viernes, 12 de junio de 2015

EL REDENTOR (JO NESBO)

¡Oh Dios!, líbranos de nuestros redentores




FICHA TÉCNICA

Título: El redentor
Autor: Jo Nesbo
Editorial: RBA
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 544
PVP: 22,00 €





JO NESBO

Jo Nesbo (Noruega) es un nombre que hay que añadir a la cada vez más abundante y conocida en nuestro país literatura nórdica. No desentona junto a autores ya líderes en ventas como Henry MankellStieg Larsson o Asa Larsson de Suecia, y Arnaldur Indridason de Islandia. 

Antes de dedicarse a la escritura, Jo Nesbo (Oslo, Noruega, 1960)formaba parte de un grupo musical. Seguramente por eso en sus libros hay abundantes alusiones a canciones y grupos musicales. Pese a andarse con pocos localismos y utilizar música internacional, he da reconocer que para mí son referencias desconocidas. En los cuatro libros sólo hay un tema que conozca (no hacerlo sería demasiado desconocimiento): Purple Rain de Prince.

Aunque tiene ya diez libros de la serie en su haber, solamente siete  han sido publicados en España. En realidad El Redentor es el sexto de la serie que tiene como protagonista a Harry Hole, pues los dos primeros no habían sido publicados en España, aunque el éxito de la serie ha hecho que finalmente haya visto la luz los dos primeros de la serie: El Murciélago y Cucarachas 

-Némesis
-La estrella del diablo
-El Redentor
-El leopardo






ARGUMENTO

Un nuevo reto para el inspector Harry Hole, que tiene que enfrentarse a un asesino profesional que ha cometido un asesinato que en breve descubren que ha sido un error, que el auténtico objetivo no ha sido el hombre muerto sino su hermano, con el que guarda un gran parecido físico y que era quien en realidad tenía que haberse encontrado en el concierto en el que su hermano ha sido asesinado.
Lejos de desistir, el asesino sigue con sus planes adelante, pese a parecer tener todo en contra, pues hasta su identidad es descubierta. Sin embargo, no es fácil defender al presunto objetivo, pues los motivos por los que pueda querer ser asesinado son un completo misterio.






EL REDENTOR Y LA SERIE DE HARRY HOLE

Con el tiempo, las aguas vuelven siempre a su cauce (otra cosa es lo que se hayan llevado por delante) y de la riada de escritores surgidos al abrigo del boom de la novela nórdica, solo quedan aquellos cuya calidad merece la pena o que cuentan con el apoyo incondicional de sus editoriales.
Esa misma selección natural es la que voy realizando yo, por lo que al final solo quedan un puñado de autores que siga leyendo a medida que sus libros son publicados en España. Ese es el caso de Jo Nesbo, del que hay que aclarar de entrada que no es sueco sino noruego.

Conviene también dejar claro desde un principio, de que con Jo Nesbo tenemos auténtica novela negra. Porque dentro de esa avalancha nórdica, se ha etiquetado todo como novela negra, cuando en realidad buena parte de ella era simplemente novela de intriga (no tengo nada contra ese tipo de novela, que me gusta, pero a cada cosa hay que llamarla por su nombre) incluso en algunos casos, con un tinte más rosa que negro.

El Redentor forma parte de una serie que tiene como protagonista a un peculiar policía llamado Harry Hole, del que os hablaré en el próximo capítulo. Cuatro son hasta ahora los libros publicados en España de esta serie, con dos títulos anteriores que no han llegado a publicarse. Los tres primeros se engloban en la denominada Trilogía de Oslo, que terminaba en el libro anterior.
Eso hace que Redentor pese a ser la continuación de una serie, sea bastante independiente de ella, porque la concatenación de hecho que guiaban los libros anteriores con la búsqueda de un infiltrado en la policía que movía los hilos del crimen, tuvieron su conclusión en La estrella del diablo, que curiosamente y pese a ser el remate de esa trilogía, era la más floja de todas. Por eso, aunque no hayáis leído los libros anteriores, podéis empezar a leer a este autor con esta novela. No obstante, no vendía mal que le echarais un vistazo al capítulo que habla de Harry Hole (algo que yo también he hecho antes de empezar con esta nueva entrega), para tener más clara la personalidad del protagonista.
De todos modos, he aquí un breve resumen de los libros anteriores:
PETIRROJO
Tras un incidente en que por error dispara a un agente americano, Harry Hole ps trasladado desde su unidad de delitos violentos y ascendido a comisario en la central de inteligencia noruega. La compra en el mercado de armas de un rifle Marklin, un arma muy cara (500.000 coronas) y con unas características muy especiales, apuntan a la preparación de un atentado en Noruega por parte de grupos nazis.
Comienza pues una carrera contrarreloj para averiguar quién es el objetivo de ese atentado.
Simultáneamente conocemos la historia de un grupo de noruegos que lucharon junto a las tropas alemanas en las Waffen SS noruegas. Nos adentrará el autor en los grupos nazis noruegos, que no son solamente un grupo de jóvenes cabezas rapadas.



NÉMESIS


«¿Jugamos? Imaginemos que cenas en casa de una mujer y al día siguiente la encuentran muerta. ¿Qué harías?» (Página 156)
Harry Hole recibe ese correo electrónico en su ordenador. Anna su antigua amante ha aparecido muerta aparentemente suicidada. Pero Harry sabe que no es un suicidio. Lo que no sabe es lo que pasó esa noche, pues sólo recuerda que fue a cenar a casa de ella y que esa noche debió sucumbir a la tentación y beber alcohol en la cena, pues solo sabe que un taxi lo trajo de vuelta a casa, que tiene el resacón de una tremenda borrachera y ningún recuerdo que le sirva de ayuda para averiguar qué pasó.
Nunca es buen momento para una situación de este tipo, pero ahora menos, enredado como está en la resolución de un extraño caso, el de un atracador que al tardar unos segundos de más el director en abrir la caja de seguridad, voló la cabeza de su rehén y luego desapareció con el dinero sin dejar rastro.
Además de Halverson al que conocimos en el libro anterior, cuenta también con la ayuda de Beate Lonn, hija de un policía muerto durante un atraco y que tiene el peculiar don de recordar cualquier cara con solo verla una vez.



LA ESTRELLA DEL DIABLO

Nos cuenta el argumento que es un verano extremadamente caluroso en Oslo, aunque la realidad es que son 29° C los que tienen que "soportar". Los pocos que quedan y no han huido de vacaciones.
Es esa ausencia de personal la que obliga a echar mano de todos los recursos, incluso de Harry Hole que atraviesa una de sus peores épocas naufragando en un mar de alcohol
El caso resulta ser uno de los más truculentos de la carrera de Harry Hole, porque se trata de un asesino en serie que, tras asesinar a sus víctimas, les corta un dedo de la mano y les incrusta un diamante rojo de cinco puntas, una estrella que puede considerarse el signo de diablo. Las víctimas no parecen tener nada en común entre sí y los crímenes van sucediéndose con un lapso de cinco días.





HARRY HOLE


Todo un personaje este Harry Hole protagonista de la serie, cumpliendo con el estereotipo de escandinavo depresivo y solitario. Cumpliendo también con estereotipos del detective de novela negra americana: inteligente, huraño y alcohólico.
Un alcoholismo muy bien descrito y que no tiene nada de lúdico, contra el que tiene que estar en permanente combate, pues toda la maldad y la barbarie humana que ve en su trabajo, incitan a refugiarse en la bebida.
Se nos muestra su alcoholismo pero no su origen, no se si porque se contaba en las dos novelas anteriores, o simplemente porque no hace falta.
Un alcoholismo que es precisamente el causante de todos los problemas en que se ve envuelto en esta novela, justo en el momento en que parecía que estaba encauzando su vida personal.

Aunque no hayáis leído ninguno de los libros anteriores, la relación de Harry con el alcohol se nos muestra muy claramente en este libro también. No es un fiel compañero, sino el enemigo siempre acechante:
«Harry miró el abrigo de lana colgado en el perchero del pie. La pequeña petaca que guardaba en el bolsillo interior estaba llena. Y sin tocar desde octubre, cuando fue al Vinmonopolet a comprar una botella de su peor enemigo, Jim Beany la llenó antes de vaciar el resto en el fregadero. Desde entonces siempre llevaba el veneno consigocasi como los dirigentes nazis que guardaban pastillas de cianuro en las suelas de los zapatos.» (Página 38) 

En Petirrojo hay un capítulo del libro especialmente llamativo y emotivo, que ilustra muy bien la sensibilidad de un hombre por otra parte curtido y duro, que nos muestra sus conversaciones con un contestador automático, como si al otro lado de esa línea su propietario aún estuviera vivo para oír sus reflexiones. 
En Némesis apenas se da un mayor desarrollo al personaje de este gigantón rubio da casi dos metros. No hay problemas si has leído Petirrojo, el libro anterior, pero en caso contrario puedo quedar un tanto desleído Quizás por eso el autor hace que Harry se autodefina:
«Creían que iba a ser profesor. Yo también lo creía. Pero acabé en la Academia de Policía. Si me preguntas por qué elegí ser policíapuedo darte diez razones verosímiles, pero yo mismo no me creo ninguna de ellas. Es un trabajo por el que me pagan y a veces creo que hago las cosas biencon eso basta. Era alcohólico antes de cumplir los treinta. Puede que antes de cumplir los veinte. (...) He hecho cosas que no han pasado inadvertidas precisamente. Para abreviar diré que es un milagro que aún conserve mi puesto en la policía.» (Página 243)

En La estrella del diablo, rotas todas las amarras que le impedían hundirse en el alcohol, Harry Hole está en el punto más bajo de su caída:
«Eres un alcohólico de casi cuarenta años, sin trabajo, sin familia, sin dinero». (Página 116)

Una inmersión total y muy lúcida en el mundo del alcohol, con una reflexión de Harry Hole que me ha llamado la atención, porque bebe no porque tenga motivos para hacerlo, sino porque no encuentra motivos para no hacerlo:
«Voy a necesitar un investigador como tu los próximos días Es decir, el investigador que eres cuando no estás bebidoDe modo que la cuestión es si puedes mantenerte sobrio.
Sabes muy bien que puedo, jefe. Pero ¿acaso quiero?». (Página 125)

Harry sigue sin superar la muerte de su compañera. Pero lo que realmente le tiene hundido es saber quién y por qué es el responsable de su muerte y no poder hacer nada por demostrarlo. ¿Para qué trabajar entonces? El problema es que Harry Hole sin trabajo, es menos que nada:
«Desde que te conozco, solo ha habido una cosa que te haya mantenido de pie: tu trabajo». (Página 125)

Por último veamos la definición que Harry hace por boca de su antigua amante:
«Lo dijo ella. Que yo era un submarino. Que desciendo hasta lo más oscuro y lo más frío, allí donde no se puede respirary solamente subo a la superficie una vez cada dos meses. No quería hacerme compañía allí abajo. Es lógico». (El redentor, Página 97)








IMPRESIÓN PERSONAL

Me ha gustado esta novela. Más que la anterior. El que me haya gustado a mí, no es sinónimo de que vaya a gustaros a los demás, porque a diferencia de otras novelas que se venden como novela negra y no pasan de ser un entretenimiento de intriga,El redentor es auténtica novela negra. Con su punto de intriga, porque toda novela negra lo tiene, pero en la que lo que prima no es exactamente el quién, sino el por qué, puesto que el asesino a sueldo lo conocemos desde el primer momento, pero lo que no sabemos es quién le paga y por qué le paga.
Justamente lo mismo que busca Harry Hole para intentar detener el asesinato final. Y esta es una intriga que se mantiene hasta las últimas páginas.

Además, lejos de las novelas de intriga en que el investigador de turno averigua quién es el asesino y todos tan contentos, como buena novela negra, el triunfo del bien es algo provisional, casi un accidente provocado por la inteligencia del protagonista.
En los tres capítulos anteriores Harry buscaba al “Príncipe”, un policía que dirigía desde la sombra buena parte del entramado del mundo del crimen en Oslo. Pero como bien piensa Harry, si hay un príncipe, es que tiene que haber un rey. Y eso es algo que no paramos de intuir en esta novela, el mal ha entregado una cabeza, pero sigue presente y mandando
Un mal que se hace presente también en aquellos que en teoría buscan el bien supremo. Desde ese punto de vista, El redentor entronca con algunas otras novelas nórdicas que reflejan una sociedad religiosa muy integrista, cerrada en sí misma, intolerante con todo lo que no sea su pensamiento, pero en la que al mismo tiempo y como consecuencia de su represión, especialmente en sus planteamientos sexuales, surgen auténticos monstruos cargados de aberraciones.
Nos muestra pues una sociedad de sepulcros blanqueados, podrida por dentro como consecuencia de su propia intransigencia. Una sociedad poblada por redentores que eliminando lo que ellos consideran el mal de este mundo, encarnan el propio mal.
Un libro intenso, una lectura muy amena, pero que como buena novela negra no se caracteriza por el optimismo. El triunfo del bien es provisional, como esa lucha de Harry Hole contra su adicción al alcohol, una victoria que debe labrarse día a día, porque en cualquier momento puede venir la caída y el fracaso, un fracaso que amenaza con ser esa próxima vez el definitivo.




Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles.







VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ



7 comentarios:

  1. Que ganas de ponerme con este autor, que no he leído nada de él...espero poder encontrar un hueco en mi vida ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Ostras!! ¿Y ahora por cual empiezo? Quería leer Petirrojo para estrenarme con el autor, pero después de esta entrada no sé. Me apetecen todos de primera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que yo tampoco me he estrenado con este autor y tengo ganas de hacerlo pronto. A ver con cual empiezo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Y aquí otra que no ha leído nada del autor. Y ya veo que tengo que ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues otra más, y no será por falta de ganas!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Tengo que retomar esta serie, que me encanta Jo Nesbo y Harry Hole.
    El siguiente que lea creo que va a ser el primero, El murciélago.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues no hacemos más que engrosar nuestras listas de libros que queremos leer y el tiempo no nos da para más. Besos.

    ResponderEliminar

Analytics