domingo, 6 de marzo de 2016

EL HOMBRE QUE QUISO SER REY (RUDYARD KIPLING)

El  hombre que quiso ser rey
Rudyard Kipling


FICHA TÉCNICA

Autor: Rudyard Kipling
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 139
PVP: 6,69 €








RUDYARD KIPLING

Rudyard Kipling (Bombay, 1865-Londres, 1936) es el primer escritor inglés en recibir el premio Nobel. Tras educarse en Inglaterra, volvió a la India como periodista. De nuevo en Gran Bretaña, adquirió gran celebridad como poeta y narrador.
Sus obra más conocidas –los dos Libros de la selva y Kim- rememoran aspectos de la India. El mismo escenario es el origen de la mayor parte de sus relatos, entre los que destacan El hombre que quiso ser rey y Al final del camino.






Una novela épica

ARGUMENTO

«Todavía me falta ser hermano de un príncipe, aunque en una ocasión conocí de cerca a quien pudo haber sido un verdadero rey, y me prometieron la posesión de un reino: un ejército, un tribunal de justicia, rentas y principios políticos, todo de una vez. Pero ahora mucho me temo que mi rey está muerto, y si quiero una corona tengo que buscarla por mi cuenta».


Así comienza este relato en el que a la redacción de un periódico, una calurosa noche, se presentan dos hombres: Peachey Carnehan y Daniel Davot, dos antiguos soldados que se dedican ahora a buscarse la vida por toda la India, que han decidido emprender la aventura de su vida:
«Tal y como están las cosas, lo dejaremos estar, y nos iremos a algún otro sitio donde los hombres no estén apiñados y puedan entrar en posesión de lo suyo. No somos unos enclenques, y no hay nada que nos asuste salvo beber, y hemos firmado una Contrata sobre eso. Así pues, nos vamos de aquí para ser reyes». (Página 43)

Para ello solicitan la ayuda del periodista:
«Hemos venido a verle para saber de ese país, para leer un libro sobre él, y para que nos enseñe mapas. Queremos que nos diga que estamos loco y que nos enseñe libros». (Página 45)

A cambio de su ayuda, le ofrecen un singular trato:
«Ser un rey no es tan fácil como parece. Cuando pongamos nuestro reino en orden se lo haremos saber, y puede venir y ayudarnos a gobernarlo» (Página 47)






EL HOMBRE QUE QUISO SER REY

El hombre que quiso ser rey es probablemente uno de los relatos, porque en el fondo no llega a la categoría de novela por su corto número de páginas, más conocidos y populares de Rudyard Kipling. Una popularidad que en la actualidad le viene de la versión que para el cine realizó del libro el genial director John Huston.
Un relato que nos habla de un viaje aparentemente imposible, para otra misión aparentemente igual de imposible: convertirse en reyes de un territorio que conquistarán solo a base de su imaginación y esfuerzo. Una aventura solo al alcance de dos locos.
El hombre que quiso ser rey es la historia de esa genial locura de dos hombres que se adentraron allí donde nadie se atrevía, en el lejano país de Kafiristán para realizar sus sueños.

Una novela para todos los públicos. De hecho mis recuerdos de ella datan de la época de mi infancia. Porque El hombre que pudo ser rey tiene la virtud de tener tantas lecturas como lectores puedan cogerla, siendo válida tanto para un público infantil/juvenil que disfrutará con ella como una gran novela de aventuras, como para un lector adulto que verá más allá de esas aventuras, para adentrarse en un mundo donde poder y religión, para bien y para mal de nuestros protagonistas, se dan la mano. Dos personajes perdedores que sin embargo, aunque sea por un tiempo, tienen la oportunidad de alcanzar la gloria, de pensar que el olimpo de los reyes puede estar al alcance de los mortales que se lo propongan.






IMPRESIÓN PERSONAL

Hay libros que se guardan en tu memoria desde la infancia. Este es uno de ellos, aunque con el paso del tiempo lo he mezclado en mis recuerdos con la película, hasta el punto de convertirlos en algo diferente y en el que no sabía qué parte de ellos era del libro y cuál de la película.
Por eso la relectura de la novela era algo casi obligado y a lo que me he sometido con mucho gusto, aunque con el miedo de defraudar aquellos recuerdos. No ha sido así. El hombre que quiso ser rey es una de esas pequeñas joyas literarias que no han perdido fuerza con el paso de los años y que no defraudan con el paso del tiempo, ni siquiera habiendo cambiado tanto mi visión de la vida desde la infancia hasta digamos el otoño de la misma.

Una novela/relato a la que debes encontrar un hueco entre tus lecturas (no te llevará ni siquiera un día)



Lectura facilitada por la Biblioteca Municipal de Móstoles.




VALORACIÓN: 10/10







LA PELÍCULA

Decir que un libro es mejor que la película que de él se hace, es casi una obviedad, porque difícilmente en dos horas puede profundizarse como en la psicología de los personajes como se hace entre las páginas de un libro.
Sin embargo, hay excepciones a esta regla y hay películas que estás a la altura del libro o incluso pueden llegar a superarlo. El hombre que pudo reinar, (el título se cambió en España por aquello de las posibles connotaciones políticas) adaptación de la novela de Rurdyard Kipling dirigida por John Huston en el año 1975, es una de esas rarísimas excepciones.
Cierto que los grandes paisajes en que se desarrolla la acción, son siempre un atractivo para cualquier película. Pero esos paisajes de nada sirven si no se ocupan por unos grandes personajes y actores. Ese es el caso de los protagonistas de esta versión, con Sean Connery y Michael Caine como los dos aventureros y Christopher Plummer como el periodista.
Juntos consiguen lo que El País definió en su día como “La más bella película de aventuras de todos los tiempos.

Una película que al igual que la novela, debes buscarle un hueco si no la has visto.

Os dejo una escena de la película.









5 comentarios:

  1. Parece un libro muy interesante. Me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  2. Por haber visto la peli no me he animado con el libro, pero veo que tengo que leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Fantástico blog que me sirve de referente desde hace tiempo. Felicidades. Un saludo desde Córdoba.

    ResponderEliminar
  4. Me lo llevo apuntadísimo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Me lo llevo anotado, a ver si puedo hacerle pronto un hueco.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Analytics