martes, 20 de enero de 2015

LAS APARIENCIAS NO ENGAÑAN (JUAN MADRID)

Segunda entrega de las andanzas de Tony Romano





FICHA TÉCNICA

Título: Las apariencias no engañan
Autor: Juan Madrid
Editorial: Zeta bolsillo
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Páginas: 208
PVP: 10,00 €








JUAN MADRID

Su primera novela fue Un beso de amigo y se publicó en el año 1980 tras quedar finalista del premio convocado por la colección Círculo del Crimen de la editorial Sedmay. Nos cuenta el prólogo de dicha novela como cuando Juan Madrid publicó esto novela en el año 1980, acababa de comenzar la Nueva Novela Policíaca Española, con apenas cuatro o cinco ejemplares, algo muy diferente al panorama actual en el que Juan Madrid ocupa un lugar preeminente.
Leído este libro, me queda clara su influencia en autores posteriores como David Torres (Niños de tiza) cuyas obras están también ambientadas en Madrid y tienen a un exboxeador por protagonista.

Un beso de amigo fue la primera novela de lo que sería una serie protagonizada por Tony Romano. La verdad es que Antonio Carpintero es su nombre real, pero no parece un nombre muy adecuado para un boxeador ni mucho menos para un investigador privado, de ahí que no resulte extraño que insista en que le conozcan por su alias: Tony Romano.
No es la serie de Tony Romano lo único que ha escrito Juan Madrid, pues ha publicado unos cuarenta libros entre novelas, recopilaciones de cuentos y novelas juveniles. Y tampoco sus novelas son la única actividad de Juan Madrid, pues también ha escrito guiones para películas y series de televisión como la citada Brigada Central. Incluso ha llegado a dirigir una película: Tánger. Pese a que a nivel popular no sea muy conocido, es considerado como uno de los máximos exponentes de la nueva novela negra o urbana europea. Y no solo España puede disfrutar de sus novelas, puesto que estas han sido traducidas a dieciséis lenguas.

Los hombres mojados no temen la lluvia, es la última novela que ha publicado Juan Madrid.







ARGUMENTO

Tony Romano está tomando tranquilamente una copa en el bar de un amigo, cuando se ve envuelto en un tiroteo del que sale vivo de milagro. Uno de los muertos es un conocido empresario madrileño.
La policía no tiene claro que Tony Romano no sepa nada ni esté implicado en el asunto, por lo que no paran de acosarle. Será el propio Tony el que intente desenredar este complicado caso en el que se ha visto envuelto.







LAS APARIENCIAS NO ENGAÑAN

Las apariencias no engañan es la segunda entrega de las aventuras del ex policía y ex boxeador Tony Romano.

Las novelas que constituyen la serie son:

- Un beso de amigo, (1980)
- Las apariencias no engañan, (1982)
- Regalo de la casa, (1986)
- Mujeres & Mujeres
- Cuentas pendientes, (1995)
- Grupo de noche, Espasa-Calpe, (2003)
- Adiós, princesa (2008)
- Bares nocturnos (2009)

Como en la primera de la serie y como en muchas de sus novelas, haciendo honor a su apellido, Madrid es el otro gran protagonista de Las apariencias no engañan. Especialmente las calles del centro antiguo de Madrid, no en vano Tony Romano vive muy cerca de la Puerta del Sol y los bares, tascas y restaurantes de la zona cobran vida propia. Una zona que fue la de mi infancia, de ahí que el mapa mental de la misma lo tenga muy bien grabado mientras leo la novela. Otra cosa es que no conozca los sitios de los que nos habla (normal, no eran los sitios que yo frecuentaba de pequeño).

No hay en la novela referencias a la actualidad de la época, por lo que no es fácil circunscribirla a un momento concreto, a unos hechos históricos precisos.
Nos habla de los primeros años de la democracia, en la que los viejos hábitos siguen estando presentes. El poder sigue estando en manos de los de siempre por mucho que la democracia se esté instalando en España.
Claro, que si el siguiente párrafo hablando de los “caballeros” lo ponemos en cualquier novela cuya acción tenga lugar en la actualidad, no notaríamos la diferencia:
Son caballeros, quiero decir que visten como caballeros y comen como caballeros, pero son rufianes. A su lado, toda la ralea que he visto en mi vida de policía parecerían colegiales haciendo travesuras. Pero hay que estar con ellos. Siempre, de alguna manera, se termina bajo las órdenes de un Céspedes o un Cazzo. Y es mejor sacar tajada.

¿Y qué decir de la policía? Porque por mucho que se haya democratizado y profesionalizado, para muchos no ha cambiado tanto en el fondo. Sigue vigente desgraciadamente lo que de ella decía Juan Madrid hace ya más de treinta años:
La policía, a pesar de los discursos y de las pamplinas que se escribían sobre ella, no servía para defender a los ciudadanos, sino para vigilarlos. Éramos una especie de guardia pretoriana de unos pocos, pagados por todos.


Tiene Juan Madrid un estilo directo, como un gancho a la mandíbula de esos que propina su protagonista.

Novele negra cien por cien, con ese tono de desencanto y cansancio tan propio de buena parte de ella. Un desencanto que nos viene de la mano de un ex policía que terminó harto de ver que la policía no estaba al servicio del pueblo sino de los poderosos, en la que solo medraban aquellos que se doblegaban a los deseos de los de arriba y donde aún continuaban los desmanes y los abusos de aquellos que se amparaban detrás de una placa.






TONY ROMANO

La verdad es que Antonio Carpintero no parece un nombre muy adecuado para un boxeador ni mucho menos para un investigador privado, de ahí que no resulte extraño que insista en que le conozcan por su alias: Tony Romano.
Fue policía en la época franquista, por lo que tiene contactos que le son de utilidad. No se aclara el hecho concreto por qué se marchó, aunque está claro que tiene mucho que ver con no poder callar lo que piensa.

Podemos encontrar en Las apariencias no engañan un buen resumen de lo que ha sido hasta ese momento la vida de Tony Romano:
Sé todo lo que has estado haciendo en los últimos años, desde que volviste al ring con ese nombre de Toni Romano —hizo una pausa— y no tienes dónde caerte muerto. Has trabajado de guardaespaldas, en la agencia esa de detectives Draper... nada, mierda sobre mierda. Y ahora estás de matón en un baile de golfos melenudos y drogotas... ¿Es que eres imbécil o qué? ¿Es que no te gusta el dinero? ¿Qué tiene de malo trabajar para alguien como Céspedes? Casi todo el mundo trabaja para alguien parecido a Céspedes y la mayoría no lo sabe. ¿Qué te importa a ti ese maldito chófer? (Las apariencias no engañan)

Próximo ya a los cuarenta años, vive solo y no mantiene ninguna relación sentimental. No va por la vida de guapo, más bien de hombre duro, muy duro, al que no le importa romper los dientes de algún que otro portero o guardaespaldas mal encarado.
Además, su cuerpo no puede dejar de transmitir que se trata de un policía, aunque ya esté retirado.
«Noté que algunos me miraban con aprensión. El haber sido policía es como un sello pegado a la cara que ya no te puedes quitar.» (Un beso de amigo. Página 86)

Un hombre al que no le gusta hacer las cosas a medias, que si empieza algo es para terminarlo. Como le dice el jefe de una banda:
«Tu y yo somos bastante iguales (...) Porque los dos, lo que sabemos hacer, lo hacemos muy bien.» (Un beso de amigo. Página 61)






IMPRESIÓN PERSONAL

Me gusta mucho Juan Madrid, el ambiente gris y madrileño de sus novelas, donde no hay en realidad buenos y malos. Porque los buenos no son tal, y los malos no son unos psicópatas que actúan porque sí.
Ese estilo lo mantiene en Las apariencias no engañan, que pese a haberla devorado (es cierto que además es una novela corta), no me ha gustado tanto como Un beso de amigo con la que empieza la serie. Quizás porque profundiza menos en lo personal o porque se me queda un tanto corto (ya he dicho que es una novela corta)

Aún con eso, es un placer leer esta novela de uno de los grandes del género negro, sumergirme en esa espesa niebla del tabaco que se respira en todo momento, en perderme por las callejuelas de mi antiguo barrio (ese callejón de Cádiz que tanto se menciona en la novela, apenas a unos cincuenta metros de mi antigua casa), en recrearme en aquel Madrid que apenas sacaba la cabeza tras años de dictadura franquista.








VALORACIÓN: 8/10





Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca, pincha AQUÍ







7 comentarios:

  1. No he leído nada de este escritor y creo que ya estoy tardando, besotes

    ResponderEliminar
  2. Me apetece leer algo de Juan Madrid, y además con esos escenarios que tanto me gusta recorrer. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Por lo que cuentas tiene buena pinta,además de que la ambientación me parece interesante.Lo tendrépoca en cuenta.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Pues no la conocía, este mes llevo unas cuantas novelas negras a mis espaldas
    igual me animo y todo :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Un autor del que no he leído nada!!
    Hay que ponerle remedio, que además el género me encanta =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de este autor, pero me lo apunto a ver si le saco un hueco!!!
    Saludoss ;-)

    ResponderEliminar
  7. No me he estrenado aún con este autor y mira que lleva tiempo entre mis pendientes. A ver si me pongo las pilas. Aunque ahora cuando termine con la trilogía de Pérez Gellida, quiero descansar un poco del género.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics