descubrir que bajo tierra la raza humana ha evolucionado de un modo totalmente distinto y terrorífico. 
Son los morlocks los dueños del subsuelo y la noche.

Parece un 
chiste revolucionario, donde son los trabajadores, los que se encargaban de la maquinaria, los nuevos amos del mundo, mientras que los antiguos amos, los que nada hacían, ocupan ahora el último lugar del escalafón y son mero ganado para los morlocks.

Dejo a continuación una de sus predicciones acertadas, a propósito del control de natalidad:
Donde la población es equilibrada y abundante, muchos nacimientos llegan a ser un mal más que un bien para el Estado.






COMENTARIO FINAL


Una lectura que os recomiendo, con un estilo que atrapa desde las primeras páginas y que no llega a las 200 páginas.
La edición que he leído, tenía además una introducción de Juan José Millás sobre Wells y la historia de la ciencia ficción.




Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles


VALORACIÓN: 8/10






LA PELÍCULA

El tema de los viajes en el tiempo ha sido recurrente en la historia del cine, con todo tipo de versiones entre las que probablemente recoredadaréis la saga de Regreso al futuro. Ciñéndome a la novela de Wells, ha habido también varias versiones, incluyendouna reciente de 2002. Pero sin duda la que merece la pena recordar es la realizada por George Pal en 1960 que obtuvo el Oscar a los mejores efectos especiales, con Rod Taylor, Alan Young e Yvette Mimieux como protagonistas.



Os dejo el trailer de la película (eso sí, en versión original) 











9 comentarios:

  1. Siempre me han gustado las historias sobre Viajes en el tiempo y como bien dices, la mayoría de las novelas de Wells las conocemos por sus adaptaciones cinematográficas.
    Ahora si se ha demostrado que es imposible viajar al pasado, aunque no se ha demostrado que no se pueda viajar el futuro, me llaman menos las historias sobre viajes en el tiempo, pero muchos veces digo, si nos saltamos ese pequeño impedimento, como disfrutamos con la lectura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hoy traes un super clásico =)
    Lo leí hace muchos años y es de esos que quiero volver a catar!

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhh es la maquina de los chicos de TBBT jejejeje
    Me lo apunto, aunque no soy muy de clásicos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Los libros de Félix J de Palma los leí hace un par de veranos. Siempre me ha gustado la idea de los viajes en el tiempo, aunque más por la influencia del pasado en el futuro. Wells, es todo un referente y esa época, tuvo que ser espectacular, ¡tanto por descubrir! Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Tampoco he leído ningún libro del autor, por culpa quizás, como bien dices, de haber visto casi todas sus adaptaciones cinematográficas. La peli de Rod Taylor no sé ni la de veces que la he visto. Siempre termina enganchándome... Tendré que animarme que me has picado con tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo volví a leer hace un par de años, cuando RBA editó las cuatro novelas de Wells juntas, y me gustó más que la primera vez que lo leí. ¡Muy recomendable!

    ResponderEliminar
  7. No es que sea un chiste. Es que el libro es un trasfondo del socialismo, tema por el que Wells se interesaba mucho, y que toca en otras novelas suyas. Los movimientos sociales, las clases y su evolución le traían de cabeza.

    Eso sí, la novela poco se parece a las películas.

    ResponderEliminar
  8. No me llama mucho la atención. Quizás por lo mismo que dice Margari

    ResponderEliminar
  9. Te iba a decir que desde que leí El mapa del tiempo de Félix J. Palma que le tengo ganas al autor, pero ya veo que tu pensaste lo mismo xD. La verdad es que no he leído nada de Wells y desde que estoy leyendo la triología victoriana que me han entrado muchas ganas. Me llama más La guerra de los mundos, pero La máquina del tiempo también es un libro que quiero leer.
    Además hace poco he descubierto que Wells tuvo una época posterior a la de la ciencia ficción en la que escribía historias realistas y de crítica y eso me ha llamado aún más la atención. Así que sí, quiero ponerme al día con Wells porque tengo muchas ganas de leer muchas de sus obras.

    Gracias por la reseña :D
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Analytics