martes, 20 de septiembre de 2016

LUNA NUEVA (IAN McDONALD)

Luna Nueva (Luna I)
Ian McDonald





FICHA TÉCNICA

Título: Luna (Luna nueva)
Autor: Ian McDonald
Editorial: Ediciones B (Nova), 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 428








IAN McDONALD

De él nos cuenta la editorial en la solapa interior de la novela:

Ian McDonald nació en Manchester en 1960, hijo de madre irlandesa y padre escocés, y pronto se trasladó a Irlanda del Norte, donde vive desde entonces.
Ian McDonald es hoy reconocido como uno de los mejores y más reputados escritores de ciencia ficción del mundo. No en vano su vasta obra ha sido galardonada con el premio Locus, en dos ocasiones con el British Science Fiction Association Award (BSFA) a la mejor novela, el John W. Cambell Memorial y el Hugo al mejor relato corto.
Con Luna nueva inicia una nueva trilogía que ha convencido por igual a público y crítica, y ha sido finalista del premio BSFA 2015 a la mejor novela.






ARGUMENTO de LUNA NUEVA

«Ya he terminado con mi relato. Todo lo demás es historia. Pero ¿sabe?, no fui una chica del montón. No fui normalita. Fui extraordinaria». (Página 335)


Esta es la historia de  Adriana Corta, fundadora de Corta Hélio (que como su nombre indica su negocio es el helio que mandan a la tierra), que a sus ochenta años y viendo ya cercana la muerte repasa lo que ha sido su vida, su venida a la luna en busca de un nuevo horizonte y su lucha hasta convertir su negocio y su familia en uno de los Cinco Dragones que dominan la luna.
«Mi apellido. Empecemos por mi apellido. Corta. No es portugués sino español. En realidad en español tampoco es un apellido; es un sonido que recorrió el mundo de país en país, de idioma en idioma, hasta convertirse en palabra y luego en apellido para acabar llegando a las orillas de Brasil. (…)Mi ADN es de toda la tierra. El Viejo Mundo y el Nuevo; África, el Mediterráneo oriental, el Mediterráneo occidental, tupíes, japoneses, noruegos. Soy un planeta en una mujer». (Página 89)

Es la historia de la conquista y el dominio de un lugar que no perdona los errores, errores que se pagan la mayor parte de las veces con la muerte.
«Hay mucho que aprender. La Luna conoce mil formas de matarnos: esa es la primera regla y prevalece sobre cualquier otra. Hay formas de moverse, de interpretar signos y señales, de establecer comunicaciones o cortarlas, de analizar los datos del traje, y hay que entenderlas porque cualquier minucia que pasemos por alto puede cocernos, congelarnos, asfixiarnos o freírnos a radiación». (Página 115)

Es la historia de cinco empresas que se disputan el poder sobre la luna en una guerra de alianzas, pactos y traiciones, en un difícil equilibrio de poder:
Cuatro empresas habían surgido como grandes fuerzas económicas: las cuatro familias. Los Mackenzie habían sido los primeros en establecerse. Los siguieron los Asamoah, que ofrecían comida y espacio habitable. Después los Vorontsov desligaron sus operaciones de la Tierra para gestionar el ciclador, el cable orbital y el servicio de autobuses, y lo estaban envolviendo todo en vías férreas. Los Sun habían estado combatiendo a los representantes de la República Popular en la junta directiva de la LDC (Lunar Development Corporation) y por fin se habían libado del control terrestre. Cuatro empresas: cuatro dragones. Y yo sería el Quinto Dragón.








LUNA NUEVA


 Quiero que podáis disfrutar de una gran pieza musical durante la lectura de la reseña. Por eso os dejo el enlace a una pieza mencionada varias veces a lo largo de la novela. Hay que tener en cuenta, que el origen de la familia Corta es brasileña, de ahí esta singular pieza: Aguas de Março



Luna nueva es el comienzo de una trilogía. Y ya desde este mismo instante quiero dejar muy clara una cosa: Este primer libro no es autoconclusivo. Es más, termina en el momento en el que la tensión y la acción es máxima. Para que os hagáis una idea, es como si la primera película de la Guerra de las Galaxias terminara cuando la Estrella de la Muerte está atacando y destrozando a los rebeldes. Vamos, que te quedas con unas ganas tremendas de leer el siguiente, de saber cómo continúa la historia.

Con todo, el comienzo del libro no es fácil o al menos a mí no me lo resultó, porque lo primero que hace el autor es presentarte de golpe y porrazo un mundo totalmente diferente, con multitud de personajes, de familias a la vez, con palabras que de entrada no puedes conocer (hay un diccionario de términos que se emplea en esta novela al final de la misma), que cuando menos, te dejan un tanto confuso.
Sobre todo, porque el mundo lunar que nos describe es totalmente diferente al terrestre, no solo por lo que conlleva una gravedad mucho menor (lo que conlleva que si vienes de la tierra, pasado un cierto tiempo tu regreso a la misma no sería posible pues tu cuerpo no lo resistiría), sino porque su sistema de funcionamiento político, social y económico, no tiene nada que ver con lo que conocemos.
«A mí no me dieron a elegir; a ninguno de nosotros. No podemos volver; para nosotros no hay regreso». (Página 213)

Para empezar, en la luna nada es gratis. Y cuando digo nada, es nada, ni el agua ni por supuesto el oxígeno. De ahí que todos tengan implantado un contador que en todo momento les indique el estado de sus “finanzas”:
«Las barras de estado de sus cuatro elementos habían cobrado vida: agua, carbono, datos y aire. A partir de ese momento medían y cobraban cada trago, cada periodo de sueño, cada pensamiento y cada inspiración». (Página 20)

La luna es cualquier cosa menos una democracia: cinco grandes empresas, los Cinco Dragones son las que monopolizan toda la actividad y el poder:
«Tu madre construyó la Luna, Pero el legado político de la LDC y los Cinco Dragones es esencialmente feudal. Grandes casas y una monarquía que dispensa territorios y favores, que monopolizan el agua, el oxígeno y el carbono. Vasallos y siervos que deben lealtad a una corporación u otra. Es como el Japón de los shogun o la Francia medieval». (Página 134)

Cinco empresas que en realidad son cinco familias que un día llegaron a la luna:
«Los Vorontsov son unos bárbaros, los Asamoah son unos campesinos y los Corta son unos gángsters recién salidos de la favela. Los Sun y los Mackenzie construyeron este mundo, y pertenece a los Sun y los Mackenzie». (Página 159)

Tierra vista desde la luna
No es precisamente la luna un lugar agradable para vivir:
«Sé que debería sentirme afortunada por haber venido a trabajar aquí, pero estoy deseando volver a casa. No me gusta tu mundo Rafael Corta. Es taimado, estricto y feo, y todo tiene un precio. Creo que nunca podría acostumbrarme a esto. Sois ratas enjauladas: os basta con una mirada o una palabra a destiempo para comeros entre vosotros». (Página 190)

Aunque no toda la culpa de la dureza de la vida en la luna pueda achacársela a la propia luna:
«Dicen que la luna es dura. No; la gente es dura. Siempre es la gente». (Página 326)

En fin, bienvenidos a la luna:
«-Esto es la Luna…-…donde todo es negociable. Lo sé». (Página 209)






IMPRESIÓN PERSONAL

Os confieso que estuve tentado de dejar la lectura de Luna Nueva cuando llevaba unas cincuenta páginas. Pero afortunadamente decidí continuar, porque a partir del capítulo 3 en que Adriana Corta comienza a contarnos su vida, la novela acelera como un cohete despegando de la tierra y ya no hay quien frene la lectura hasta el final.
El final que ya os he adelantado que no es el final, que necesariamente habrá que leer cuanto antes la continuación.

Al margen de la fantasía que evidentemente tiene que tener, me ha gustado mucho la descripción del mundo lunar que el autor nos propone, en ese nuevo mundo tan duro y competitivo. Ahora bien, por más que en sus frases promocionales nos diga aquello de «La Luna quiere matarte y tiene mil formas de conseguirlo», mucho más peligroso que la Luna son sus propios habitantes. De sus intrigas y sus luchas deriva el mayor peligro para los personajes de esta novela.
Muchos personajes, que puedes encontrar agrupados por familias al principio de la novela. Un índice que he de reconocer que he tenido, sobre todo al principio, que consultar unas cuantas veces.

Resumiendo, pese a su desconcertante comienzo con una prueba de supervivencia en la luna (me pregunto si no hubiera sido más sencillo para los lectores que la novela comenzara en el capítulo 3), Luna nueva es una espectacular novela de ciencia ficción donde el elemento humano tiene tanta o más importancia que los elementos científicos que acompañan la narración. Prueba de ello es la altísima nota que he puesto a una novela que estuve a punto de abandonar.
Una novela imprescindible a los aficionados al género, si bien reconozco que, pese a las muchas intrigas que la acompañan, no sea una novela recomendable a aquellos que no disfruten leyendo ciencia ficción.






VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ


                


10 comentarios:

  1. Anda, pues a mí me has convencido, parece apasionante y distinta. Haces bien en avisar que le cuesta un poco acelerar y que estuviste a punto de desanimarte, pero al final te ha encantado y seguro que sigues con las continuaciones. Me la llevo. Bss

    ResponderEliminar
  2. No es un género que suela disfrutar así que esta vez, pese a tu fantástica reseña, voy a dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Trilogía, ciencia ficción, .... creo que en este caso no me voy a embarcar en su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me anoto la novela y, sobre todo, que coge ritmo a partir del tercer capítulo.
    Me ha llamado la atención que hasta cobren por dormir.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Esta vez no me lo llevo que la ciencia ficción no es lo mío.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. No me llama mucho la atención y si además hay que leer más libros para saber cómo acaba... Creo que lo dejo pasar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Ostras, qué buena pinta. Me lo llevo apuntado. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  8. Lo tenía apuntado de otra reseña, pinta muy muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. hola me ha sorprendido tu reseña ya que esta novela la tenía en mi punto de mira, me pirra la ciencia ficción, pero he leído alguna reseña que dejaban al libro por los suelos, y la verdad que la había descartado, pero para gustos colores no?? no sé si al final me decidiré pero me he animado un poco con tu reseña chao

    ResponderEliminar
  10. Me la apunto.Siempre he querido saber como se vive en la luna y esa pugna entre familias por sus elementos básicos.

    ResponderEliminar

Analytics