martes, 9 de agosto de 2016

MAR DE FUEGO (CHUFO LLORENS)

Mar de fuego
Chufo Llorens




FICHA TÉCNICA

Título: Mar de fuego
Autor: Chufo Llorens
Editorial: Grijalbo, 2011
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 896
PVP: 22,90 €






Editorial: DeBolsillo, 2016
Encuadernación: Tapa blanda, bolsillo
Páginas: 864
PVP: 6,95 €







CHUFO LLORENS

Una vez leído este libro y la biografía de su autor Chufo Llorens, me pregunto qué hubiera pasado si este abogado reconvertido en empresario del mundo del espectáculo no hubiera esperado a su jubilación para ponerse a escribir. 
Porque Chufo Llorens, nacido en 1931 (o sea, que ahora mismo tiene ochenta y cinco años), no comenzó a escribir hasta hace veinte años cuando se jubiló y empezó a escribir historias para sus nietos. De hecho, su primer libro se publicó hace treinta años.

Hasta ahora, los libros que ha publicado son:
Nada sucede la víspera (1986)
La otra lepra (1993)
Catalina, la fugitiva de San Benito (2001)
La saga de los malditos (2003)
Te daré la tierra (2008)
Mar de fuego (2011)






Un empresario en la corte de Barcelona




ARGUMENTO

Comienza el libro con una dramática situación: el difícil nacimiento del nuevo hijo de Martí Barbany, que ve como su complicadal vida se ve de nuevo golpeada con una tragedia. Su hija Marta es todo lo que le queda, por lo que pone todo su empeño en cuidarla.
Aunque para ello tenga que renunciar a su presencia, por lo que consigue que sea acogida en la corte de Barcelona, máxime cuando tiene que partir a cumplir una peligrosa misión: recuperar una de sus naves, apresada por piratas en el Mediterráneo.
Pero lo que aparentemente es el lugar más seguro de Barcelona, como es su corte, se convierte en un peligro para Marta, cuya belleza ha llamado la atención de un poderoso pretendiente que lo único que quiere es poseerla.
Además, otra nube se cierne sobre la familia Barbany, pues un misterioso personaje ha llegado para cobrarse una venganza de la que nuestros protagonistas no sospechan nada.



NOVELA HISTÓRICA

Con motivo de su reciente publicación en bolsillo, rescato de mi archivo personal para el blog esta reseña que en su día hice de esta novela.

Mar de fuego es una novela histórica. Podemos encontrarnos dos tipos de novela histórica. Por una parte aquellas cuyos personajes son pura imaginación del autor, pero inscritos en un momento histórico concreto, por lo que los hechos históricos así como algunos personajes son reales.
También tenemos otro tipo de novela histórica en la que los protagonistas son personajes que realmente existieron y caya vida novela el autor. Mar de fuego es una mezcla de ambas, pues si bien el personaje principal, aunque basado en un personaje que existió es ficticio, no puede decirse lo mismo de la familia Berenguer, que en el siglo XI detentaron el poder en el condado de Barcelona.

A propósito de la novela histórica dice Chufo Llorens en una entrevista:
«La novela histórica debe servir para incentivar al lector, el interés por descubrir y conocer más aspectos de la Historia. Viene a ser la novela histórica como las canciones de Joan Manuel Serrat cantando a Antonio Machado o Miguel Hernández, ya que el público se acostumbra en muchos casos a su poesía a través de Serrat y, de esta manera lee más poesía.»


Y remata:
«Leer novela histórica despierta el interés por una época, siendo un paso previo para mayores logros.»

Este objetivo lo ha logrado plenamente Chufo Llorens en Mar de fuego, porque he de reconocer que mis conocimientos de la Barcelona del siglo XI eran inexistentes hasta la lectura de este libro y que me ha obligado a bucear (¿o se dice navegar?) en busca de algunos detalles de sus personajes reales (aunque se trate de condes)
Está claro que Barcelona es una ciudad con mucha más historia, o por lo menos más antigua que Madrid, que si acaso fue una villa romana, no la antigua Barcino con su puerto de mar. Pero no es eso lo que me sorprendió, ni esas relaciones entre judíos, cristianos y musulmanes, bien documentadas y tratadas en numerosas novelas que suelen tener a Toledo como ciudad de referencia.
Lo que me sorprendió fue el tema de la esclavitud, que no sé por qué, pero que parece que eso de la esclavitud es algo muy antiguo o propio de las colonias, sobre todo de los americanos. Por eso, encontrarte con los esclavos, su trabajo para manumitirse y ser libres, no deja de ser una sorpresa. Y sin embargo está dentro de toda lógica, porque las continuas guerras fronterizas entre moros y cristianos, por fuerza tenían que tener asociada como una consecuencia inevitable la toma de prisioneros, que en caso de ser gente de "calidad" supondría el pago de un rescate o su mantenimiento como rehén. Pero si no había posibles, o sea, para la gente del pueblo, suponía ser vendido como esclavos.
No menos chocante, aunque no por no sabido es la situación de la mujer en aquella época, como mucho moneda de cambio en matrimonios que perseguían títulos o noblezas, pero en cualquier caso ser una fuente de beneficios para las familias de los contrayentes, pero nunca para la mujer, convertida en mera paridora de hijos para dar descendencia al marido, una descendencia que asegure la continuidad del reino o la casa. Teniendo en cuenta la mortalidad en el parto de aquella época, no dejaba de ser una sentencia a una muerte más o menos temprana, como podemos comprobar directamente en el primer capítulo de esta novela, porque en cuanto las cosas (o el niño) venían un poco torcidas... De ahí que un hombre se casara unas cuantas veces a lo largo de su vida, no era algo extraño.
Así nos lo cuenta el autor en un pasaje de la novela: 
«El matrimonio todavía representa, hoy día, unión de familias, aumento de bienes y tierras, pero sobre todo enlaces de sangre que reafirman y ennoblecen el árbol genealógico de cada quien.»

Y si rígida puede parecernos todavía la sociedad actual, en aquella época la separación de clases era total, hasta el punto de que ni siquiera el dinero podía romper aquellas barreras. O tenías sangre noble y podías entrar en ese mundo, o no la tenías. Todo lo más, podías aspirar como Martí Barbany a a ser un ciudadano, un hombre importante, por encima de la plebe no solo por el dinero sino por esa ciudadanía. Pero por muy importante que fuera y mucha cercanía que tuviera a la nobleza gracias a los servicios que la prestaba, la barrera seguía estando ahí. Su hija podía aspirar gracias a su gran influencia a servir en la corte como de compañía, pero en ningún caso a formar parte de la nobleza y por supuesto, mucho menos a poner los ojos en algún noble, salvo para ser su querida.




PERSONAJES de MAR DE FUEGO

Un novelón como éste (aunque solo sea por extensión), debe tener un amplísimo repertorio de personajes, algo que efectivamente sucede, dando lugar aunque no todos tengan la misma importancia, a una larga lista que viene recogida en el libro para ayudar a los lectores.
Una señal de hasta que punto está tan bien escrito el libro, es que pese a lo aparentemente fácil que puede resultar perderse entre tanto personaje, es que no tuve que recurrir en ningún momento a consultar dicha lista, un recurso que echo de menos en algunas novelas nórdicos.

Martí Barbany: Podría considerársele como el primer empresario catalán. Su lema es comprar propiedades pero nunca venderlas. Dueño de una flota de barcos que comercian por el Mediterráneo, lo cual le obliga a estar más tiempo ausente de casa del que quisiera.

Marta Barbany: La hija de Martí, que pasa en esta novela de ser una niña juguetona, a toda una señorita que queda bajo la custodia de la Condesa Almodis. En la corte se enamorará de un joven noble, algo fuera de su alcance.

Ahmed: No todo han de ser nobles o ricos en esta novela. Ahmed forma parte del servicio de Martí Barbany.

Bertran de Cardona: Tras la derrota sufrida por su padre frente al conde de Barcelona, dentro del acuerdo de paz debe trasladarse a la corte de Barcelona como rehén, aunque en realidad es tratado como un huésped. En dicha corte conoce y se enamora de Marta Barbany.

Familia Berenguer: Ramón Berenguer I, el viejo; Almodis de la Meca, su tercera esposa; Pedro Ramón, el hijo mayor; Ramón Berenguer y su hermano gemelo Berenguer Ramón, hijos de Almodis.






IMPRESIÓN PERSONAL

Un libro con un número tan elevado de páginas, tiene como dice el autor cuando se refiere a la lectura de un libro, que tener algo que te enganche, porque si no, es imposible seguir adelante con la lectura. Y en el caso de Mar de fuego estamos hablando de más de ochocientas páginas, divididas eso sí en 135 capítulos, lo que nos da una media de algo más de seis páginas por capítulo.
Esto permite de entrada hacerse ya una idea de la rapidez y la agilidad con la que transcurre la novela, a lo que contribuye también la presencia de numerosos personajes como comentaba anteriormente, pero tan bien trazados, que a pesar de su elevado número, no tuve que consultar el índice de quién era quién para no perderme. Y es que aún siendo una historia principal, hay ramificaciones muy interesantes, como puede ser la historia de Ahmed, el sirviente de Martí.
En un momento dado además, la historia se bifurca y, mientras asistimos a las dificultades de Marta en el palacio condal, disfrutamos con las aventuras de su padre en el Mediterráneo intentando recuperar y rescatar la tripulación de la nave que le han capturado los piratas.

Es importante en este tipo de novelas de acción, que junto a un protagonista o protagonistas con los que sentirte identificado para vivir con él sus aventuras, se nos presenta un gran villano a la altura del mismo. En Mar de fuego, a falta de un villano (villano por malo, que no por habitante de una villa) tenemos toda una colección de ellos.
Quizás en algún momento pueda parecer que al autor se le va la mano cuando nos está hablando de la maldad de alguno de los habitantes de la corte, que figuran entre los malvadísimos de esta novela. Aunque todo es relativo porque Berenguer Ramón ha pasado a la historia como Berenguer el fratricida. Si bien esta es una parte de la historia a la que no llegan los acontecimientos del libro que acaba antes, puede darnos una buena idea de la "joyita" que era este gemelo al que la historia acusa de haber propiciado la muerte de su hermano en un supuesto accidente, para acaparar el todo el poder.
Pero no son los únicos malos, que también tendremos que incluir aquí a Guralda (una sirviente de los Barbany cuyo rostro quedó desfigurado tras una imprudencia de Marta cuando era una niña), Adelais de Cabrera (una noble que no soporta las atenciones que Marta pese a su condición plebeja recibe de la condesa Almodis), o Magí de la Vall (un cura al que vence la tentación de la carne y está dispuesto a traicionar a quien sea con tal de conseguir los favores de su favorita)

El entretenimiento como veis está garantizado, pero también junto a él, un buen número de conocimientos de la Barcelona de finales del siglo XI, que sin que nos demos cuenta llegarán hasta nosotros. Una manera muy entretenida de aprender historia o por lo menos interesarnos por ella.
Lo que tengo que advertir para los despistados como yo, es que Mar de fuego es la continuación de Te daré la tierra. Ya decía en una solapa añadida a la portada, que más de medio millón de lectores esperaban el nuevo libro de Chufo Llorens tras Te daré la tierra
Y tanto, como que es su continuación.
Lo cierto es que yo que no me había leído el anterior, no tuve ningún problema en seguir el desarrollo de este nuevo libro, que cuando es necesario, alude a sucesos del pasado que no son vitales para la comprensión de esta nueva novela, entre otras cosas porque se centra mucho más en la vida de su hija Marta. 

Te daré la tierra es la historia de cómo un campesino emprendedor llega a convertirse en uno de los hombres más ricos de Barcelona, mientras que Mar de fuego es la iniciación a la vida de su hija Marta, y la lucha de Martí Barbany por seguir con su negocio adelante.

Un libro más que recomendable para aficionados a la novela histórica en el que aunque es preferible haber leído primero Te daré la tierra, no es imprescindible la lectura del mismo para disfrutar éste.







VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más reseñas de novela histórica, pincha AQUÍ

8 comentarios:

  1. Yo leí La ley de los justos y me gustó mucho pero me da pereza empezar libros de tantas páginas. Luego reconozco que se leen solos de lo fácil que son pero al principio me cuesta emepzarlos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero me ha llamado muchísimo la atención, creo que me gustaría y mucho...
    Me alegro que hayas disfrutado de su lectura :)
    Un beso y gracias por la reseña!.

    ResponderEliminar
  3. Holaa
    Yo me lo leí como libro individual 100% y la verdad es que lo disfruté mucho en su momento. Al principio fue algo lioso, porque hay demasiados personajes que acaban siendo increíbles la verdad. Fue de mis primeros libros sobre histórica y me encantó

    ResponderEliminar
  4. Es un autor de histórica con el que nunca me he atrevido, así que gracias por acercarnos más a él, ya que sabía muy muy poco. Me apunto la recomendación, sin duda, porque parece ser una novela extraordinaria.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Con esta reseña es imposible no leerlo. Gracias!

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada del autor, y ya va tocando...

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Es una de esas novelas que sé que acabaré leyendo seguro, con lo que me gusta a mí la ficcion histórica! Y despues de leer La ley de los justos confío en que será amena y de interesante lectura por el estilo ágil del autor y su gran carga de informacion histórica.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Ahora mismo no me planteo el género histórico porque necesito libros más dinámicos, pero en un futuro no descarto empezar con el primero de esta saga...yo tampoco conozco nada de la Barcelona de esa época y tengo curiosidad.

    Besitos

    ResponderEliminar

Analytics