jueves, 26 de marzo de 2015

HOMBRES BUENOS (ARTURO PÉREZ-REVERTE)

Dos hombres buenos en busca de la sabiduría




FICHA TÉCNICA

Título: Hombres buenos
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara, 2015
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 583
PVP:  22,90 €









Editorial: Punto de lectura, 2016
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Páginas: 584
PVP: 14,95 €








ARTURO PÉREZ-REVERTE


No puede menos que llamarme la atención la biografía que de Arturo Pérez-Reverte nos presenta la editorial en la solapa interior:

Fue reportero de guerra durante veintiún años y es autor, entre otras novelas de El húsar, El maestro de esgrima, La tabla de Flandes, El Club Dúmas, Territorio Comanche, La piel del tambor, La carta esférica, La Reina del Sur, El pintor de batallas, Un día de cólera, El asedio y El tango de la Guardia Vieja y de la ya legendaria serie histórica Las aventuras del capitán Alatriste. Es miembro de la Real Academia Española.

Frente a biografías de otros autores en las que como te descuides te cuentan hasta los premios que ganó en el colegio, no puede menos que resultar chocante las breves pinceladas con la que despachan el amplísimo curriculum de Arturo Pérez-Reverte, porque solo se mencionan algunas de sus novelas y no se nombra ningún premio.


Seguramente no haga falta. Si no conoces a Arturo Pérez-Reverte, tienen página y páginas en Google para informarte.






ARGUMENTO

-¿Son esos libros tan valiosos como para morir por ellos? -pregunta.
El otro lo piensa un instante, o parece hacerlo.
-No es por ellos, sino por lo que tienen dentro -responde, al cabo.
-Vaya... ¿Y de qué se trata?
-De la Razón. Lo que hará que un día no existan hombres como usted. (Página 565)

A finales del siglo XVIII, la Real Academia Española encarga a dos de sus académicos la misión de viajar hasta Francia para hacerse con los veintiocho volúmenes de la Encyclopedie de D´Alambert y Diderot, obra prohibida en España y de la que tampoco hay muchos ejemplares en Francia, donde es una obra clandestina.
Una misión difícil, sobre todo porque aunque ellos no lo sepan, por encargo de otros dos académicos, hay un hombre encargado de conseguir que dicha misión fracase y la obra nunca llegue a España.






HOMBRES BUENOS

A pesar de los muchos libros que he leído de Arturo Pérez-Reverte (creo que a excepción de Trafalgar los he leído todos), he de reconocer que Hombres buenos ha supuesto una sorpresa por el fondo y por la forma, que no tanto por el tema tratado.
Hombres buenos es todo un tratado de literatura (metaliteratura en estado puro) pues por sus páginas van a desfilar decenas de libros y autores de la época al margen de la mencionada Encylopédie (la obra que compendiaba la mayor aventura intelectual del siglo XVIII: el triunfo de la razón y el progreso sobre las fuerzas oscuras del mundo entonces conocido. Una exposición sistemática en 72.000 artículos, 16.500 páginas y 17 millones de palabras que contenía las ideas más revolucionarias de su tiempo, que llegó a ser condenada por la iglesia católica y cuyos autores y editores se vieron amenazados con la prisión y la muerte -página 16-) eje principal de la trama. Pero eso no es una gran novedad, porque sin ir más lejos, las famosas novelas de Alatriste también son un compendio de autores de la época que nos narra, con numerosas citas de los poetas y escritores de aquella época.
En este caso va un paso más allá y nos muestra la Real Academia Española, tanto en la época actual, con menciones expresas a algunos de sus miembros, como a la de finales del siglo XVIII. Todo un alegato en defensa de esta institución por lo que supuso y supone para la defensa de la lengua castellana.

La forma en que Arturo Pérez-Reverte lleva la narración es muy singular, porque junto al texto de la misma, va intercalado eso que en las películas llaman el “making off”, que no deja de ser otra cosa en este caso que el “cómo la escribí”. Por eso no sólo nos contará como surgió la idea, sino como se documentó sobre el tema, con quién habló, que libros y mapas consultó, como buscó algunas localizaciones... Porque por más sorprendente que pueda parecernos en algunos momentos, los hechos que nos narra el autor, son reales y él se ha limitado a darles una forma novelada y rellenar con diálogos y escenas que en todo momento resultan no solo verosímiles sino que se puedan aproximar mucho a lo que realmente ocurrió, aquello que los documentos no detallan totalmente. Consigue además introducir este elemento descriptivo de información al lector, sin que la novela pierda ritmo.


Hay aspectos diferentes a los de otras novelas, porque por lo menos el primer terco de Hombres buenos tiene las características de una road-movie, en que dos personajes que no se conocen y con personalidades aparentemente muy dispares como son el almirante y el bilbiotecario, han de compartir las penalidades de un viaje en el que se irán conociendo profundamente, lo cual dará lugar a una amistad leal y sincera.



Biblioteca de la RAE 
Junto con estos aspectos novedosos en la novela, Arturo Pérez-Reverte, conserva aquellos otros que sirven de seña de identidad para su obra como son la crítica del presente a partir de hechos del pasado. Porque la historia de la España actual, no es tan diferente de la del siglo de oro que nos narraba en Alatriste, o la de este final del siglo XVIII:
Sólo un Estado organizado y fuerte, protector de artistas, pensadores y científicos, es capaz de proveer el progreso material y moral de una nación... Y ese no es nuestro caso. (Página 107)
Ni lo era, ni lo es.

Críticas que además en algún momento tienen nombre y apellidos, como cuando menciona expresamente a Mariano Rajoy:
-¿Alguna vez lo has visto en un acto cultural?... ¿En un estreno teatral? ¿En la ópera¿ ¿Viendo una película? (Página 19)

También es verdad que en algún caso, es la propia actualidad la que sin querer se hace presente en la novela, como al hablar de los restos de Cervantes, hoy supuestamente encontrados:
Miguel de Cervantes, el hombre que más gloria dio a las letras hispanas y universales, yace ahí mismo, en una fosa común. Sus huesos, vueltos al polvo se perdieron con el tiempo. Murió pobre, abandonado de casi todos, arrojado al olvido por sus contemporáneos tras una vida desdichada, sin apenas gozar del éxito de su libro inmortal. (Página 71)


También conserva otra de sus señas de identidad como el perfeccionismo con el que dota de vida a sus personajes. No se trata solo de su descripción física, sino a la descripción de su alma. Por eso sus personajes están cargados de claroscuros, capaces de lo peor y lo mejor. Y si espectaculares son los dos académicos que viajan a París a conseguir la enciclopedia, no se le queda atrás el “malo”, aquel que ha recibido la misión de sabotear el éxito de la misión:
Los hombres suelen dividirse en dos grandes grupos: los que cometen actos viles por bajeza natural, supervivencia o cobardía, y los que, como él mismo, para ejecutar esas vilezas exigen que se les pague al contado. (Página 87)


Hombres buenos es una defensa cerrada de la libertad del hombre. Una libertad a la que puede llegarse solamente a través del conocimiento, del saber. De ahí que la oposición a la adquisición de la enciclopedia viniera desde distintos enfoques:
En esto, aunque desde lugares opuestos, coinciden nuestros puntos de vista. Para mí, patriota y católico, es obra de los llamados filósofos franceses es corrosiva y nefasta... Para usted, pensador profundo, perito en la minoría de edad de este ingenuo pueblo español, su lectura aquí y ahora resulta excesiva. (Página 39)


También es el choque entre la razón y la fe. ¿Incompatibles? Ese es el dilema del bueno del bibliotecario Hermógenes Molina, un hombre de fe, que no se opone en ningún momento al saber, por más que en algunos momentos esto suponga un dilema para sus creencias. Un debate hoy aparentemente aparcado, con una sociedad cada vez más apartada de la religión, pero sin que eso haya supuesto que el saber y la cultura hayan alcanzado un puesto de privilegio en nuestra sociedad.







IMPRESIÓN PERSONAL

Sería de justicia recordar que, en tiempos de oscuridad, siempre hubo hombres buenos que lucharon por traer a sus compatriotas las luces y el progreso... Y que no faltaron quienes procuraban impedirlo. (Página 37)
Sin duda esta es la obra más personal de Arturo Pérez-Reverte, en la que aparca buena parte de su pesimismo para presentarnos su novela más amable, porque por una vez y sin que sirva de precedente, triunfa el bien.
No está de más tomar nota de las palabras que el propio autor vuelca en la novela hablando del por qué de esta obra:
A esta edad hay más historias por escribir que tiempo para ocuparse de ellas. Elegir una idea implica dejar morir otras. Por eso es necesario escoger con cuidado. Equivocarse lo justo. (Página 19)



Hombres buenos es una novela que me ha sorprendido, por su peculiar estilo narrativo en el que el autor nos cuenta cómo fue escribiendo la novela al mismo tiempo que esta se desarrolla. Con un ritmo ágil a pesar de que no hay mucha acción, si bien es verdad que a mi parecer en algún momento se le va la mano aportando nombres y datos de autores y libros (con acelerar la vista sobre esos párrafos asunto resuelto)
Los momentos de acción son mínimos pero espectaculares, fiel a la habilidad que el autor tiene para describir escenas. Algunas como el duelo o la carga solitaria de un teniente, dignas de figurar entre sus mejores escritos.

Muy atinada la crítica que hace de la sociedad actual, tan parecida a la de aquel siglo XVIII, que no hemos cambiado tanto. Si acaso en algunas cosas, para peor, como cuando recuerda que los libros de ahora no son ya como los de antes:
Hojeé algunas páginas al azar. El papel, inmaculadamente blanco pese a su edad, sonaba como si estuviera recién impreso. Buen y noble papel de hilo, pensé, tan distinto a la ácida celulosa del papel moderno, que en pocos años amarillea las páginas y las hace quebradizas y caducas. (Página 17)

Sumadle a todo lo anterior ese debate filosófico entre la razón, la fe, la cultura, el poder, para saber que estamos ante una gran novela. Por cierto ¿qué queda hoy de la filosofía?

En suma, una gran novela para aquellos que busquen algo más que aventuras en su lectura.



Gracias a mi amiga María Ángeles, que me regaló este libro, con la firma del autor incluída.






VALORACIÓN: 9/10



Si quieres conocer más novedades editoriales 2015, pincha AQUÍ



Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

26 comentarios:

  1. Pues fíjate que no recuerdo en qué momento de mi historia lectora me "separé" de este autor. Ni siquiera recuerdo qué hizo o qué dijo que me molestó y lo eliminé de mi lista y eso que he leído tres de sus libros y me han gustado los tres. Dado que ni recuerdo los motivos, debería darle una nueva oportunidad, al menos a sus libros. Empezar a leer los de Alatriste casi me da pereza pero éste que nos traes hoy, pinta bien.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa como a Ángela... con la diferencia de que sí sé cuándo empecé a separarme de Pérez - Reverte. La reina del sur... Pero no he podido evitar seguir leyéndole, porque en el fondo, me gusta su manera de escribir. Con El tango de la guardia vieja volví a quedarme a medias, creo que este libro me devolverá la confianza en él.
    Gracias por el post.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Esperaba como agua de abril esta reseña. Ahora sólo me queda esperar unos mesecitos hasta que lo saquen en edición de bolsillo y ya será mio.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Pérez Reverte es un escritor que me encanta. Igualmente disfruto con sus entrevistas. Le vi en televisión hablando de este libro y supe que tenía que leerlo. Tu reseña me lo confirma.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues lo tenía descartado porque en general las obras de este autor no me llaman la atención, pero con tu reseña he cambiado de opinión. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo apuntadísimo desde que lo vi por vez primera en las redes y leí la reseña. Las palabras Diderot, libreros, libros, crítica social... Y todo orquestado por el maestro Pérez Reverte, me lo hacen prácticamente irresistible. Tu estupenda reseña confirma mis inquietudes. Bss

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo apuntado pero para mi marido, besotes

    ResponderEliminar
  8. Que buena reseña te has marcado, enhorabuena :)
    La verdad es que no lo tengo entre mis pendientes por el momento pero la verdad es que entiendo la expectación que levanta y las ganas con las que han acogido el lanzamiento.

    ResponderEliminar
  9. Lo apunto sin falta!! Nunca he leído nada de Pérez-Reverte desgraciadamente pero tengo muchísimas ganas, y con esta reseña tuya tan buena sin duda empezaré con esta novela :)

    ResponderEliminar
  10. Es un libro que tendré en cuenta, pero de momento no me apetece mucho reencontrarme con Pérez Reverte. Besos

    ResponderEliminar
  11. Es un autor que me convence con Alatriste, pero con sus otras novelas no. Pero el argumento de este libro me tienta y por lo que cuentas, creo que sí podría gustarme. Así que intentaré hacerle un hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Solo he leído Territorio comanche. Hay algo en este autor que me echa para atrás, seguramente estoy sugestionado por su perfil mediático. Has escrito una magnífica reseña y me dan ganas de leer la novela, me la llevo, junto con Tango de la guardia vieja, que igualmente está entre mis pendientes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. No me hago una idea de cómo es el libro, la verdad, a pesar de lo bien que lo has descrito. Y tampoco estoy segura de querer leerlo, ni de no querer hacerlo
    Pérez Reverte fue,en tiempos, mi autor preferido. Pero la serie Alatriste acabó por aburrirme así como algunas otras de sus novelas y hace tiempo que no leo nada suyo...

    ResponderEliminar
  14. Una novela que terminaré leyendo, son muchos los ingredientes que nos presentas que me atraen,
    saludos

    ResponderEliminar
  15. Hola! Pérez Reverte no es un autor que me guste mucho. Me alegro que a ti te haya gustado. Bsos ^^

    ResponderEliminar
  16. Fantástica reseña. Pena que las novelas de Reverte no me terminan de gustar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Yo tengo una estupenda relación con Pérez Reverte, he disfrutado mucho de sus novelas y aunque alguna vez me ha cabreado su lado más bocazas, es algo que tengo que aparcar porque adoro sus historias. Así que estoy deseando que esta caiga en mis manos, sobre todo por descubrir ese estilo narrativo acompañado del making of (yo soy de las que muchas veces se ha preguntado de dónde se saca Pérez Reverte según qué cosas).
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Es un autor del que no he leído nada. No sé por qué pero siempre lo dejo de lado. No acaba de ganar puestos. Sin embargo este... No sé... El otro día lo vi en una entrevista y casi me convenció y ahora tu reseña... Que nada,... Que me lo llevo ;)

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que me llama muchísimo. Del autor solo he leído la primera aventura de Alatriste, que me encantó, así que me apetece volver a encontrarme con su prosa.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  20. Tengo pendiente al autor, pero empezaré con Alatriste =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Aún no me he estrenado con Reverte, no sé por qué, a ver si le pongo remedio pronto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. A mi ni me gustó el libro ni me gusta Pérez Reverte. La verdad es que este libro es una de las torturas más grandes por las que he tenido que pasar. No lo rocomiendo ni a mis enemigos.

    ResponderEliminar
  23. He leido casi todos los libres de Perez Reverte y la mayoría me han gustado bastante, de este no puedo decir lo mismo, pienso que la trama no daba para mucho, muy moralista y aburrido, me costo leer, para mi con mucho la peor novela de Reverte, ¿se estara haciendo mayor?.

    ResponderEliminar
  24. He leído TODOS los libros de Perez Reverte (incluido, por supuesto, Hombres Buenos) y me parece uno de los autores más importantes de la literatura española actual. Si tuviera que destacar (y recomendar) tres de sus títulos, me decantaría por La sombra del águila, Cabo Trafalgar y El Club Dumas. Éste último tiene en mi opinión el planteamiento argumental más genial que he leído nunca. Ánimo y leer a D. Arturo.

    ResponderEliminar
  25. Es la primera vez que leo algo de este autor, y sinceramente me encantó esta novela.
    Saludos !!

    ResponderEliminar
  26. Es la primera vez que leo algo de este autor, y sinceramente me encantó esta novela.
    Saludos !!

    ResponderEliminar

Analytics