martes, 13 de diciembre de 2016

NADA SUCIO (LORENZO SILVA Y NOEMÍ TRUJILLO)

Nada sucio
Lorenzo Silva y Noemí Trujillo






FICHA TÉCNICA

Título: Nada sucio
Autor: Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
Editorial: Menoscuarto, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 147









LORENZO SILVA Y NOEMÍ TRUJILLO


Como podría escribir miles de palabras a propósito de estos autores, voy a poner lo que esta editorial dice sobre ellos en la solapa interior de la novela


Lorenzo silva (Madrid 1966) ha cosechado prestigiosos premios literarios como el Premio Primavera, el Algaba de Ensayo, el Ojo Crítico, el Nadal y el Planeta, entre otros. Pero si se ha convertido en uno de los narradores más leídos del panorama hispano actual ha sido gracias a la serie policiaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, que inició con El lejano país de los estanques (1998) y cuya última entrega es Donde los escorpiones (2016)


Noemí Trujillo (Barcelona 1976) es poeta, escritora y escritora del sello Playa de Akaba. Su último poemario publicado se titula Un gigante sentado en el abismo del mundo (2016). Es autora de la serie infantil Judith ysus muñecas monstruosas.
Entre otros galardones, ha recibido los premios de poesía Fundación Espejo y Blas Infante, el Premio de Literatura Juvenil con Valores “La Brújula” y el Premio de Teatro Breve Miguel Hernández.






ARGUMENTO de NADA SUCIO


Desesperada porque no encuentra trabajo y recordando los dos meses que trabajó (gratis como quien dice) para un detective, Sonia decide montar una agencia de detectives.
No tarda en llegar el primer caso: una mujer que está siendo acosada por su jefe en una tienda dentro de ParqueSur, el gran centro comercial de Leganés.
La cosa no va a resultarle tan sencilla a Sonia, a pesar de la ayuda que le brinda su vecino Pau.






Sonia, investigadora privada 


NADA SUCIO


Con Nada sucio, comienza Seis doble, que es como reza la solapa interior la nueva serie de novela negra que propone Menoscuarto Ediciones para narrar las aventuras de la atractiva detective Sonia Ruiz.

Una serie que se caracteriza porque cada una de las novelas va a escribirlas un autor diferente, de manera que cada uno irá enriqueciendo los personajes desde su punto de vista, respetando lo escrito por los demás hasta ese momento. Una aventura literaria que comienza de la mano de Lorenzo silva y Noemí Trujillo.
No es la primera vez que escriben juntos, pues ya lo hicieron en Suad, una estupenda novela corta que obtuvo el V Premio La Brújula de Editorial San Pablo de novela infantil y juvenil de valores (un claro ejemplo de cómo escribir una novela que atrape adolescentes y que pueda gustar también a todo tipo de públicos)

A estas alturas, lo que nadie puede dudar es que Lorenzo Silva domina las claves del género negro. En Nada sucio va a darle un giro a las claves y los clichés del género. Como todo buen aficionado a la novela negra sabe, uno de los tópicos más comunes es el del detective muerto de asco en ese cuchitril que tiene por despacho, lleno de deudas hasta el cuello y sin un céntimo, a la espera que por la puerta entre el mirlo blanco con el caso que le resuelva todas sus penurias económicas. Solo que en vez de un mirlo blanco entra una rubia platino de piernas esculturales que le va a traer más quebraderos de cabeza que dinero a su cuenta.
En nada sucio, lo que encontraremos es justo todo lo contrario, el caso de una joven que harta de no encontrar trabajo, de que solo le salgan chapuzas mal pagadas por uno o dos meses, de que la carrera que estudió no le sirva para nada, decida liarse la manta a la cabeza y convertirse en detective. Como no tiene nada, nada tiene que perder:
«Sonia solo necesitaba una oportunidad, era todo lo que le pedía al mundo, pero el mundo no parecía querer dársela, De modo que se la buscaría ella por su cuenta. Así son las cosas. Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Eso solía decir siempre su difunto padre: que en esta vida solo tienes aquello que peleas». (Página 15)

Lo que está claro, es que los tiempos han cambiado, así que nada de poner anuncios en el periódico, que para eso está Internet. O ese lado oscuro de Internet que no deja huella y en el que sin riesgos (o al menos eso es lo que ella cree), puede poner su anuncio para captar sus primeros clientes:
«No podía anunciarse de forma legal, porque ella no era detective privado ni había estudiado para serlo, y además no pensaba pagar impuestos. Estaba mal, ya lo sabía, pero sobrevivir está por encima de la ética». (Página 17)

Y nada mejor que un buen eslogan para atraer clientes. ¡Qué más da que sea copiado!
«Le copié el eslogan al señor Lobo, el de Pulp Fiction. “Investigaciones SR. Soluciono problemas. Cualquier problema». (Página 21)


Sonya Cross
Pero vayamos al principio, ¿quién es esta chica? Ella es Sonia Ruíz, una joven madrileña que vive en Getafe, en el popular barrio de Las Margaritas, hasta que se compró piso y se mudó a un barrio próximo de nueva construcción de la ciudad: Getafe Norte. Un piso que va a ser su ruina porque su pareja la ha dejado con la hipoteca sin terminar de pagar.
Eso la ha dejado deprimida una buena temporada que ha aprovechado para coger unos kilos de más, a pesar de lo cual, se sabe poseedora de un físico que gusta a los hombres:
«Ella le caía bien porque le recordaba a la detective Sonya Cross, miembro del departamento de policía de El Paso en la serie de televisión The Bridge». (Página 13)

Por más lanzada para delante que pueda parecer, Sonia no deja de tener la ingenuidad de la juventud.
«¡Que gracia me haces, Sonia! A veces eres tan ingenua. Parece mentira que seas mayor que yo». (Página 27)

No está sola en esta nueva etapa de su vida, pues la acompaña Pau, su joven vecino, al que hizo de canguro no hace tanto tiempo. Una relación muy peculiar pues ambos, por más que quieran disimularlo, están enamorados, pese a lo cual, o precisamente por ello, marcan unas barreras que les impidan llegar más allá, convirtiendo su relación en algo muy peculiar
«Pau era un muchacho de veinte años, que tenía tatuados brazos y piernas, que no aprobaba una asignatura de la carrera ni por casualidad, y que era un negado para casi todo lo que no fuera informática». (Página 16)

Aunque no hay duda de que es el amor lo que hace que Pau, en su afán por protegerla, se lance con ella a la aventura.
«Los dos, al final, se iban a dejar llevar por aquella aventura disparatada, y como tantas otras cosas antes, lo iban a hacer juntos, porque se fiaban en uno al otro». (Página 19)

Y toda una aventura es en lo que se meten cuando comienzan a resolver el primer caso que les llega a sus manos. Un caso de lo más actual: el de una mujer que está sufriendo acoso por parte de su jefe. Un acoso que va más allá de donde ella sospecha. Y es que la tecnología es un gran peligro del que no somos siempre conscientes_
«No es verdad que la tecnología no es nada, como sostenía Steve Jobs; la tecnología, al nivel actual es la herramienta más potente que hemos desarrollado, un arma de doble filo que puede provocar tantos beneficios como desastres». (Página 143)






IMPRESIÓN PERSONAL

No ha podido tener mejor arranque esta serie, porque hay que reconocer que la pareja de Sonia y Pau es de las que atrapa. Lo hace por su frescura, su ingenuidad. Probablemente será cosa de las cuatro manos que han escrito esta novela, que tenga un aire negro totalmente diferente, mucho más juvenil (tampoco hay que olvidar que en sus comienzos Lorenzo Silva escribió la trilogía de Getafe, que era novela juvenil)
Tenemos pues con Nada sucio una novela negra con toques juveniles. Que no eche esto para atrás al lector adulto de novela negra. Al contrario, es un aliciente más para leer la novela, que no deja de mostrarnos la realidad actual (acoso laboral, extorsión a través de las redes sociales, paro, exclusión) desde el punto de vista de unos jóvenes a los que la vida aún no ha terminado de quemar.

No hay duda de que Nada sucio sienta las bases de los dos protagonistas para continuar la serie (tengo gran curiosidad por saber quién va a continuarla). Pero es que además, a pesar de que el caso queda completamente cerrado, lo deja lo suficientemente abierto como para que el próximo escritor puede desarrollar los dos personajes del modo que estime oportuno.

También consigue Nada sucio actualizar la novela negra, algo que no es nada fácil. No se trata sólo de darles una vuelta de tuerca a los clichés del género, sino de crear una trama muy actual y mucho más común de lo que nos gustaría, de ahí que resulte tan natural. Y además lo trata desde un punto de vista, el de sus protagonistas muy fresco y juvenil.
Todo ello consigue que sus ciento cincuenta páginas se pasen en un suspiro y te dejen además, pese a su crítica a la sociedad, un buen regusto en la memoria, una cierta sensación de placidez. Muy curioso y contradictorio, porque la novela negra precisamente lo que te crea es una sensación de desasosiego, esa sensación de que, aunque hayan ganado los buenos, es una victoria provisional sobre el mal.

Una novela muy recomendable a todos los públicos, sin distinciones de edad (tal vez una muy buen relato para introducir al público joven en la novela negra) sean o no seguidores de la novela negra.





VALORACIÓN: 8/10




Si quieres conocer más reseñas de novela negra, de misterio o policiaca pincha AQUÍ


Si quieres conocer más novedades editoriales 2016, pincha AQUÍ 




2 comentarios:

  1. Pues no he leído aún nada de estos autores pero creo que un libro a tener en cuenta, especialmente por esos aires renovados que aportan al género.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta. Me has convencido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Analytics