martes, 3 de febrero de 2015

OFRENDA A LA TORMENTA (DOLORES REDONDO)

Los crímenes de Inguma





FICHA TÉCNICA

Título: Ofrenda a la tormenta
Autor: Dolores Redondo
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 547
PVP: 18,50 €






Editorial: Destino, 2016
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Páginas: 560
PVP: 9,95 €









DOLORES REDONDO


«Dolores Delgado nació en Donostia, San Sebastián en 1969. El guardián invisible, la primera novela de su Trilogía de Baztán, le ha granjeado el entusiasmo de editores de numerosos países y hoy son ya 23 los sellos editoriales que publicarán la obra en todo el mundo.
Además del respaldo de los lectores, ha sido saludada por la crítica como una de las propuestas más originales y contundentes del noir en nuestro país, y asimismo se proyecta la versión cinematográfica de la mano de los productores de la trilogía Millenium de Stieg Larsson. »








ARGUMENTO de OFRENDA A LA TORMENTA


Ofrenda a la tormenta arranca un mes después de los sucesos con los que terminaba Legado en los huesos. Comienza con la muerte de una niña, esas muertes inexplicables que se han dado en llamar muertes súbitas o muertes de “cuna”.
Pero un análisis detenido del cadáver permite ver unas marcas que indican que ha sido ahogada, al parecer por su padre. Una muerte que entronca con otras semejantes acaecidas en la zona. ¿Obra de un diablo ancestral o de hombres con creencias satánicas?






OFRENDA A LA TORMENTA


Ofrenda a la tormenta es el cierre de la Trilogía de Baztán, que comenzó con El guardián invisible y continuó con Legado en los huesos.

El guardián invisible  es una novela que cerraba el caso que planteaba, el de “El asesino de Basajaun”, pero no es menos cierto que dejaba algunas líneas abiertas que permitían su continuación en Legado en los huesos, en que el complejo caso que plantea queda solucionado, pero que también permite una continuación, aunque quedan muchos menos puntos por rematar que en la anterior, que es justo lo que ha hecho Dolores Redondo en Ofrenda a la tormenta, resolviendo todos los flecos que a lo largo de la trilogía estaban sueltos y cerrando definitivamente la historia.


El hecho de que sea un caso que comienza y se cierra con la novela, podría permitir leer Legado en los huesos sin haber leído El guardián invisible, aunque creo que es desaconsejable, porque si bien el caso se entiende perfectamente, se pierde mucho en la comprensión de la difícil y compleja personalidad de sus protagonistas sin haber leído la anterior.
En cambio, es casi imposible leer Ofrenda a la tormenta sin haber leído las anteriores. Es más, aún habiéndolas leído, gracias a mi memoria pez había olvidado muchos hechos y me costaba seguir en muchos momentos el hilo cuando hacía referencia a todo lo acontecido anteriormente.


Sigue presente en Ofrenda a la tormenta ese toque fantástico presente ya en las dos anteriores. En El guardián invisible, era la presencia de un ser mitológico como el Basajaun. En Legado en los huesos se trataba de otra figura: el Tarttalo, un monstruo asesino que devoraba sus víctimas. En Ofrenda a la tormenta es Inguma
Inguma es el demonio que se bebe el aliento de los niños mientras duermen. (Ofrenda a la tormenta. Página 43)
Un toque de fantasía que contrasta con el crudo realismo de toda la novela. Aunque como dice la protagonista a propósito de estas figuras, de las brujas, de los fantasmas:
«No se debe creer que existen, no se debe decir que no existen. » (Legado en los huesos. Página 212)

El punto de partida, fantasías al margen es una realidad que angustia a muchos padres, el denominado “Síndrome de muerte súbita”:
Síndrome de muerte súbita del lactante es el nombre que recibe la muerte inesperada de un niño normalmente menor de un año, aunque hay casos que se han extendido hasta los dos. Se produce mientras el niño duerme y sin síntomas aparentes de sufrimiento. (…) La catalogación de este tipo de muerte es bastante misterioso; se considera muerte súbita del lactante si después de la autopsia no se ha encontrado ninguna otra causa que la explique. (Página 113)

Aunque no se sale de la media normal, hay toda una serie de casos de muerte súbita a lo largo del río Baztán, el gran protagonista de esta novela, con unas características extrañas que son las que lanzan a Amaia Salazar a iniciar una investigación que deparará numerosas sorpresas que conectarán los últimos casos que ha investigado y que terminarán resolviendo las incógnitas que la acompañan desde su niñez.






IMPRESIÓN PERSONAL

Para muchos, ésta es la mejor novela de la trilogía. A mí, personalmente, es la que menos me ha gustado. No solo porque me costaba recordar algunos de las tramas que provenían de las novelas anteriores, sino sobre todo, porque me chirriaba el personaje principal, la inspectora Amaia Salazar. No puedo extenderme mucho en el por qué sin entrar en spoilers, algo que no quiero que aparezcan nunca en mis reseñas. Baste con decir que la relación con el juez Markina que ya pudísteis ver en la entrega anterior, avanza por un camino que a mi personalmente no me ha convencido en absoluto.
Sumadle a eso, que la mezcla de fantasía y realidad, que en cierto modo es el sustento de la trilogía tampoco me ha terminado de convencer para que finalmente la novela me haya dejado, por más que resuelve los flecos de la misma, una sensación extraña de desagrado.

Como muy bien dice el título de este apartado, esta es una impresión personal que no necesariamente tenéis que compartir. Ya me hubiera gustado a mí que fuera de otra manera, porque es una cuestión de gustos, porque nada tengo en contra de la manera de escribir de la autora.





Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles.





VALORACIÓN: 7/10





Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ


25 comentarios:

  1. Vaya.

    Yo quiero leerla este año, así que comprobaré si mis impresiones se acercan a las tuyas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues ya veo que hay opiniones para todos los gustos. Aún me queda leer la segunda así que a ver que me parecen, pero ya voy con las expectativas más equilibradas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Mi impresion fue un poco distinta, tal vez porque lei las tres seguidas en apenas dos meses asi que lo tenia todo fresco. Sí que coincido en que me desagradó ese aspecto de Salazar que comentas, pero sin embargo la novela me parecio la mas tensa de las tres y la disfruté mucho. Cuestiones de gustos, supongo. Ahora sí, seguro que en un futuro nos sorprende con más Amaia Salazar... o eso espero. Besos

    ResponderEliminar
  4. A mí me ha gustado más que las dos anteriores pero estoy de acuerdo contigo en que el camino que coge el personaje de Amaia me ha disgustado bastante. Por mi parte, también me pareció tremendamente previsible, y eso le quitó un poco de gracia a la lectura. En cambio, el apartado de fantasía sí me ha gustado bastante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me ha gustado mucho esta trilogía, pero estoy contigo en que la sensación cuando terminé Ofrenda a la tormente, fue de "sí, pero no". Lo de Markina efectivamente descuadra, y también el desenlace de la historia con su madre que quizá me esperaba algo más así como con redoble de tambores... Con todo y eso, recomendaría estos libros!

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de ponerme con esta trilogía, es uno de mis propósitos para este año !!!

    ResponderEliminar
  7. A mi esa relación tampoco me casaba del todo, aunque terminé encontrando un motivo, que no sé si será el mismo de la autora. besos

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo en que sería imposible leerla, o al menos entenderla, sin haber leído las dos anteriores y aún así... Debo tener también memoria de pez ;) Además me defraudó el personaje del FBI que está en Estados Unidos. ¿A qué tanto misterio con él si en el fondo no resuelve nada? Lo deja en el aire. No sé. Me huelo una cuarta entrega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas toda la razón en cuanto a la inutilidad del "brujo" del FBI

      Eliminar
  9. Lo leeré en breve y miedo me da,hace una eternidad que leí los anteriores.
    Tampoco es la primera vez que veo una opinión parecida a la tuya,así es que,lo leeré con menos espectativas esperando que no me defraude.
    Gracias Pedro.

    ResponderEliminar
  10. Lo leí en diciembre (a ver si hago la reseña..) y me gusto mucho aunque esa parte de la que hablas me disgusto bastante y no me convenció, también pienso que lo del agente del F.B.I quedo un poco en el aire...Besotes

    ResponderEliminar
  11. Todavía tengo pendiente leer esta trilogía, pero espero hacerlo pronto. Besos

    ResponderEliminar
  12. A mi este es el que menos me gustó de la trilogía pero en general es una lectura que he disfrutado mucho.

    ResponderEliminar
  13. Justo lo he reseñado yo hoy también y coincido plenamente contigo. Una decepción el personaje principal en esta última parte. Y tampoco me ha convencido cómo se cierra todo. En fin, las expectativas estaban altas pero creo que podría haberse mejorado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. A mí directamente la trilogía no me ha gustado mucho...
    pero el último ya, me chirriaba por todas partes x)
    un beesito

    ResponderEliminar
  15. Solo he leído el primero, y aunque me pareció que tenía muy buena materia prima, había algunas cosas que no me acababan de convencer y el tema de lo paranormal era una de ellas. No me he decidido a seguir con la serie y de momento no creo que cambie de opinión. Saludos,

    ResponderEliminar
  16. No me he animado con esta trilogía. Pero después de muchas reseñas entusiastas, con la tuya bajo mis expectativas, que va a ser mejor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. A mi la primera me gustó mucho, pero la segunda ya no tanto y si lo que dices es lo que sospecho la tercera va a gustarme menos todavía. Espero que no sea así porque tenía puesta en ella grandes esperanzas. No quiero sin embargo opinar sin haberla leído. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Para mí, la peor de las tres. Algunos de los desenlaces de las tramas son precipitados, cuando no increíbles y forzados... Qué pena, pero no me queda buen sabor de boca al concluir la trilogía. Aprovecho para decir que tampoco me gusta la moda de las novelas en partes. ¿Por qué tengo que estar recordando acontecimientos que he leído hace más de dos años?. Si quiero fascículos, me compro "La cocina de la abuela"

    ResponderEliminar
  19. Si ni te acuerdas de las novelas anteriores, mal.
    Pero si te acuerdas también mal, porque hay contradicciones entre ellas.
    Por otra parte creo que hay que dosificar la "magia" ;aún admitiéndola la trama resulta inverosímil.

    ResponderEliminar
  20. Tengo muchísimas ganas de terminar la trilogía, pero después de leer tu reseña rebajaré algo las expectativas
    Besos

    ResponderEliminar
  21. No me he conseguido poner con ella aun... Con la trilogía digo... Pero casi me quedo con lo que dices para no llevarme luego un disgusto que le tengo el listón muy alto y luego me va a fastidiar...

    ResponderEliminar
  22. Tengo muchas muchas ganas de leer esta trilogía =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. ¿Os habéis quedado con ganas de más novela negra de este estilo? Entonces os recomiendo que echéis un vistazo a esta pequeña muestra de "Alcolea". Aquí http://hiberniansoldierbooks.com/2015/06/19/the-spanish-corner-ii/

    Es una pequeña gran novela negra ambientada en el País Vasco de 1875, en el último y crudo invierno de la tercera guerra carlista, cuando empiezan a parecer cadáveres que nada tienen que ver con los de los campos de batalla...

    ResponderEliminar
  24. Yo me he leído las dos. "Ofrenda a la tormenta" y "Alcolea". Son estilos diferentes -aunque los paisajes nevados de "Alcolea" y el trasfondo de la guerra carlista de 1876 son tan impresionantes como el Baztán mágico de Dolores- pero la verdad es que "Alcolea" me ha venido de maravilla para aguantar la travesía del desierto que sigue al acabar la Trilogía y saber que, eso, ¡que se acaba! ; )

    ResponderEliminar

Analytics