martes, 29 de septiembre de 2015

RESPIRAR POR LA HERIDA (VÍCTOR DEL ÁRBOL)

Respirar por la herida
Víctor del Árbol






FICHA TÉCNICA

Título: Respirar por la herida
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 522
PVP: 20,00 €








VÍCTOR DEL ÁRBOL



Nacido en Barcelona en 1968, es Licenciado en Historia por la Universitad de Barcelona.

Cuatro son sus novelas publicadas hasta ahora:

- El peso de los muertos (2006) Premio Tiflos de Novela 2006

- La tristeza del samurai (2011): Premio Le Prix du Polar Européen 2012, Premio Tormo Negro 2013

- Respirar por la herida (2013)

Un millón de gotas (2014): Mejor novela escrita en español del 2014 por la asociación de blogueros en España Creatio Club Literario, III Premio Para Negra Ciudad de Salamanca 2015.






El amargo sabor de la venganza


ARGUMENTO

La vida corriente, menuda expresión”, pensó Eduardo. Para él la muerte consistía en ir perdiendo la costumbre de vivir. (Página 16)

Eduardo es un pintor cuya vida es un rápido descenso hacia el infierno tras la muerte de su mujer y su hija en un accidente provocado por otro automóvil y del que él, como si de una condena se tratase, logró sobrevivir contra todo pronóstico.
Recibe el extraño encargo de una famosa y rica violoncelista, Gloria Tagger, que quiere que pinte el retrato de Arthur, un empresario que acaba de salir de la cárcel tras haber matado en un accidente de tráfico a su hijo y a una pequeña que cruzaban una calle. Un encargo que parece un imposible:
Lo que tu buscas es retratar algo irretratable, amigo: tú buscas el mapa del interior de un hombre. (Página 249)


Demasiadas heridas similares, heridas que amenazan con abrirse de nuevo con cada pincelada con la que Eduardo avanza en el retrato.
Ten cuidado, pintor, tal vez termines encontrando el retrato de tu propio infierno. Piensa en ello cuando pongas en marcha tu pincel. (Página 250)






RESPIRAR POR LA HERIDA

Difícil de calificar esta novela de Víctor del Árbol, porque si bien es cierto que tiene muchos elementos de un thriller, por otra parte es una narración muy reflexiva que le aparta del predominio de la acción que marca dicho género. Al mismo tiempo tiene muchos elementos de novela negra, con un turbio entramado empresarial, con un análisis crudo de la realidad. Pero tampoco podemos pasar por alto que es una novela de amor, o tal vez sería mejor decir la pérdida de un amor el que desencadena toda la historia.

Pero por mucha acción que tenga Respirar por la herida, y la tiene, la característica fundamental de la novela es que se trata de una reflexión sobre la vida, sobre el por qué seguir vivo. Por eso mismo, la muerte es una compañera de viaje inevitable en toda la novela:
La única experiencia radical posible con la que hay que contar es la muerte”, murmuró, recordando las palabras de consuelo de un amigo en el entierro. (…) Un día cualquiera, un segundo idéntico al anterior que en nada hacía presagiar que sería el último instante de felicidad de su vida. Era absurdo pensarlo, pero si lo hubiera sabido, si lo hubiera tan solo sospechado, aunque no hubiese podido evitarlo, podría al menos haberlas abrazado con más fuerza, decirles algo que no resultase tan vano, tan ridículo, tan intrascendente como una discusión. Siempre queda algo por decir cuando ya no queda tiempo para decirlo. (Página 13)

Pero, a pesar de todo, la vida sigue abriéndose paso:
-No creo que tu hija y tu merezcáis cargar con un cadáver.
-No hables así. No estás muerto. Aunque quieras estarlo, lo cierto es que sigues aquí. Alguna esperanza debes de conservar. (Página 205)


El motor que mueve toda la historia, al igual que ocurre con las otras novelas de Víctor del Árbol (La tristeza del samurai y Un millón de gotas) es la venganza. Ansias de venganza de Eduardo contra aquel que truncó la vida de su familia, de Gloria contra el que arrebató al vida de su hijo o el Armenio que también vio truncada su esperanza de futuro al morir en el mismo atropello que el hijo de Gloria, su hija.

Casi sin hablar de la novela y ya he mencionado varios personajes. Imposible no hacerlo, porque Respirar por la herida es una novela coral, repleta de personajes. ¿Secundarios? Ni mucho menos, porque cada uno tiene su propia historia que tarde o temprano conoceremos.

Respirar por la herida es un gran árbol con un gran tronco central que es el atormentado personaje de Eduardo, más próximo a la muerte que a la vida, inmerso en un juego como es la vida en el que no tiene ganas de participar:
-Todos tenemos algo que hacernos perdonar.
-No puedes ver las cosas así, de ese modo tan distante.
-La carne se pudre y se descompone, como los recuerdos. Eso es lo que yo sé. Elena murió, y mi hija también. Y yo debería haber muerto con ellas, pero no sucedió. Y nunca sabré por qué. Puede que todo sea una simple moneda lanzada al aire, un juego en el que nunca sabes de qué lado caerá la suerte.
-La vida es mucho más que azar. Es el resultado de nuestros actos, Eduardo. (Página 235)

De este tronco principal van surgiendo pequeños brotes, nuevos personajes que, uno a uno, cuando llega su momento, comienzan a crecer. Conoceremos así su historia, cómo han llegado a formar parte de la trama de la novela.
De este modo terminaremos teniendo ante nosotros un frondosísimo árbol en el que las ramas y las historias se entrecruzan pero en el que hemos visto brotar cada hoja, cada rama, de modo que aunque al final nos quede esa imagen del gran árbol, podremos presumir de conocer cada detalle del mismo. Sin olvidarnos de un personaje muy peculiar que también interviene en la novela: el gato chino de la suerte.
Personajes variopintos, pero sobre todo muy reales, creíbles en todo momento, desde Gloria la música que encarga el retrato, pasando por su hijo, un hijo que esconde oscuras parcelas en su vida, el padre del muchacho, que es un conocido cineasta, Arthur el empresario con un oscuro pasado y una historia de amor con su mujer que ahora está en un sanatorio psiquiátrico, El Armenio un presidiario que quiere acabar con la vida de Arthur por haber matado a su hija, Graciela, la casera de Eduardo que está enamorada de él, Sara su hija con problemas desde su nacimiento, Who un joven de origen chino que “vende” su amor, Mein la joven de la que está enamorado, Chang, al que debe obediencia y Maribel su madre adoptiva. Sin olvidarnos de Ibrahim, compañero de celda de Arthur.
Pero si tengo que elegir a uno solo de esos personajes secundarios, me quedo con Guzmán, un ex agente de la DINA que juega un peculiar papel en toda esta historia:
Guzmán vivía de la violencia y en la violencia como su único paisaje posible. No había nada que Dámaso o sus poderosos amigos pudieran hacerle o quitarle que no le hubiesen hecho o quitado ya. (Página 310)

No hay maniqueismo en la novela, porque a pesar de que abundan personajes con una buena dosis de maldad, todos tienen algo que los hace humanos, todos, incluido Guzmán, tienen su lado bueno, tienen un corazón que es capaz de amar.





IMPRESIÓN PERSONAL

De las cuatro novelas que ha escrito hasta el momento Víctor del Árbol he leído tres y tengo pendiente la primera que publicó, aunque no creo que pase de este año porque la tengo en la estantería. Respirar por la herida no ha sido la excepción y, como todas ellas, ha tenido la máxima calificación. Teniendo en cuanto que no prodigo los dieces, indica hasta qué punto Víctor del Árbol mantiene su calidad novela tras novela.
Probablemente me haya gustado más como historia Un millón de gotas, pero como estructura y creación literaria me quedo sin duda con Respirar por la herida, capaz de sumergirnos en un universo ingente de personajes consiguiendo personalizar la historia de cada uno, hacernos vivir su vida y sentirlos como personas reales.

Tiene también ese poso de tristeza que dejan las novelas del autor, algo que debería ser incompatible con su abierta sonrisa, pero no por ello es una tristeza derrotista, porque deja abierto un resquicio de esperanza a través de alguno de sus personajes, capaz de escapar de esa espiral de violencia y sinsentido en que se convierte para muchos la vida.

Pocas novelas me atrevo a calificar como de imprescindible lectura, pero una de esas excepciones es sin duda Respirar por la herida. Una lectura que, eso sí, requiere un momento oportuno de complicidad por parte del lector, para asimilar ese amargo de sabor que tienen la derrota y la venganza.




VALORACIÓN: 10/10








15 comentarios:

  1. Este hombre es un un increíble escribiendo. Justo lo que dices le define y es que te deja esa tristeza y te hace reflexionar tanto con ellas que se quedan contigo para siempre. A ver si puedo leerla pronto que le tengo muchas ganas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Esta novela la tengo pendiente, pero estoy esperando porque las novelas de Víctor me mueven tanto que sé que tengo que elegir el momento para ellas. Eso sí, cuando lo encuentro, me dejan las mejores sensaciones.

    Me encantó una entrevista que le hicieron para televisión sobre esta novela. Está en YouTube. Si tienes tiempo, échale un vistazo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Es la primera novela que leí de Víctor y coincidido totalmente con tus impresiones. Es una novela de 10 o más ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Bueno, veo que no ha podido gustarte más! Mi hermana está leyéndola ahora también, así que en breve sacaremos también reseña. A ver si coincide contigo. ;-)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Desde que leí "Un millón de gotas" sé que tengo que leer todo lo que escriba Víctor; justo ayer tuve en mis manos esta novela y al final no la compré, esperaré a Navidad y los regalos :)

    Un beso Pedro

    ResponderEliminar
  6. Me encantó. Víctor es grandísimo y no hay libro suyo que no te dejo tocada y encantada

    ResponderEliminar
  7. No conocía a este autor, pero vistas las críticas, voy a investigar un poco más sobre sus novelas.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí este año y a mí se me hizo pesado
    era el segundo que leía de él, y no congeniamos
    me alegro de que lo disfrutaras
    un besote

    ResponderEliminar
  9. No puedo estar más de acuerdo contigo. Es una gran novela. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo apuntado aunque primero leeré Un millón de gotas, besotes y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  11. De momento tengo pendiente Un millón de gotas, y después ya veremos!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Aún no me estrené con la narrativa de Víctor del Árbol. Calificar Respirar por la herida con la nota máxima dice mucho de la novela, aunque, por lo que comentas en tu reseña, hay que elegir el momento adecuado para disfrutar de su lectura.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Una novela imprescindible para los amantes al género.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Tengo muchas ganas de leer al autor!

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Estaba deseando leer algo del autor y este verano me he comprado Un millón de gotas, por lo que me estrenaré con este título, confío que pronto. Besos

    ResponderEliminar

Analytics