martes, 6 de diciembre de 2016

LA FUERZA PARA CUÑAOS (ARTURO GONZÁLEZ-CAMPOS Y JUAN GÓMEZ-JURADO)

La fuerza para cuñaos
Arturo González Campos y Juan Gómez-Jurado




FICHA TÉCNICA

Título: La fuerza para cuñaos
Autor: Arturo González-Campos y Juan Gómez-Jurado
Editorial: Timunmas, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 223









ARTURO GONZÁLEZ-CAMPOS y JUAN GÓMEZ-JURADO


Esta es la biografía de los autores que aparece al final del libro:

Arturo González-Campos es monologuista, actor, coordinador de guiones de «El club de la comedia», locutor, actor, escritor de libros y de obras de teatro y guionista de televisión.
Ha hecho programas como «El Club de la comedia», «Splunge, «La Noche de Fuentes», «Se hace saber», «Así nos va» y obras de teatro como «5 hombres.com», «5 mujeres.com», «Tonta ella, tonto él» o «Vivir así es morir de humor».
Como nadie lo para, también ha escrito tres libros con «El club de la comedia» y los siete libros de La Parroquia: Y líbranos del mal humor, amén; Tonto el que lo lea; ¿Para qué sirve un cuñao?; ¿Vamos a la cama?; ¡Viva la madre que me parió!; Padre nuestro que estás en el sofá y Yo también fui a EGB y tampoco fue pa´tanto.
Ha impartido el Máster de Guion de Humor en la Universidad de Salamanca.
Cada noche durante ocho años, El Monaguillo y él dirigieron en Onda Cero el programa «La Parroquia».
Desde hace dos años dirige, con Javier Cansado, Rodrigo Cortés y Juan Gómez-Jurado, el podcast «Todopoderosos», que actualmente se graba desde el Espacio Fundación Telefónica.
Y encima es, probablemente, uno de los hombres más atractivos que hay sobre la tierra 


Juan Gómez-Jurado es periodista. Ha pasado por las redacciones de algunos de los principales medios españoles. Sus novelas se publican en más de cuarenta países, se han convertido en bestsellers mundiales y han conquistado a millones de lectores.
Pese a ello, Juan sufre en silencio el bullying de sus compañeros de Todopoderosos sin matar a nadie. Bueno, no.






LA FUERZA PARA CUÑAOS


Evidentemente, no hay argumento en este libro, puesto que no se trata de una novela. ¿Qué es entonces La fuerza para cuñaos? Una divertidísima revisión a todo el Universo Star Wars. Una visión desde el punto de vista de tres enamorados de la serie en aquellos que no la conocen, pero que sin duda disfrutaremos todos aquellos que la hemos seguido.
Aunque no lo digan, el fenómeno Star Wars ha traspasado las barreras generacionales. Basta con decir que en la presentación del libro que tuvo lugar en Madrid (pincha AQUÍ si quieres saber algo de lo que se dijo en dicha presentación),  ninguno de los asistentes (excepción hecha de alguno de los autores y el que esto escribe) pudo ver la primera película cuando se estrenó, puesto que ni siquiera habían nacido.

Lo que sí ha cambiado es el concepto que hoy día se tiene de los frikis. Para empezar, veamos lo que dice la RAE de dicho "palabro":

Friki:
1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico.
2. m. y f. coloq. Persona pintoresca y extravagante.
3. m. y f. coloq.  Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición

R2D2 y C3PO
No hay duda, buena parte de los seguidores de Star Wars son unos frikis, enfrentados en muchas ocasiones a los seguidores de Star Trek, pero esa es otra historia. Pero ojo con el término, que sólo es válido para España
«Has de saber que lo que nosotros llamamos friki en el resto del mundo es un geek o un nerd, pero si en cualquier país del mundo dices “soy un friki” no va a entender que eres aficionado a un tipo de cultura popular sino que, probablemente, tenas dos penes». (Página 21)

La fuerza para cuñaos arranca con un prólogo escrito por Rodrigo Cortés que arranca con fuerza (nunca mejor dicho) repartiendo estopa a los autores:
«El libro es malo. Digámoslo cuanto antes. A mí no me gusta. En mi descargo alegaré que no lo he leído, pero no necesito entrar en una cuadra para saber que huele. Me he guiado un poco por la trayectoria de los autores y un poco por su forma de vestir. Más por la forma de vestir».


Algo que quieren dejar muy claro desde un principio es que Star Wars no es una película de ciencia-ficción sino de fantasía (de ahí que lo de que suenen los disparos en el vacío carece de importancia). Para aclararlo, esto es lo que se define como fantasía.
«Películas de fantasía son, por tanto, todas aquellas que ocurren en universos o tiempos que no son el nuestro. Narnia, Los juegos del hambre, La historia interminable, Conan, Avatar…»


Si algo caracteriza a Star Wars es que supuso un antes y después en el público que asistía al cine. Aunque mucho me temo que nos hemos quedado ahí y que ahora los únicos que acuden masivamente al cine son ellos y los niños:
«Los productores descubrieron entonces que no es que los jóvenes no quisieran ir al cine, es que no estaban sacando productos que los llevaran. Y descubrieron también que los jóvenes de ahora no necesitaban películas tontas, sino que les camuflaran las reflexiones como su madre les camuflaba las verduras en la empanadilla». (Página 30)


Una de las características de la serie, por lo menos en la trilogía inicial (de la segunda mejor no hablar, aunque vaya que si se despachan a gusto), es que hay cosas que no son fruto de la casualidad. Lucas era un joven muy preparado que volcó sus estudios en lo que contaba:
«Lucas estudió en aquella época diferentes culturas, religiones, referentes literarios y políticos y todo eso está en Star Wars: no es un tipo que se pone a escribir y le sale una saga así, porque ha cenado fuerte, es un cerebrito que pone años de estudio al servicio de dignificar un género y de crear un nuevo modo de hacer cine que cambia la historia». (Página 33)


Steven Spielberg y Geroge Lucas
Claro, que a esto hay que agregar que se juntaba con una gente como Spielberg que terminó siendo otro de los que revolucionó totalmente la industria cinematográfica:
«Uno puede imaginarse a estos genios quedando para ir a tomar algo al McDonald’ s y charlando en plan:-Pues yo voy a hacer una peli de un extraterrestre que viene a la Tierra y conoce a un niño.-Pues yo lo que quiero es hacer una de unos frailes que pelean con tubos fluorescentes». (Página 34)

El capítulo 8, aunque aquí los llaman Episodios y los numeran en romanos, o sea, el Episodio VIII es el más largo del libro. Y tiene su por qué. Basta con fijarse en el título: Las películas contadas a tu cuñao. Star Wars en potito.
Tal cual. Una a una, por orden de estreno, irán desgranando las películas de la serie. Nos contarán de pe a pa el argumento. Eso sí, a su modo, faltaría más. Por ejemplo, así comienza para ellos El imperio contraataca:
«Estamos en el planeta Hoth, un planeta donde es una tontería poner una tienda de cubitos de playa porque está completamente congelado. (…) Es ese planeta está Luke Skaywalker, que se ha echado una Rebequita por los hombros y ha salido a explorar la zona montado en un animal que pega más en un tiovivo que en un planeta tan chungo y que se llama tauntaun». (Página 83)

Argumento que viene seguido por una delicada píldora de sabiduría a cargo de Juan Gómez-Jurado con un comentario “serio” (es un decir, porque en realidad habría que llamarlo punzante en algunas de ellas), curiosidades y anécdotas relacionadas con cada una de las películas.

Por cierto, sabremos el origen de una de las frases más célebres de la historia del cine, que por cierto, no es la que decimos, pues la que realmente se pronuncia es:
«No, Yo soy tu padre».

El último capítulo va dedicado a los personajes de la serie, si bien es verdad que por el camino ya hemos podido disfrutar de unas cuantas píldoras sobre los mismos.

La princesa Laia
«Rescatan a la bienpeinada, que resulta ser una tía con peor genio que Chicote visitando un kebab de barrio». (Página 68)

Darth Vader
«Darth Vader, el que habla como si necesitara un Ventolín». (Página 69)

Obi-Wan Kenobi
«Kenobi ya es un señor muy mayor que está más para ver obras que para pelearse con espadas». (Página 69)

Han Solo
«Han Solo mola y va de chulito, pero luego tiene el corazón de gominola». (Página 70)

Yoda (un sorprendente Jordi Pujol tomado para muchos como modelo)
«Va buscando a Yoda, que Obi-Wan le ha dicho que es un gran guerrero, pero a quien encuentra es un un viejo verde chiquitito que está completamente loco y que habla cambiando el orden de las palabras en todas las frases, lo cual es un problema si te quieres presentar a “La ruleta de la fortuna”». (Página 84)


No me preguntéis por qué, pero entre medio de Star Wars se cuela Juego de tronos, especialista en colarse en cualquier comentario de libro, serie o película:
«Cuando la encuentra, a la madre le queda menos vida que a cualquiera de “juego de tronos” al que le cojas cariño». (Página 137)


Y como todo libro que se precie, La Fuerza para cuñaos tiene también su epílogo a cargo de Javier Cansado. Un epílogo que también se las trae:
«Escribir el epílogo para un libro no es fácil. Sobre todo si no lo has leído, ni sabes de qué va, ni cuál es su tesis, y podría ser aún peor sin saber siquiera el título. Esto al menos lo sé». (Página 218)






IMPRESIÓN PERSONAL

Si te has saltado toda la parrafada anterior, creo que esta vez merece la pena que retrocedas un poco para ir empezando a disfrutar de este libro.
Porque La fuerza para cuñaos para empezar es un libro imprescindible para todos aquellos que disfrutamos con Star Wars, con muchos datos sobres la serie que conoceremos o no, pero contado todo ello con mucha gracia.
Pero al mismo tiempo, también podrán disfrutarlo todos aquellos que nunca se han interesado o acercado a esta serie, porque por mucho que no lo hayan hecho, seguro que su iconografía y sus personajes les suenan. Al menos, no tendrán excusa para no ponerse al día.

Esta puede ser una gran idea de regalo para estas navidades si tienes amigos o familiares fans (daos cuenta que no les he llamado frikis) de la serie al que queráis hacerle un regalo que además no es caro (15€) Seguro que os puede salvar algún amigo invisible de esos en los que no sabes que regalar.
Y desde luego, como muy bien recalcan los autores, te permitirá hablar estas navidades con tu cuñao, ese con el que no sabes que tema sacar.

Lástima que las imágenes que acompañan el texto sean en blanco y negro. Aunque me temo que si lo fueran, el precio no podría ser el mismo.





VALORACIÓN: 9/10

Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ




3 comentarios:

  1. No pinta nada mal. Parece divertido, jeje

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Pues parece un buen regalo para algunos amigos que tengo, porque para mí no lo veo, sinceramente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Esta si que no es para mí. La dejo ir.
    Besos

    ResponderEliminar

Analytics