domingo, 23 de octubre de 2016

LA CHICA DEL TREN (PAULA HAWKINS) DOMINGOS DE CINE (63)

La chica del tren
Paula Hawkins




FICHA TÉCNICA

Título: La chica del tren
Autor: Paula Hawkins
Traductor: Aleix Montoto
Editorial: Planeta, 2015
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 493
PVP: 19,50 €









PAULA HAWKINS


Lo poco que la editorial nos cuenta de la autora en la solapa interior es lo siguiente:

Nacida y criada en Zimbabue, Paula Hawkins se mudó a Londres en 1989, lugar en el que reside desde entonces. Ha trabajado como periodista  durante más de quince años, colaborando con una gran variedad de publicaciones y medios de comunicación.






ARGUMENTO de LA CHICA DEL TREN


Todas las mañanas, a la misma hora, Rachel viaja camino del trabajo en un tren. El tren pasa por su antiguo barrio, por delante de lo que fue su casa. Su entretenimiento favorito es mirar por la ventanilla y fantasear con la vida de los que allí viven:
«Tampoco conozco sus nombres, así que tuve que inventármelos. (…) Son un dueto, un equipo. Y son felices, lo noto. Son lo que yo era, son Tom y yo hace cinco años. Son lo que perdí, son todo lo que quiero ser». (Página 25)

Un día observa con sorpresa que la mujer a la que observa todos los días en su jardín, es acariciada por otro hombre diferente. Cuando unos días después se entera de la noticia de que dicha mujer ha desaparecido, decide contárselo a la policía.






LA CHICA DEL TREN


La chica del tren ha sido uno de los libros más vendidos en el año 2015, éxito que se mantuvo en el 2016 en el que también resultó ser el libro más vendido el día de Sant Jordi. Una novela de la que he leído de todo, desde que es una maravilla, hasta todo lo contrario. Si lees esta reseña, sabrás cuál ha sido mi posicionamiento.

La chica del tren está narrado en primera persona por tres narradoras diferentes: Rachel, Megan y Anna. Rachel  es la chica que viaja en el tren. Megan es la mujer que ella ve desde el tren y que desaparece. Anna es la mujer que le quitó a Rachel su marido, Tom, con el que ahora vive en la casa que fue de la pareja

Mi principal problema con esta novela, es que en ningún momento he conseguido empatizar con alguna de sus protagonistas, comenzando por Rachel, una mujer cuya esterilidad la ha llevado a una profunda depresión de la que apenas ha conseguido salir. Eso sí, lo ha hecho sin su marido, que la dejó por otra mujer (Anna), convertida en una mujer alcohólica y como consecuencia de su adicción, sin trabajo. Que como resultado de todo lo anterior se haya convertido en una mujer obesa y nada atractiva, es algo que como lector no me influye (ya veremos en la versión cinematográfica cuánto de fea se atreven a ponerla)
«Ayer decidí que debía aceptar que mi papel en esta historia había terminado. Pero mis mejores ángeles volvieron a perder, derrotados por la bebida, por la persona en la que me convierto cuando bebo. La Rachel borracha no atiende a las consecuencias y, o bien se comporta de un modo excesivamente efusivo y optimista, o está consumida por el odio». (Página 170)

Esa imagen física y mental, es la que hace que desde el primer momento, la policía no haga mucho caso a lo que ella les cuenta, pues esto es lo que opinan de ella. Así, dice un policía:
«No es más que una mirona solitaria y un poco desesperada. Solo quiere verse involucrada en algo». (Página 278) dice una policía.

Tampoco es que me caiga mucho mejor Megan, cuya felicidad, esa que cree ver a través de la ventanilla del tren Rachel, es puramente ficticia, con necesidad de algo que ni ella misma sabe lo que es.
«Necesito encontrar algo que “deba” hacer, algo indiscutible. No puedo limitarme a esto, no puedo ser sólo una esposa. No entiendo cómo alguien puede hacerlo; no hay literalmente nada que hacer salvo esperar. Esperar a que el hombre regrese a cada y te quiera. O eso, o buscar algo que te distraiga». (Página 44)

Y como remate Anna, la mujer que le robó el marido a Rachel sin miramientos ni remordimientos. Una mujer mucho más parecida a Rachel de lo que ella misma sospecha. Lo único que realmente las diferencia es ese hijo que ella tiene.






IMPRESIÓN PERSONAL

Mal vas en una lectura si no hay uno solo de sus personajes con el que consigas empatizar. Te da un tanto igual que Rachel pueda tener razón y que la policía no la haga caso, porque es de pura lógica que así sea. Además, su actitud acosadora hacia contra Anna, no contribuye precisamente a que me pueda sentir a su lado.

¿La trama? Bien, entretenida y con un interés creciente para saber qué es lo que ha pasado. Aunque, un pelín tramposa sí que es, porque recurrir a que Rachel no consiga recordar qué es lo que pasó la noche en que Megan desapareció y solo lo vaya recordando poco a poco, es un recurso demasiado facilón, porque a partir de ahí el autor puede en el último momento sacarse lo que quiera de la chistera, como efectivamente termina haciendo.

No me atrevo a discutir con todo el público que ha comprado (y sigue comprando) esta novela hasta convertirla en una de las más vendidas, pero tanto como thriller (que es lo que es) o como novela negra (que en realidad no lo es), he leído tanto en el 2015 en el que se publicó, como en el 2016, novelas en dichos géneros muchísimo mejores.
Bien es verdad, que es una novela que se lee bien y que probablemente te hará pasar un rato agradable mientras la lees. Pero no pongas el listón muy alto si no quieres salir defraudado de su lectura.





VALORACIÓN: 7/10



Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ



Si quieres conocer más novedades editoriales 2015, pincha AQUÍ






LA PELÍCULA

El pasado 21 de octubre se estrenó en nuestro país la versión cinematográfica de La chica del tren, dirigida por Tate Taylor y protagonizada por Emily Blunt (Rachel), Rebecca Ferguson (anna), Haley Bennett (Megan), Justin Theroux (Tom), Luke Evans (Scott) y Edgar Ramirez (Dr. Kamal)
Película estadounidense para una novela ambientada en Inglaterra, que lo cierto es que por el tráiler tiene buena pinta.
Oídas las primeras críticas en la cadena Ser, en las que hablan de un libro que parecía pensado para convertirse en una película, hablaron de su decepción generalizada ante la misma, en la que dijeron que la película era aún peor que el libro.

Para empezar, y sin haber visto de la película más que el tráiler que aún habiendo leído el libro no es de los que destripa el argumento, hay una diferencia clarísima: Raquel, la protagonista.
Esta es la descripción que de ella misma hace:
«Ya no soy la misma chica de antes. Ya no soy deseable. Resulto más bien desagradable No es sólo que haya engordado un poco, ni que tenga el rostro hinchado por la bebida y la falta de sueño; es como si la gente pudiera ver el dolor escrito en todo mi cuerpo; es visible en mi cara, en mi postura, en mis movimientos».(Página 26)



Y claro, ves los fotogramas de la película y lo cierto es que mucho, mucho, no cuadra, porque ya me contaréis dónde está esa gordura (que ya sabemos que cuando alguien dice que ha engordado un poco es que tiene unos cuantos kilos de más). Y de desagradable nada, por más que en algunos fotogramas se la vea con cara de mal humor, algo que no equivale a no deseable.


Os dejo el trailer en español de la película







4 comentarios:

  1. Para mí sigue siendo una lectura pendiente. He leído reseñas de todos los tipos, aunque la mayoría incluye algún tipo de crítica, como pasa en la tuya. Es una pena que no la hayas podido disfrutar por completo. Tengo intención de leerla más adelante, más que nada para saber hacia qué lado se decantará la balanza en mi caso. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo tanto en el libro como en lo de que la protagonista no cuadra con la descripción del personaje. Licencias del cine lo llaman...

    Yo odio a todos los personajes pero creo que la autora ha creado a unas personas que son totalmente imperfectos y todos bastante odiables siendo consciente de ello.

    ;) Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. El libro lo leí y me entretuvo pero no fue más allá, y la película la veré este lunes...pero viendo el thriller, éste me pareció más atrayente que lo que resulto ser el libro. A ver qué tal.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me decepcionó. Siempre he pensado que está muy bien promocionada, pero no es tan buena como la pintan. Se deja leer, pero no es nada del otro mundo. Yo también he leído libros mucho mejores en los dos últimos años. No es una novela que recomendaría.

    ResponderEliminar

Analytics