martes, 8 de diciembre de 2015

DONDE NADIE TE ENCUENTRE (ALICIA GIMÉNEZ BARTLETT)

Donde nadie te encuentreAlicia Giménez Bartlett




Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 512
PVP: 20,00 €
Exit (1984, Seix Barral)
El cuarto corazón (1991, Versal)
La última copa del verano (1995, Grijalbo-Mondadori)
Ritos de muerte (1996, Grijalbo-Mondadori). Serie Petra Delicado
Serpientes en el paraíso (2002, Planeta). Serie Petra Delicado
Nido vacío (2007, Planeta). Serie Petra Delicado
El silencio de los claustros (2009, Destino). Serie Petra Delicado
Sin duda lo más conocido de ella es la serie de Petra Delicado (curioso nombre que da a entender un peculiar carácter de su protagonista, fuerte y delicada a la vez). Aunque no hayáis leído esta serie, es posible que si la conozcáis de la televisión, pues se convirtió en una serie de trece capítulos con Ana Belén y Santiago Segura como protagonistas.







1997 - Premio Femenino Lumen por Una habitación ajena
2004 - Premio Internacional "Ostia, mare di Roma" por Una camera tutta per gli atri
2006 - Premio Women Fiction Festival de Matera Award (Italia) por la Serie Petra Delicado
2006 - Premio Grinzane Cavour (Noir) a la Mejor Novela Extranjera por Un barco cargado de arroz
2008 - Premio Raymond Chandler por la Serie Petra Delicado
2009 - Premio Internazionale Fregene
Picado en la curiosidad por saber cuántos novelas podíamos encontrarnos con el maquis como protagonista, me encontré con un artículo muy interesante de Jose María Izquierdo (profesor de literatura española en la Universidad de Oslo): Maquis: guerrilla antifranquista. Un tema en la literatura de la memoria española, en el que nos cuenta como solamente hay seis libros que tengan como protagonista directo al maquis:
Una ayuda que nunca llegó, por lo que poco a poco fueron despareciendo, víctimas de la presión de las tropas españolas (normalmente como eran zonas rurales fue una labor llevada a cabo por la Guardia Civil), de las delaciones o de su paso a Francia hartos de una luche imposible. Rendición nunca, pues no eran reconocidos como guerreros sino como bandoleros y el final que les esperaba normalmente, previo paso por un sin fin de torturas, era el pelotón de ejecución. Y para buscarla no duda en abandonar su vida, dejar aparcada durante tres meses la comodidad de la misma, a su mujer y a sus dos hijas, para trasladarse a la Barcelona de 1956 en busca de esa mujer.
«Un ser despiadado de sexo dudoso, capaz de sobrevivir en la montaña y de esquivar a sus innumerables perseguidores hasta el punto de hallarse libre aún.» (Página 12)
«La mujer sin entrañas, un ser violento y despiadado, la autora de incontables crímenes, una hiena sedienta de sangre.» (Página 13)

Por eso para ella el aislamiento que suponía trabajar como pastora cuidando a las ovejas, fuera una auténtica liberación. Un trabajo que le permitía estar en contacto con la naturaleza, vivir libre en el monte sin presencia de humanos que pudieran burlarse de ella, viviendo con los animales que nada la reprochaban y a los que ella quería y entendía. Solo bajando de vez en cuando a las fiestas para correrse una pequeña juerga.



Su entrada en el maquis no fue una cuestión política ni de concienciación social, sino que el apoyo que en algunos momentos les prestó y la persecución a los que hasta aquel momento habían sido sus patrones, hizo que no le quedara otro remedio.
Sin embargo es en el maquis donde encuentra el apoyo, la comprensión y el cariño que nunca había tenido. El maquis pasa a ser la familia que nunca tuvo, en el que puede dejar de ser la mujer que nunca quiso ser y convertirse en un hombre:
«Desde que yo había entrado en el maquis siempre fue siempre igual: preguntas sobre mi vida, ni una. Yo creo que por eso les tomé a todos tanta ley y me sentía a gusto. Para ellos nunca había sido una mujer. Nadie me gastó bromas, nadie me amargo la vida con tonterías ni quiso hacerse el gracioso a mi costa.» (Página 389)
La vida en España es todo lo contrario de lo que el ha experimentado hasta ahora. No se trata solo del cambio de un mundo urbano a otro rural que es en el que ha de buscar a La Pastora, sino de la placidez de una vida sin sobresaltos, a una vida en la que los hombres y mujeres bastante tienen con sobrevivir. Un mundo en el que la violencia está presente en los actos cotidianos de la vida, con los rescoldos aún calientes de una guerra que parece no tener fin para los que han perdido y son víctimas cotidianas de los abusos de los vencedores.
Es inevitable que el contacto con esta realidad y con un paisaje que le va poco a poco enamorando, cambie la personalidad de Lucien:
«Todo lo que antes había sido indiferencia y cinismo, parecía haberse convertido ahora en pasión ¿O era simple testarudez? (…) ¿Dónde había quedado el hombre metódico, sereno y ponderado que llegó a España? Si ahora se exploraba a sí mismo sólo vería a un ser disperso, contradictorio y lleno de confusión.» (Página 403)
Con una botella (todo un cargamento en realidad) como aliada para su derrota personal, acepta acompañar por una buena paga a Lucien en busca de La Pastora, ya que esta se mueve en una zona que él conoce bien.
Aunque en un primer momento muchos se lanzan al monte como una manera de continuar la lucha contra el franquismo, o simplemente de salvar la vida porque saben que se han significado y van a ir por ellos, lo que en un principio es una lucha armada de carácter político, termina siendo una lucha por su supervivencia.
Creían que la lucha contra Hitler propiciaría que los aliados terminasen ayudando a España, de ahí su empeño en continuar vivo el rescoldo de la lucha. Pero los tiros internacionales (nuca mejor dicho) fueron por otro lado y Franco, ferviente anticomunista, no es que se convirtiera en un aliado, pero si dejó de ser un estorbo, en el nuevo orden mundial.
Ahí se quedaron colgados muchos maquis, con un acoso cada vez más fuerte de la Guardia Civil, aislados del apoyo de la población. Muchos murieron. Unos pocos consiguieron pasar a Francia y otros pocos quedaron en los montes para ser cazados uno a uno.
Poco se diferenciaban entonces de bandoleros, modo en que los definía la Guardia Civil, quitando de ese modo cualquier cariz político a sus acciones. Unas acciones que consistían en asaltar y secuestrar las pequeñas casas aisladas en el campo, en busca de dinero o de comida. Pura subsistencia.
Y muy emotiva la historia de La Pastora, un ser libre encerrado en un cuerpo y en una sociedad por la que se siente acosada.



FICHA TÉCNICA

Título: Donde nadie te encuentre
Autor: Alicia Giménez Bartlett
Editorial: Destino, 2011






ALICIA GIMENEZ BARTLETT

Este es el primer libro que he leído de esta autora. Y no será porque sea una novata, que ya tiene a sus espaldas una larga trayectoria, que empezó hace ya más de veinticinco años:

Novelas
Pájaros de oro (1987, Montesinos)
Caídos en el valle (1989, Montesinos)
Vida sentimental de un camionero (1993, Lumen)
Día de perros (1997, Grijalbo-Mondadori). Serie Petra Delicado
Una habitación ajena (1997, Belacqua). Premio Femenino Lumen
Mensajeros de la oscuridad (1999, Plaza & Janés). Serie Petra Delicado
Muertos de papel (2000, Plaza & Janés). Serie Petra Delicado
Secreta Penélope (2003, Seix Barral)
Un barco cargado de arroz (2004, Planeta). Serie Petra Delicado
Días de amor y engaños (2006, Planeta)
Donde nadie te encuentre (2011, Destino). Premio Nadal




Premios
2011 - Premio Nadal por Donde nadie te encuentre
20015 – Premio Planeta por Hombres desnudos




¿Qué tienes entre las piernas Teresot?

ARGUMENTO

«Si, me llamaba Teresa cuando era una mujer. Ahora soy un hombre y mi nombre es Florencio. Florencio Pla MeseguerEn el maquis me pusieron “Durruti”, pero la mayor parte de los compañeros me llamaban PastoraComo la Pastora me conoce la gente de los pueblos y como La Pastora me busca la Guardia CivilEllos creen que aún soy mujer y que voy disfrazada de hombre solo parar despistar.» (Página 487)

Esta es la historia real de La Pastora, uno de los últimos maquis.






DONDE NADIE TE ENCUENTRE

¿Otro más de la postguerra española? No, no es otro más, no va a contarnos la vida de hambruna de Madrid, ni la Barcelona deprimida y humillada tras la derrota. El tema de la novela es la historia de una ¿mujer? que un día decide dejarlo todo (en realidad poco o nada tenía) para lanzarse al monte y formar parte del maquis.


Alfons Cervera:
-El color del crepúsculo (1995)
-Maquis (1997)
-La noche inmóvil (1999)

Julio Llamazares: Luna de lobos (1985)

Andrés Trapiello: La noche de los cuatro caminos (2001)

Cesar Gavela: El puente de hierro (1998)

No os vayáis a pensar que hay muchas más en las que el maquis tenga una presencia anecdótica o dentro de un contexto más amplio (lo hace en algunas de Juan Marsé o Almudena Grandes en El lector de Julio Verne).

El enlace de dicho artículo es: 
http://www.uv.es/cerverab/Izquierdo.pdf

Por tanto, la excusa de que estáis hartos del tema no es válida en este caso. Porque ni siquiera el cine ha tenido el maquis entre sus argumentos, quizás también por la ausencia de novelas en las que apoyarse. Podría citar El laberinto del fauno de Guillermo del Toro y El portero de Gonzalo Suárez, en los que el maquis tiene una presencia algo más que testimonial


¿Qué era el maquis? Curiosamente el origen de esta palabra no es española. Con ella se designaba a los grupos que tras la victoria de las tropas nacionales se echaron al monte para seguir combatiendo al franquismo, con la esperanza de que la lucha contra el fascismo derivara el curso de los acontecimientos hacia un apoyo internacional a su causa.






EN BUSCA DE LA PASTORA

«Si, me llamaba Teresa cuando era una mujer. Ahora soy un hombre y mi nombre es Florencio. Florencio Pla Meseguer. En el maquis me pusieron “Durruti”, pero la mayor parte de los compañeros me llamaban Pastora. Como la Pastora me conoce la gente de los pueblos y como La Pastora me busca la Guardia Civil. Ellos creen que aún soy mujer y que voy disfrazada de hombre solo parar despistar.» (Página 487)

Esta es la historia real de La Pastora, uno de los últimos maquis, para lo que la autora ha tomado como base el libro del periodista Jose Calvo, La Pastora. Del monte al mito en el que se recoge tras cinco años de investigaciones y una entrevista con la propia Pastora, la vida de este peculiar personaje.

En el libro se van alternando la narración de hechos reales, con otros puramente ficticios. Los reales nos van mostrando la narración en primera persona de la propia Pastora de lo que ha sido hasta ese momento su vida. Narrada en un lenguaje sencillo, como no podía ser de otra forma, puesto que La Pastora era analfabeta hasta que aprendió a leer en el maquis.

Por otro lado se nos muestra la búsqueda de La Pastora por parte de Loucien Nourissier, un psiquiatra de la Universidad de la Sorbona que está especializado en mentes criminales y tiene un gran interés en estudiar personalmente el caso de La Pastora. Para ello contrata los servicios de Carlos Infante, un periodista del que ha leído un artículo sobre La Pastora.
Todo al reclamo de unas descripciones que de ella lee en un artículo de prensa.

Mucho más benigno a pesar de todo, de lo que habitualmente se publica de ella en la prensa:

Nacida en 1917, La Pastora vino a este mundo con una deformidad en los genitales, un caso de hermafroditismo ante el que su madre, en previsión de lo que podría sufrir cuando tuviera que hacer el servicio militar, decidió que era una niña y como tal la llamó Teresa. Pero Teresa desde pequeña fue diferente, muy grande, muy fuerte, muy masculina, algo que ya desde los primeros momentos la marcó y la convirtió en objeto de burla popular, con ese ¿Qué tienes debajo de la falda Teresot?


Por La Pastora conoceremos la vida de un maquis, pero el trasfondo social de la situación española en la que tuvieron que desenvolverse, nos la va a dar las peripecias de Loucien Nourissier y Carlos Infante en busca de La Pastora. Dos personalidades totalmente distintas. Loucien es todo un burgués que vive una plácida viva, mimado en su profesión, con una mujer a la que quiere, con dos hijas a las que adora y que deja temporalmente aparcadas para venir a España en pos de una investigación. ¿Es realmente así, o es una simple huida de un ambiente que le está poco a poco asfixiando?

Frente al entusiasmo vital de Lucien, nos encontramos a Carlos, un periodista que vive de los artículos que consigue vender a los periódicos. A pesar de su juventud está de vuelta de la vida, consciente de tener unas limitaciones que le impiden ser lo que siempre deseo: ser un escritor. Sabe que no tiene talento, así que sólo le queda sobrevivir, rehuyendo todo compromiso, pues no se siente capaz de llevar una vida atado al yugo de una mujer.






IMPRESIÓN PERSONAL

Aunque sólo fuera por saber un poco más del maquis, ya merecería la pena leer este libro. Lo cierto es que hay más. La personalidad de La Pastora termine por atraparte, quizás porque está despojada de los artificios que tanto lastre suponen a la hora de vivir. Es naturaleza en estado puro. Muy dura en algunas ocasiones, desértica, necesitada de un amor que sólo le dieron sus animales. Libre como el viento que sopla con fuerza en las montañas.

Muy sorprendente la visión que he recibido del maquis, por lo menos de este maquis de la zona de Castellón. No esperéis una glorificación del mismo, porque no la hay. En realidad terminan siendo un puñado de hombres desesperados por sobrevivir, sin posibilidades de ir a ningún sitio, sin tierra en la que estar, separados de su familia y de una vida normal a la que saben que nunca podrán optar.

Dos novelas en una, pues muy diferenciadas son las narraciones y el estilo de las mismas. La de los que buscan a La Pastora nos sirve pare entender el contexto de una España rural que bastante tenía con sobrevivir en su día a día, acosada por un lado por el maquis y por el otro por la Guardia Civil. Una España con miedo y con rencores, una España extrema en sus pasiones.

Una lectura muy recomendable, en la que unos hechos muy duros, son tratados con la visión sensible de una mujer.







VALORACIÓN: 9/10






9 comentarios:

  1. Muy, muy interesante. Me la apunto, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Lo empecé hace unos años pero no lo terminé. Con tu nota tendré que retomarlo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Este lo tenía apuntadísimo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Pues no me había llamado mucho esta novela, pero ahora sí que me has convencido por completo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. No tiene mala pinta, me la apunto ;)

    Yo hace muchos años leí "Noche de alacranes" de Alfredo Gómez Cerda y me gusto mucho también el conocer algo más de los maquis.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Pese a tu buena reseña y alta valoración, la voy a dejar pasar porque no termina de tentarme su lectura.
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues otra que va al saco aunque no sé de donde voy a sacar tiempo. Esa valoración es como para tenerla en cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hay pelícual de Luna de Lobos, no sé si se estrenó comercialmente. Pero en TVE la han puesto recientemente.

    ResponderEliminar

Analytics